Así sabrás que tienes déficit de magnesio

Es un mineral esencial y participa en múltiples funciones del organismo, entre ellas, la de sentirte con más fuerza y vitalidad. Estos son los síntomas que te alertan de que puedes necesitar tomar más

Dr. Eduardo Junco


Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

El magnesio es una sustancia que se encuentra de forma abundante en la naturaleza y que consumimos a través de los alimentos. Está considerado como un mineral esencial para la prevención del envejecimiento neuromuscular, interviene de forma decisiva en la estructuración del tejido óseo y de la dentición, previene la osteoporosis y mantiene la actividad, el tono y el metabolismo del sistema nervioso y de los músculos.

Lee también: 10 alimentos ricos en magnesio para combatir la fatiga

Las necesidades diarias de magnesio en un adulto sano son de 35 a 45 mgrs por día. Su absorción se efectúa en los tramos iniciales del intestino y su metabolismo se encuentra muy ligado al del potasio y el fósforo, otros minerales. 

El aporte insuficiente de magnesio a través de la dieta suele ser uno de los factores más importantes de déficit. Pero no el único. Las alteraciones intestinales, como la diarrea crónica o los síndromes de mala absorción intestinal en la infancia o en edades avanzadas de la vida también pueden favorecer esta deficiencia.

Por otro lado, los trastornos endocrinos que afectan a glándulas que intervienen en el metabolismo del magnesio, como la tiroides, las paratiroides o las suprarrenales, así como el uso de diuréticos también pueden producir una disminución de la absorción del magnesio. 

- Relacionado: Flora intestinal sana: alimentos que devuelven su equilibrio

Síntomas de déficit de magnesio

Los síntomas clínicos y orgánicos que produce la disminución del magnesio en sangre suelen ser de aparición lenta pero progresiva y se caracterizan por:

  • Falta de apetito
  • Decaimiento
  • Fatiga, tendencia al sopor
  • Letargia
  • Debilidad muscular
  • Dolores articulares y musculares
  • Sensación de náusea y malestar

Con el tiempo, puede aparecer también irritabilidad, disminución de la capacidad de concentración, confusión mental y parestesias.

Si la alteración metabólica no se corrige se pueden alterar otras constantes, como el calcio y el fósforo, pudiendo aparecer temblores musculares, espasmos, alteraciones del ritmo cardiaco y palpitaciones.

- Relacionado: Si tienes déficit de vitamina D, puede que necesites magnesio

magnesioVER GALERÍA

Cómo prevenir la falta de magnesio

La mejor forma de prevenir la falta de magnesio es mantener una dieta sana y equilibrada a base de alimentos naturales, poco elaborados.

Si aun así se produce una disminución del magnesio existen múltiples preparados farmacológicos que se pueden utilizar como prevención en diferentes situaciones o épocas de la vida. Así, durante la primera infancia, la adolescencia, el embarazo, la lactancia o en épocas de ejercicio físico intenso o en edades avanzadas de la vida, el magnesio es un suplemento necesario y beneficioso.

El magnesio en los alimentos

Los alimentos más ricos en magnesio pertenecen al reino vegetal y son los granos de cereales, las legumbres y los frutos secos.

Por este orden, estos son los alimentos más ricos en magnesio:

  • Salvado de trigo
  • Cacao
  • Pipas de girasol
  • Soja
  • Judías secas
  • Nueces
  • Arroz
  • Higos

Los alimentos frescos frutas y verduras, carnes y pescados contienen magnesio pero en menor proporción.

- Relacionado: Calcio, fósforo, hierro... ¿en qué alimento encontramos cada mineral?

Más sobre: