Manzanas

Proyectos que promueven un consumo más responsable y sostenible

Estos nuevos modelos tienen como objetivo potenciar el consumo responsable y acercar la alimentación de calidad a los usuarios, haciéndola accesible a un mayor número de personas

by Gtresonline

El grave problema medioambiental al que nos enfrentamos se ha posicionado como principal preocupación mundial. Esto está provocando que un importante número de personas esté viajando hasta el pasado, al menos en lo que a alimentación y consumo se refiere, para intentar cuidarse a uno mismo y, por supuesto, al planeta. Tanto es así que, además de rescatar sistemas de compra como la venta a granel, cada vez más habituales en los establecimientos, son muchos los que han decidido plantarle cara a la industria alimentaria, apostando por iniciativas que abogan por productos frescos, naturales y de proximidad. En este sentido, el concepto de 'grupo de consumo', modelos de distribución de cadena corta que pone en contacto a pequeños productores con consumidores, está evolucionando dando pie a grandes proyectos y comunidades.

VerdurasVER GALERÍA

Leer: ¿Y si las bandejas de supermercado se pudieran plantar y nacieran árboles?

Farmidable

Farmidable es un nuevo modelo de consumo sostenible en el que productores y consumidores van de la mano. La empresa se encarga de poner en contacto a los agricultores, ganaderos y pequeños productores con los clientes, sin ningún tipo de intermediario. Este sistema, que reporta ventajas tanto para productores como consumidores, tiene como principales objetivos potenciar el consumo responsable y acercar los artículos de calidad a los usuarios.

Tiene un uso muy sencillo y la compra se realiza a golpe de click. Basta con registrarse en la página y realizar el pedido. Los alimentos son frescos, elaborados, recolectados y preparados para el usuario 24 horas antes del día de recogida. La empresa, que comenzó su aventura en 2016, destina un 3% de los ingresos a desarrollar proyectos concretos de impacto social, medioambiental y económico positivo, como huertos escolares, actividades educativas o talleres formativos.

Leer: Grupo de consumo: una nueva manera (más sostenible y ecológica) de hacer la compra

2D

2D es una tienda ecológica y grupo de consumo del barrio de Malasaña (Madrid). Se encargan de facilitar productos ecológicos de proximidad que provienen de pequeños productores locales y garantizar el origen de los productos para asegurar su calidad y cómo se elaboran, provocando el menor impacto medioambiental posible.

El proyecto se puso en marcha en 2014, cuando comenzaron a desarrollar la idea de crear un grupo de consumo gestionado. Después de dos años desarrollando el proyecto en un pequeño local, dieron el salto en 2016 con la apertura de un local más grande y dos líneas de negocio más: la tienda donde encontrar productos ecológicos de proximidad y la formación en consumo responsable. El progreso continúa y actualmente están trabajando para convertir 2D en La Osa, el supermercado cooperativo y participativo de Madrid que aspira a democratizar la alimentación de calidad y hacerla accesible a un mayor número de personas.

Leer: Esta es la auténtica cara de los alimentos procesados

Ferbai

Ferbai es una despensa online murciana que apoya a todo tipo de fabricantes con sólidos valores éticos, que se esfuerzan por mantener procesos de producción respetuosos con los recursos naturales. Desde cooperativas y empresas familiares hasta compra directa, que ponen a la venta sus productos en esta plataforma. Se pueden encontrar alimentos y bebidas, cosmética natural y ecológica, artículos de limpieza y para el hogar…Todos ellos están organizados alrededor de los fabricantes para que los clientes compren en función de la zona en la que viven.  

Además, reduce en un 5% el gasto de una compra libre de plástico, remarcando así su compromiso por fomentar un consumo más respetuoso con el medioambiente.

Som Alimentació

Som Alimentació es una comunidad de personas que ha creado un supermercado cooperativo y colaborativo en Valencia. Promueve un nuevo modelo de consumo donde el poder de decisión lo tienen los consumidores y las productoras de alimentos, en vez de las grandes empresas. Defienden​ ​el​ ​derecho​ ​a​ ​comer​ ​bien,​ ​respetando​ ​los límites​ ​del​ ​planeta, y rompen una lanza a favor del 'agricultor feliz', pagándole lo que realmente vale su trabajo y apostando por la recuperación de la huerta.

En este supermercado se puede encontrar todo tipo de alimentos, como frutas, verduras, lácteos, huevos y carne, así como productos de higiene y limpieza.

Leer: Así influye el cambio climático en tu forma de vestir

Más sobre: