unas

Uñas: un 'chivato' muy fiable de tu estado de salud

Desde melanoma, hasta problemas de tiroides, renales o hepáticos. Nuestras uñas pueden revelar aspectos muy importantes del estado general de nuestro organismo

by Nuria Safont

¿Sabías que tus uñas pueden dar pistas a los médicos de cómo está funcionando tu organismo? Además de poder sufrir hongos, que podrás detectar si observas cambios de forma, coloración o engrosamiento, las uñas también son un buen 'chivato' de cómo estás de salud, ya que pueden reflejar síntomas de enfermedades que nada tienen que ver con la piel. Asimismo, patologías graves como el melanoma pueden iniciarse también en esta zona del organismo. Por ello, es importante que les hagas un chequeo rápido al menos una vez al mes y que acudas al dermatólogo si observas algo que te inquieta.

- Relacionado: 10 chequeos que pueden detectar a tiempo un problema de salud

Cómo tiene que ser un uña sana

Rosada, uniforme, sin depresiones y lisa, así es el aspecto de una uña normal.  Sin embargo, el paso del tiempo y, sobre todo, el uso de agentes químicos como los esmaltes, geles y otros productos pueden dañarlas y alterar su aspecto. Es el caso, por ejemplo, de la manicura permanente. Según la doctora Lidia Tomas, dermatóloga del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo, el uso continuado de los productos que se usan para este tipo de tratamiento de estética puede acabar perjudicándolas. De hecho, “se puede perder la primera capa, así como la ungueal, que es la encargada de proteger esta parte del cuerpo”.

Además, la composición química de estas sustancias “propicia la aparición de manchas amarillas y granulomas de queratina, que son las manchas blancas”, afirma la doctora Tomas. Pero lo que es más importante, su uso continuado podría enmascarar enfermedades o signos de patologías, “como problemas renales, hepáticos, endocrinos y cutáneos”. De ahí que se aconsejen largos periodos de descanso.

- Relacionado: Remedios caseros para presumir de uñas perfectas

¿Por qué tengo las uñas moradas?

Si ocurre durante una operación, puede ser indicativo de que estás sufriendo un problema de oxígeno, por eso se prohíbe llevar las uñas pintadas si se tiene programada una intervención quirúrgica con anestesia o sedación. Si te ocurre un día de frío, podría deberse a un problema denominado ‘síndrome de Raynaud’. Con las bajas temperaturas, se produce una contracción de los vasos sanguíneos y no llega suficiente oxígeno a las zonas más distales del cuerpo, volviendo las manos y los dedos de color morado.

- Relacionado: ¿Cómo funciona la anestesia, tiene riesgos y cómo debo prepararme?

¿Y si me aparecen manchas blancas?

Además de aparecer por un uso continuado de productos de manicura permantente, también aparecen por microtraumatismos debidos, por ejemplo, a meter las manos en los bolsillos. Si persisten y no desaparecen, es recomendable que vayas al médico puesto que algunos problemas renales o hepáticos pueden producir alteraciones en las uñas. 

Si ves una mancha o banda marrón, ve al dermatólogo

Bajo la uña pueden aparecer lunares benignos aunque, también, malignos como el melanoma, el tipo de cáncer de piel más agresivo. Como no es posible determinar su malignidad a priori hay que acudir al dermatólogo lo antes posible si se observa una mancha oscura, ya que, de tratarse de un melanoma, si se detecta y se extirpa de forma precoz, en la mayoría de los casos es curable.

Este tipo de cáncer de piel puede aparecer en uñas de manos y pies. De hecho, el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana advierte de que los pies también deben inspeccionarse para detectar, lo antes posible, cualquier alteración. Además, ofrece los siguientes consejos para evitar la aparición de melanoma en esta parte del cuerpo :

  • Evita el uso de cabinas UVA con fines cosméticos.
  • Utiliza una crema solar con alto factor de protección en los pies.
  • No andes descalza en verano, sobre todo, en las horas centrales del día y sobre superficies muy calientes como puede ser la arena de la playa.
  • En caso de tener antecedentes familiares de cualquier tipo de cáncer de piel, realiza revisiones periódicas de los nebus y pecas.
  • Acude al podólogo ante la aparición de cualquier mancha irregular y de rápido crecimiento en la piel o en las uñas de los pies.

- Relacionado: ¿Cómo saber si es malo este lunar?

Depresiones en la uña

Se conocen como 'Líneas de Beau’ y se caracterizan por depresiones transversales en la uña. Pueden aparecer después de una lesión, durante un tratamiento de quimioterapia o por deficiencias nutricionales. "También tras haber pasado por una época de estrés", añade el doctor Ricardo Ruiz, director de la Clínica Dermatológica Internacional. 

Puntitos blancos

Es posible que sea psoriasis, aunque sea una enfermedad que se relaciona, más frecuentamente, con otras partes de la piel. En este caso, se denomina psoriasis ungueal y su apariencia es variada: "puede manifestarse con un ‘piqueteado’, por láminas o por las conocidas manchas de aceite, que son unas manchas de un color amarillo-anaranjado", explica el doctor Ricardo Ruiz. 

¿Cambian de forma? Ve al médico

Los cambios significativos en su forma debe ser consultados al médicos. Según señala el doctor Ricardo Ruiz, algunas enfermedades pulmonares o renales pueden provocar deformidades en las uñas (por ejemplo, pueden parecerse a los palillos de tambor). Asimismo, si adquieren una forma como 'de cuchara', podría estar ocasionada por hipotiroidismo o deficiencia de hierro

Si te muerdes las uñas

Además de los problemas estéticos que ocasiona, morderse las uñas puede alterar la forma de los dientes o afectar a la salud ungueal: estas no crecen bien por el continuo mordisqueo al que son sometidas, y se crean microtraumatismos a lo largo de todo el lecho ungueal (la parte que se encuentra bajo las uñas), alterándose así su anatomía. También se ocasionan daños alrededor de la uña, pequeñas heridas que hacen que el dedo se inflame y duela. Además, la mordida constante de uñas puede estar escondiendo un problema de estrés o ansiedad y ser, además, una puerta abierta para infecciones, puesto que las manos están constantemente expuestas al contacto de virus, bacterias y otros microorganismos patógenos.

- Relacionado: Tratamiento para la ansiedad y estrés (y sí funciona)

Más sobre: