Kumquat, un cítrico por descubrir

Kumquat, un cítrico por descubrir

Los cítricos son imprescindibles en nuestra dieta, principalmente por su elevado contenido en vitamina C. Pero no todo se reduce a naranjas y limones. El kumquat es un cítrico que viene de China y que puede convertirse en una de tus frutas favoritas.

by Cristina Soria

Los cítricos se han convertido en unos perfectos aliados de nuestra salud, no solo en invierno. La vitamina C, por su carácter hidrosoluble, no se almacena en el organismo, por lo que es necesario consumir alimentos que nos la proporcionen prácticamente a diario. Además, es fundamental para asegurarnos la correcta asimilación del hierro que tomamos a través de legumbres y vegetales, por lo que cuanta más variedad de cítricos tengamos a nuestro alcance, más ameno será asegurarnos la dosis diaria de vitamina C que nos aportan.

Por eso es el momento de descubrir un tipo de cítrico que posiblemente aún no había entrado en tu cesta de la compra. Nos referimos al kumquat, que con su exótico nombre y sus numerosas propiedades para la salud se merece que lo tengamos muy en cuenta a la hora de tomar fruta.

Leer: Frutas convertidas en cosméticos

El cítrico más pequeño de todos

Esta pequeña fruta procede de Asia, y su aspecto es el de una naranja diminuta, por lo que también se conoce con el nombre de “naranja enana”. Pero no te preocupes, cuando compres un kumquat, este no habrá realizado un largo viaje hasta llegar hasta ti, ya que se cultiva en la Península Ibérica desde mediados del siglo XIX. 

Kumquat, un cítrico por descubrirVER GALERÍA

Una de sus principales características es que es el único cítrico cuya piel es comestible, algo que hace que sea tan cómodo de comer como una manzana o un melocotón que, bien lavados, no es necesario pelar previamente. En su interior cuenta con vesículas repletas de jugo, para que disfrutes de una refrescante sensación con cada bocado. Todo esto hace que sea perfecto llevar en el bolso un kumquat que tomar en cualquier momento del día, cuando sientas hambre entre horas o cuando salgas del gimnasio: no solo repondrás líquidos, sino que gracias a su fibra y a la masticación que requiere te beneficiarás de su poder saciante. Además, es perfecto para elaborar confituras, caseras, salsas, encurtidos o helados. 

Al tratarse de un cítrico, el kumquat no solo es rico en vitamina C, sino que también lo es en potasio y ácido fólico. Por supuesto, contiene grandes cantidades de fibra, y sus numerosos carotenoides lo convierten en un poderoso antioxidante. También contiene, aunque en menor medida, minerales como el calcio o el magnesio, tan beneficiosos para nuestra salud.

Leer: Mango todoterreno: descubre estas sorprendentes recetas que no son postres

Propiedades del kumquat

Gracias a sus valores nutricionales, esta fruta es una gran aliada a la hora de proteger y preservar nuestra salud cardiovascular, ya que sus flavonoides y su alto contenido en vitamina C ayudan a evitar que el colesterol malo (LDL) se adhiera a las paredes de los vasos sanguíneos. 

Por su efecto antioxidante, contribuye a prevenir enfermedades de tipo degenerativo, y gracias al ácido fólico que contiene es de gran ayuda durante los primeros meses de embarazo, en los que se produce la división y multiplicación celular.

Su ácido cítrico la convierte en un antiséptico tanto para las vías respiratorias, como para las urinarias, además de facilitar la eliminación del ácido úrico en los cuadros de gota. La fibra no solo hace que el kumquat sea saciante, sino que también mejora el tránsito intestinal y evita los picos de glucosa.

Leer: Estas son las frutas con menos contenido de azúcar

Más sobre: