Si no logras sacar resultados de tu entrenamiento con spinning estas pueden ser las causas

Perder peso

Razones por las que tu entrenamiento de 'spinning' no está fucionando

Hay ocasiones en las que realizando un entrenamiento intenso de 'spinning' no conseguimos resultados y sentimos que nuestro trabajo físico no avanza. Estas son las causas más comunes.

by Cristina Soria

Hacer ejercicio puede acabar siendo una actividad divertida que deseamos hacer, al margen de sus beneficios para el organismo. Sin embargo, la primera y más importante razón por la que invertimos tiempo y dinero en el gimnasio es mejorar nuestra forma física y nuestra salud, y así vernos y sentirnos como deseamos. Por eso, el spinning es una muy buena opción para entrenar.

Además, haciendo ciclo indoor también estamos levantando el ánimo, porque se trata de un ejercicio muy vital, con música que hará que sientas cómo la energía se expande por tu cuerpo, y el estrés y el anquilosamiento desaparecen. De la misma manera, es un ejercicio que te ayuda a conocer tus capacidades, porque puedes regular el nivel de intensidad del ejercicio hasta dar con tu tope, e ir mejorando tu marca según te veas preparada.

Sin embargo, a nivel físico, a veces percibimos que nuestro cuerpo ha dejado de quemar las calorías que debería con este entrenamiento y que, aunque nos entregamos por completo a las indicaciones del monitor y sudamos la camiseta, nuestros resultados se han estancado. ¿Qué puede estar pasando?

No te esfuerces de más

Es probable que estés teniendo una ración superior de ejercicio de la que tu cuerpo puede digerir. Como si fuera de un alimento que metabolizamos, el entrenamiento también necesita sus tiempos y sus procesos y, en ocasiones, cuando hemos subido el nivel de exigencia los músculos simplemente dejan de reaccionar a estos estímulos.

Si no logras sacar resultados de tu entrenamiento con spinning estas pueden ser las causas VER GALERÍA

Esto suele pasar cuando empezamos a notar cómo el ejercicio te modela y empieza a dar sus frutos. Es este un momento de euforia porque por fin sentimos que hemos dado con la tecla indicada. Entonces nos creemos en el deber de dar lo mejor de nosotras, y hacer un esfuerzo más: aumentar la dosis. Vamos un día más por semana, y luego otro. Creemos que cuanto más ejercicio mejor, cuando lo que fomentamos es la fatiga y el sobreentrenamiento.

Leer: Estos son los pros y contras del 'spinning'

Una regla de oro para que el entrenamiento resulte beneficioso es espaciar los días en los que realizas ejercicio físico. Lo ideal es que a la semana no sobrepases los cuatro días de entrenamiento, aunque tres tampoco es mala marca. Dedicar cinco días semanales al spinning es absolutamente contraproducente.

Además, ten en cuenta tu estado físico y anímico. No todos los días nos sentimos llenas de energía, y tu cuerpo y tu mente no son una máquina. Escucha a tu cuerpo, y aquellos días que no te sientes bien, no te expongas a una fatiga innecesaria. El ejercicio puede ser un bálsamo contra el estrés y los problemas, ayuda a que nuestro cuerpo se sienta más vivo y engrasado, pero hay momentos en los que ni tu mente ni tu cuerpo admiten esta medicina.

Leer: 'Spinning': un deporte no apto para todos

Cuida tu alimentación

Cuando nos ponemos una meta para realizar ejercicio y adelgazar, en ocasiones también estamos modificando nuestra dieta. Es un clásico de las promesas cíclicas que todas tenemos, que empezamos el año, o la primavera, o el curso queriendo perder todo lo que nos sobra y utilizando todas las herramientas en nuestra mano: ejercicio y dieta.

Sin embargo, esto esconde la posibilidad de sufrir un desajuste alimenticio. Ten en cuenta que cuando tu cuerpo no está habituado a realizar ejercicio le estás pidiendo un esfuerzo extra al que debe adaptarse, y la forma de abastecerse de energía es la alimentación. Si varías tu forma de comer drásticamente, y aunque todo lo que pretendas sea ingerir alimentos saludables, es probable que si la intención última es bajar de peso, no estés dándole a tu cuerpo el aporte que necesita de proteínas e hidratos. Y, por tanto, el resultado de tu ejercicio no se demuestre, porque está bloqueado por una alimentación que también está en vías de cambio y adaptación.

Ten en cuenta también que hacer ejercicio no te da carta blanca para comer cualquier cosa a la salida del gimnasio. No dejes de vigilar la procedencia de los alimentos que consumes y su calidad alimentaria, tan mala opción es reducir dieta para adelgazar cómo alimentarnos con gula dando por descontado que el spinning (o cualquier otro ejercicio) nos da carta blanca.

Leer: Síclo: el nuevo ‘spinning’ que vas a querer probar

Más sobre: