diabetes-alzheimer

Se avanza en los estudios que relacionan la diabetes y el alzhéimer

Un equipo de científicos de la Universidad de Harvard encuentra un vínculo directo entre estas dos enfermedades tras hacer un exhaustivo estudio en roedores

by Gtresonline

La diabetes es una grave enfermedad crónica que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina (una hormona que regula el nivel de azúcar, o glucosa, en la sangre), o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia la insulina que produce. Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada once personas padece esta enfermedad, que provoca anualmente más de un millón y medio de muertes en el mundo. Unas alarmantes cifras que no dejan de aumentar por culpa de la mala alimentación que llevamos las personas y que, además, podría contribuir al desarrollo de otra de las enfermedades que más preocupa a la población: el alzhéimer.

Desde hace años, diferentes equipos científicos en el mundo llevan estudiando la relación que podría existir entre estas dos enfermedades. Hace tan solo unas semanas, un grupo estadounidense del Centro de Diabetes Joslin, afiliado a la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, determinaba que la señalización de insulina alterada en el cerebro afecta negativamente la cognición, el estado de ánimo y el metabolismo, aspectos comunes de la enfermedad de Alzheimer.

diabetes

La tesis, publicada en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, se basa en un estudio llevado a cabo con ratones, en los que se desactivaron específicamente los receptores de insulina. Los investigadores trabajaron tanto con el hipocampo como con la amígdala central, áreas del cerebro que ayudan con la función cognitiva, así como con el control metabólico. Los datos que obtuvieron resultaron reveladores, pues primero permitieron que los roedores exploraran el laberinto para familiarizarse con su diseño y más tarde se les bloquearon los receptores y uno de los caminos, provocando que fuesen incapaces de terminar y aprender el recorrido.

- Leer más: ¿Qué es el pie diabético?

C. Ronald Kahn, principal autor de esta investigación, señala que se trata del primer estudio que muestra una relación entre estas vías interrumpidas y problemas de cognición. "La interrupción de estas vías de señalización era suficiente para perjudicar el aprendizaje y la memoria", explica. Además, los investigadores establecen que las personas con Diabetes tipo 2, tienen mayor riesgo que la población general de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Estudios previos han demostrado que las alteraciones en la insulina y las vías de la proteína IGF1 en general aumentan el riesgo de deterioro cognitivo prematuro, demencia, depresión y ansiedad.

Ejercicio y diabetes, ¿qué es necesario tener en cuenta?

Algo en lo que coincide la Alzheimer's Association, desde donde apunta que, a pesar de no conocerse cuál es la causa del alzhéimer, aseguran que la resistencia a la insulina, los niveles de azúcar altos en la sangre o la diabetes pueden dañar el cerebro de varias maneras. "La resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y derrame cerebral, los cuales pueden dañar el corazón y los vasos sanguíneos. El daño de los vasos sanguíneos en el cerebro puede contribuir al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, ya que el cerebro depende de diferentes sustancias químicas que pueden perder su balance debido al exceso de insulina. Algunos de estos cambios pueden desencadenar el inicio del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Un alto nivel de azúcar en la sangre produce inflamación, la cual, puede dañar las células del cerebro y favorecer el desarrollo del alzhéimer".

Más sobre: