perro labrador negro

Bo, el labrador que se perdió y regreso a casa con una peculiar amiga

El simpático animal se ha convertido en todo un fenómeno internacional gracias a su insólita reaparición

by Gtresonline

Que un perrito se pierda suele ser un motivo de tristeza en la familia. El cariño que tenemos a los animales nos reporta grandes alegrías, pero también es fuente de constantes preocupaciones. No ha sido el caso de esta familia norteamericana que han vivido con gran alegría el desenlace final de lo que podría haber sido un triste episodio más de un perrito extraviado.  Kyle Krier, residente en la localidad de Concordia, Kansas, dejó que su mascota saliera de la casa para hacer sus necesidades, como solía hacer cada noche. Sin embargo, Bo, que así se llama el perro, nunca regreso. Aunque, en un principio pensaron que el animal podría haberse alejado del hogar junto con otro perro que rondaba la casa como relataba el propio Kyle, pronto comenzaron a perder las esperanzas: "Mi esposa me dijo que había otro perro blanco en nuestro patio y que Bo se fue con él".

Los amigos de Bo con los que regresó a casa tras perderse durante varios díasVER GALERÍA

Al ver que Bo no regresaba, no dudaron en ir a buscarlo como relata el protagonista al diario DailyMail: "Lo buscamos por todo el lugar y no pudimos encontrarlo. Decidimos ir a casa y esperé a que volviera, pero no lo hacía. Al día siguiente volví a salir a buscarlo, pero no encontramos ni rastro de él". Habían pasado varios días y tanto Kyle como Laura (su esposa) no albergaban esperanzas de volver a verlo con vida. Sin embargo, una llamada cambió por completo el curso de la historia. "Mi esposa recibió una llamada de alguien que había visto un labrador negro, uno blanco y una cabra andando sin rumbo por una carretera. Cuando me lo contó supe que se trataba de nuestro perro. Dejé el trabajo y me dirigí al lugar en el que habían visto a Bo". El vídeo en el que Kyle se reencuentra con su mascota se ha hecho viral dado lo insólito del momento. Lejos de encontrar a su perro en malas condiciones, el estadounidense relata sin salir de su asombro el momento en el que se encuentra con él y con sus nuevos amigos: "Bo no está solo, tiene un nuevo amigo. Otro perro de color blanco y… Oh Dios mío también hay una cabra".

 

Ante la atenta mirada de su dueño, que no deja de grabar en ningún momento, el labrador accede a la camioneta seguido de su nuevo amigo. Lejos de quedarse rezagada fuera del vehículo, la simpática cabra no lo duda y se introduce en el automóvil junto a sus compañeros de fatigas. Una actitud que, lejos de enfadar a Kyle consiguió arrancarle una sonrisa.

Bo el perro perdido que volvió con una cabraVER GALERÍA

Días más tarde, tal y como cuenta el protagonista de la historia, la familia descubrió que la cabra pertenecía a los vecinos de la casa de al lado, así como el otro labrador perteneciente también al mismo barrio. Una historia de amistad entre mascotas con un auténtico final feliz.

Más sobre: