Dieta: sensación vientre hinchado

¡Ojo! con estos alimentos porque pueden hacer que te sientas más hinchada

Aprende a distinguir qué tipo de alimentos pueden provocar hinchazón y cuáles debes evitar consumir si quieres un vientre plano

by Gtresonline

Algunas de las claves de la alimentación saludable son evidentes y no necesitan del apoyo científico para entenderlas. Entre ellas, que los alimentos procesados no son buenos para el organismo y siempre debemos tender a productos cuanto más naturales mejor, que debemos evitar las bebidas gaseosas y azucaradas, así como los dulces o las grasas trans, que no solo aumentan los niveles de colesterol malo sino que también destruyen el bueno.

Sin embargo, en ocasiones, pese a llevar una rutina saludable en la mesa, no nos encontramos del todo bien con el efecto de las comidas y, aun tomando alimentos a priori beneficiosos, nos sentimos pesados e hinchados. Un exceso de fibra o las verduras de la familia de las crucíferas pueden ser el motivo. Descubre estos ejemplos y algunos más en la siguiente lista.

Lee: Esta es la razón por la que tienes el vientre hinchado (y no solo son gases)

verdurasVER GALERÍA

Cuidado con pasarte con la fibra

La fibra –presente en frutas, verduras, frutos secos o cereales integrales- es un componente estupendo para mejorar el tránsito, sin embargo, un exceso de la misma puede provocar el efecto contrario. Es importante que sumemos a la fibra una cantidad recomendable de agua (1,5 a 2 litros al día) para evitar que una mala evacuación provoque que te sientas especialmente hinchada. Se debe consumir entre 25 y 30 g de fibra al día.

Verduras crucíferas

No imaginarías que alimentos como el brócoli o las coles de Bruselas, siendo tan saludables y naturales, pudieran estar detrás de un vientre hinchado. Efectivamente. Estas verduras, así como otras como el repollo, la col o el kale, pertenecen a la familia de las crucíferas y pueden provocar un exceso de gases y, por tanto, hinchazón. Si eres una persona sensible a episodios de flatulencias no tomes demasiada cantidad y cocínalas con comino o hinojo.

Legumbres

Las legumbres son una excelente fuente de nutrientes pero también uno de los alimentos que más gases pueden producir. El motivo reside en la rafinosa y la estaquiosa, oligosacáridos no digeribles que se fermentan en el intestino, un proceso que produce los molestos gases. Como en el caso anterior, condimentar el guiso con hinojo, comino o anís ayuda, así como cocinarlas con verduras en vez de alimentos más grasos. Una infusión digestiva al terminar también puede ser un buen recurso.

legumbresVER GALERÍA

Sal

La sal favorece la retención de líquidos por lo que en caso de tener tendencia a la distensión abdominal debes regular su uso en la cocina. Las hierbas aromáticas y las especias ofrecen un amplio y variado abanico de posibilidades para condimentar que harán que te olvides de la sal aunque te parezca imposible. En cualquier caso, si sufres problemas de retención, lo primero que debes seguir concienzudamente es un adecuado consumo de agua.

Lácteos con lactosa

Si has detectado que tras el consumo de lácteos tu vientre tiende a inflamarse y sufres molestias es posible que tengas intolerancia a la lactosa en mayor o menor grado, por lo que es importante que acudas a un especialista. La encima que digiere este componente, la lactasa, puede haber reducido su actividad y esto provocaría malas digestiones, exceso de gases e hinchazón de tripa.

Más sobre: