De estas formas podrás quemar grasa mientras duermes

Perder peso

Así podrás quemar grasa mientras duermes

No desaproveches la oportunidad de deshacerte de la grasa que te sobra mientras duermes. Puedes conseguirlo con unos hábitos muy sencillos que, además, te garantizarán un buen descanso.

by Cristina Soria

¿Adelgazar mientras dormimos? Es posible. Cuando pensamos en quemar grasa centramos todos nuestros esfuerzos en la dieta y en el ejercicio físico, porque sabemos que son imprescindibles si queremos reducir peso corporal, además de ser dos factores claves para cuidar de nuestra salud.

Pero como no queremos dejar ningún cabo suelto a la hora de deshacernos de la grasa que nos sobra, no viene nada mal conocer qué otros hábitos diarios pueden ayudarnos a lograr nuestro objetivo, nada más y nada menos que cuando estamos durmiendo. 

Entrena tu resistencia física

Sabemos que una de las mejores formas de quemar grasa es el ejercicio físico, pero no todas las formas de hacerlo son iguales. Si bien es importante que hagas ejercicios de tipo aeróbico, como la elíptica o el running, para quemar grasa de manera efectiva es necesario realizar un entrenamiento de fuerza o de resistencia, que es el que te permitirá ganar músculo y hacer que tu cuerpo siga quemando grasa hasta 16 horas después de haber entrenado. 

Por eso el HIIT, las pesas o la calistenia no deben faltar en tu rutina de entrenamiento para mantener tu metabolismo activo mientras duermes plácidamente por la noche. 

Leer: Estas razones te harán cambiar el entrenamiento de gimnasio por ejercicios al aire libre

Duerme lo suficiente (y en un ambiente fresco)

Si no descansas las horas suficientes durante la noche, no le estarás dando tiempo a tu organismo a quemar grasa. La razón es que mientras duermes tu cuerpo libera dos hormonas, la ghrelina y la leptina. Si dormimos las horas necesarias, tu cuerpo liberará la cantidad necesaria de leptina, que es la encargada de aumentar la sensación de saciedad y evitar que comamos de más de manera innecesaria. Al mismo tiempo, se reduce la producción de ghrelina, que es la culpable de estimular el hambre aunque no necesitemos comer.

De estas formas podrás quemar grasa mientras duermes VER GALERÍA

Pero, además, de dormir lo suficiente, es recomendable hacerlo en una habitación fresca y bien ventilada, que no solo nos garantizará un mejor descanso, sino que hará que nuestro cuerpo consuma más calorías por la noche para equilibrar su temperatura.

Leer: Descubre las máquinas de gimnasio que realmente merecen la pena

Infusiones antes de ir a dormir

Las infusiones digestivas y naturales son tus mejores aliadas antes de ir a dormir. Además de ayudarte a conciliar el sueño y a tener un mejor descanso, ayudan a tu organismo a deshacerse de toxinas y a impedir que se acumulen en él mientras duermes. Por otro lado, una infusión caliente antes de acostarte evitará que se active tu apetito y reducirá cualquier posible sensación de ansiedad.
La manzanilla, la tila, el agua tibia con limón y jengibre o cualquier infusión sin teína te servirán para desinflamar el sistema digestivo, mejorar la digestión y garantizarte un sueño profundo y reparador.

Cuidado con la contaminación lumínica

Asegúrate un buen descanso reduciendo al máximo la contaminación lumínica antes de ir a dormir, ya que es una de las principales causas de que tu cuerpo no genere la melatonina necesaria para conciliar el sueño. Y la melatonina no es solo una hormona necesaria para descansar adecuadamente, sino que también interviene en la metabolización de las grasas.

Por eso es importante que desaparezcan de tu vista las pantallas, especialmente la del móvil o el ordenador, antes de ir a dormir. En su lugar, unos minutos de lectura te ayudarán más a conseguir tus objetivos y serán más beneficiosos para tu bienestar, tanto físico como mental.

Leer: ¿Por qué es tan importante estirar después de hacer deporte?

Más sobre: