Lentejas

¿A qué nos referimos cuando hablamos de oligoelementos?

Hierro, cobre, zinc o manganeso son algunas de estas sustancias inorgánicas que son indispensables para el buen funcionamiento del organismo

by Gtresonline

Los minerales son indispensables en nuestra dieta y de vital importancia para la actividad humana. Son sustancias de origen inorgánico que conforman el 5% del peso corporal de nuestro organismo y que desempeñan funciones específicas para el cuerpo, como la elaboración de tejidos como huesos y dientes, el buen funcionamiento de las células, la regulación del ritmo cardíaco o la producción de las hormonas.

Hay 26 minerales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Mientras que los macrominerales son los minerales que se necesitan en grandes dosis (sodio, calcio, potasio, fósforo, azufre y magnesio), los oligoelementos son los que se requieren en pequeñas cantidades, incluso solamente en estado de trazas. Deben formar parte de la alimentación diaria ya que son eliminados constantemente y debemos reponerlos.

Leer: Estos 6 alimentos ricos en minerales deberían estar, sin falta, en tu despensa

Hierro

El hierro es el oligoelemento más abundante del organismo. Se trata de un mineral responsable del trasporte del oxígeno de los pulmones a las distintas partes del cuerpo y esencial en la elaboración de hormonas y los tejidos conectivos. Se encuentra principalmente en la carne roja, las legumbres, el salmón, el atún, las frutas deshidratadas, los huevos o los cereales.

cerealesVER GALERÍA

Cobre

Las funciones principales de este oligoelemento es su participación en la síntesis de glóbulos rojos. El marisco, las legumbres, las nueces, las patatas, las verduras de hoja verde y las frutas deshidratadas son algunos de los alimentos de los que podemos obtener este mineral.

Manganeso

Este micromineral Participa en la síntesis de los ácidos grasos e interviene en la producción de hormonas sexuales. Las verduras, las hortalizas verdes, la remolacha, los cereales integrales, las legumbres, los guisantes, las nueces, la leche y sus derivados lácteos son algunas de las principales fuentes de manganeso.

Yodo

El yodo es fundamental en la síntesis de hormonas tiroideas, esencial en la regulación del organismo. Además, ejerce un papel fundamental durante el embarazo. Las alteraciones en los niveles de este oligoelemento pueden provocar hipertiroidismo o hipotiroidismo que produce desajustes en el metabolismo. El pescado y el marisco son las principales fuentes de yodo, que también se puede encontrar en la sal yodada y algunas frutas y vegetales.

Leer: Los minerales que tus hijos necesitan para crecer

Selenio

El selenio es un mineral antioxidante, indispensable para el antienvejecimiento celular. Está disponible en carnes rojas, hortalizas, mariscos, huevos y cereales integrales, entre otros.

Cobalto

El cobalto ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y es importante en el metabolismo. Se puede encontrar en la remolacha, los lácteos, el pescado, las legumbres, los vegetales de hojas verdes o los cereales integrales, entre otros.

Zinc

Tiene un efecto directo en el crecimiento, desarrollo neurológico y en el sistema inmune. Está implicado en todos los sistemas de mantenimiento y regulación corporal. Las legumbres, las nueces, los cereales integrales, el jengibre, el pescado blanco y el marisco son algunos de los productos en los que podemos encontrar zinc.

Flúor

Este oligoelemento se encarga de endurecer el esmalte dental e inhibe la acumulación de bacterias en boca, impidiendo la destrucción de los dientes. También interviene en la formación y en el fortalecimiento de los huesos. Se encuentra en alimentos como el té, el café, el pescado, el marisco y vegetales como las espinacas o la col.

Leer: ¿Sabes de dónde obtener los minerales más importantes para tu organismo?

Más sobre: