Estos 6 tipos de tomates demuestran que no todos son iguales

Estos 6 tipos de tomates demuestran que no todos son iguales

Si existe una fruta realmente versátil esa es el tomate, que ha sabido hacerse un hueco en las mesas de los hogares españoles desde hace siglos, cuando llegó por primera vez desde México.

by Cristina Soria

Según datos de la USDA, la agencia norteamericana destinada a la agricultura, se calcula que han llegado a existir hasta 10.000 tipos diferentes de tomates, aunque en la actualidad solo se mantienen los cultivos del 20% de estas variedades. Suficientes, pues de esta forma podemos encontrar 2.000 tipos distintos en la actualidad.

Esta fruta que consideramos parte de nuestra cultura, que está presente en el gazpacho y que jamás podríamos olvidar en una ensalada, es realmente de origen mexicano y llegó a la Península Ibérica a principios del siglo XVI. Su nombre azteca fue “tomatl” y los españoles apenas introdujeron el cambio de una letra, pese a que su nombre científico acabó siendo “Lycopersicon esculentum”.

Hoy en día en España el tomate es la estrella de las fruterías. Según los datos de la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas, Hortalizas y Plantas vivas (FEPEX) el tomate es el producto vegetal con mayor consumo en nuestro país, que se estima en más de 12 kilos por persona al año. Del total de consumo anual, esto sería un 23% de las frutas y hortalizas que de media tomamos los españoles al año, según un estudio de Mercasa sobre Alimentación en España.

La ciencia ha producido mejores tomates

Sin embargo, si viéramos el primer tomate que vio Felipe II y los tomates de hoy en día probablemente descubriremos grandes diferencias. Pues todas las plantas que se destinan a la alimentación han sido modificadas por el ser humano para conseguir un cultivo más provechoso y resistente, con más color, sabor y nutrientes.

Hasta hace poco, la forma de generar nuevas variedades consistía en los cruces, pero de forma más reciente los transgénicos y otros cultivos de laboratorio han modificado los tipos de vegetales y han dado con nuevos tipos que poco a poco vemos de forma común en nuestras fruterías de siempre.

Leer: Cocina sana: platos fríos y calientes a base de tomate

Cherry

 

CherryVER GALERÍA

Este es el tomate favorito de los niños. Resulta divertido ver su pequeño tamaño y apreciar cómo mantiene el sabor y color. Existen variedades de cherry similares a otros tipos, no solo el tomate redondo y rojo. También hay cherry con forma de pera, verdosos, amarillos o con formas irregulares. Las aplicaciones son muy diversas, pero son especialmente útiles en ensaladas y guarniciones.

De pera

 

De peraVER GALERÍA

Pese al nombre, la variedad consumida en España tiene una forma más bien ovalada, siendo una pera más cercana a un triángulo. Estos tomates son muy útiles para elaborar gazpacho, pues tienen un gusto con cierto matiz dulce que encaja muy bien con el vinagre y el pepino. Mantienen un color rojo intenso y su piel es lisa y dura, con un brillo muy característico. La zona del corazón no es tan dura como la de otras variedades, por lo que se puede aprovechar más que otros para cortar en ensalada.

Corazón de buey

 

Corazón de bueyVER GALERÍA

Con la llegada de los tomates “perfectos” a las fruterías cada vez echamos más en falta las formas naturales de esta fruta. Y así ha ido cogiendo protagonismo una variedad que es todo lo contrario a un tomate redondo y perfecto. Se llama corazón de buey porque es grande y mantiene unas divisiones en su piel que recuerdan a la forma de un corazón. Dentro tiene pocas semillas y su sabor es dulce y muy indicado para comer al natural, con apenas un leve espolvoreo de sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Leer: 'Smoothies' de tres tomates

Kumato

 

KumatoVER GALERÍA

Son tomates redondos con una tonalidad verdosa oscura. Tanto es así que se han llegado a denominar como “tomates negros”. Son catalogados como tomates delicatessen porque son muy jugosos y aportan un sabor dulce delicioso. Es fuente de licopenos, que encontramos especialmente en su piel, por lo que sirve como un antioxidante natural.

Rosa de Barbastro

 

Rosa de BarbastroVER GALERÍA

Este tomate es uno de los más buscados por el sabor tan especial que aporta, entre dulce y ácido. Su color tiene tonalidades rosas y su pulpa es suave y compacta. Resulta muy aromático y sirve para cualquier elaboración, especialmente en ensaladas, donde podemos apreciar y degustar mejor sus matices.

Raf

 

RafVER GALERÍA

Este tomate tiene su origen en Almería y tiene una apariencia similar al kumato, porque puede ser oscuro, pero tiene la piel algo más dura y su forma es más irregular. Sin embargo, su creación fue buscando un objetivo de resistencia. El nombre “raf” probablemente te sorprenda, y si te parece que son siglas andas en lo cierto, porque RAF significa “Resistentes Al Fusarium”, que es un hongo que puede afectar negativamente a los cultivos. El tomate raf también se denomina “pata negra”, porque aporta un sabor dulce y una consistencia muy equilibrados.

Leer: Trucos para sacarle todo el partido a las frutas en la cocina

Más sobre: