cancer-de-pulmon

Cáncer de pulmón: uno de los más letales pero con grandes avances en su tratamiento

Es uno de los cánceres más letales y también más frecuente, pero hay esperanza en su tratamiento. Conoce esta enfermedad por la que ha fallecido el divulgador científico Eduard Punset.

by Nuria Safont

Hace pocas horas hemos sabido que el político, divulgador y presentador Eduard Punset ha fallecido tras luchar contra su larga enfermedad, un cáncer de pulmón que arrastraba desde hacía más de 10 años y que el catalán no dudó en hacer público allá por el 2008. De hecho, en el transcurso del programa 'El convidat', de TV3, presentado por Albert Om, el propio Punset hablaba de su enfermedad.

El cáncer de pulmón es el responsable del mayor número de muertes de entre todos los tipos de tumores y su incidencia está aumentando entre las mujeres de los países occidentales debido al incremento de las mujeres fumadoras. Según expertos del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) cada año mueren 21.200 españoles a causa del cáncer de pulmón, un 82% hombres y un 17% mujeres. Para este grupo de estudio es “esencial” poner el foco en este tumor, ya que las cifras que arroja en España son demoledoras. A nivel mundial este tumor aparece en 1,6 millones de personas cada año y deja tras de sí 1,3 millones de muertes. En nuestro país más de 400.000 personas han muerto por su causa en los últimos veinte años. Y para el futuro, se estima que las cifras continúen en alza.

- Relacionado: El cáncer de pulmón, un problema también de la mujer

"Existen, fundamentalmente, dos tipos de cáncer de pulmón: de célula pequeña y de célula no pequeña. Pero en la era de la medicina personalizada, en realidad, hay muchos más que se definen por las alteraciones genéticas que podemos tratar con terapias dirigidas o inmunoterapia. En un futuro no muy lejano cada tumor se tratará de forma diferente en función de su perfil molecular", indica el doctor Luis Seijo Maceiras, especialista en Neumología de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid.

El tabaco, una de las causas 

A diferencia de la mayoría de los cánceres, en este tipo sí se conoce una de las causas: el tabaquismo. De hecho, si se dejara de fumar desaparecerían hasta el 90 por ciento de los cánceres de pulmón. En este sentido, una de las actuaciones necesarias en 2019 según el GECP es la prevención primaria del tumor y la lucha contra el tabaquismo. “A nivel social, no debe olvidarse que la actuación más eficiente frente al cáncer de pulmón es la prevención primaria evitando o reduciendo el tabaquismo y es preocupante el repunte del consumo de tabaco en la población española, especialmente en la población adolescente y las mujeres. Por lo tanto, se requieren nuevas actuaciones específicas para disminuir la incorporación al hábito tabáquico en este grupo”, señala Bartomeu Massuti, secretario del GECP y jefe de Oncología del Hospital General de Alicante.

Otros factores de riesgo

  • Exposición al radón, un gas radiactivo que se halla en las rocas y en el suelo de la tierra, formado por la descomposición natural del radio
  • La exposición a carcinógenos como el amianto, uranio, arsénico y ciertos productos derivados del petróleo,
  • Predisposición genética, ya que se sabe que el cáncer puede estar causado por mutaciones (cambios) del ADN, que activan oncogenes o los hacen inactivos a los genes supresores de tumores. Algunas personas heredan mutaciones del ADN de sus padres, lo que aumenta en gran medida el riesgo de desarrollar cáncer.

- Relacionado: Inmunoterapia contra el cáncer: un tratamiento revolucionario en marcha

Síntomas del cáncer de pulmón

Entre los síntomas más comunes destacan:

  • Tos o dolor en el tórax que no desaparece y que puede ir acompañada de expectoración.
  • Un silbido en la respiración, falta de aliento.
  • Tos o esputos con sangre.
  • Ronquera o hinchazón en la cara y el cuello.
  • Disnea o sensación de falta de aire

¿Cómo se trata? 

Hasta hace poco, el tratamiento consistía en la cirugía para unos pocos (30% aproximadamente) con o sin tratamiento adicional combinado con radioterapia y/o quimioterapia. "La quimioterapia convencional se usa en la mayoría puesto que un 40-50% de los pacientes debutan con enfermedad extendida. Sin embargo, desde hace unos años contamos con terapias dirigidas incluyendo los TKIs ( inhibidores de la tirosina cinasa) que son muy eficaces en pacientes con mutaciones del gen EGFR (10-15%), fármacos dirigidos contra los tumores que muestran translocaciones del gen ALK, y más recientemente inmunoterapia, un concepto novedoso que se basa en recuperar la respuesta inmunológica frente al tumor ", explica el doctor Luis Seijo. 

La inmunoterapia en cáncer de pulmón 

El cáncer de pulmón ha sido en el último lustro el tumor que más mejora ha experimentado en cuanto a supervivencia, gracias al desarrollo de nuevos fármacos inmunológicos, biomarcadores y de las terapias personalizadas. “Sin embargo, con un 10% de supervivencia global, seguimos lejos de lo logrado en mama o colon”, explica el doctor Mariano Provencio, presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón y jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro.

Por ello, para este grupo de investigación formado por 470 especialistas de todo el país, 2019 será un año clave en cuanto a investigación y actuación frente al tumor, pero para ello son necesarios más recursos públicos que fomenten el desarrollo de ensayos clínicos independientes y acciones específicas de prevención primaria.

“El cáncer de pulmón es el tumor que más puede beneficiarse de los hallazgos en inmunoterapia, pero es preciso que se destinen más recursos a su investigación”, asegura el doctor Mariano Provencio. Y es que el cáncer de pulmón aglutina el 21,5% del total de muertes por cáncer en España y sólo recibe el 4,1% de la financiación pública a la investigación oncológica.

En este sentido, tal y como explica el doctor Bartomeu Massuti, “la inmunoterapia se ha consolidado como una alternativa terapéutica para muchos pacientes con cáncer de pulmón metastático y localmente avanzado y abre la expectativa de prolongar la supervivencia en grupos de pacientes, en mayor proporción que la quimioterapia citotóxica y los tratamientos dirigidos a alteraciones genómicas”. Para el secretario del GECP, “los siguientes retos que ya se están investigando son las combinaciones de la inmunoterapia con otros fármacos inmunomodulares, con quimioterapia y con radioterapia”.

¿De qué depende el pronóstico de esta enfermedad?

El pronóstico depende en gran medida del estadio tumoral que se define cómo en muchos otros tumores por la localización y tamaño del tumor, la presencia de afectación ganglionar, y las metastasis. Últimamente se está viendo que "influye también el perfil molecular. Algunos pacientes con enfermedad muy extendida pueden vivir años si el tumor presenta una mutación favorable que nos permita usar alguno de los fármacos mencionados. También influyen sexo, edad, hábito tabaquico, y situación funcional del paciente", concluye Luis Seijo Maceiras, de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid. 

Más sobre: