Fernando Gago

'Resiliencia', el cuento solidario de un futbolista que narra cómo superó sus lesiones

El jugador del Boca Juniors, Fernando Gago, explica cómo aprendió que siempre se puede seguir adelante

by Gtresonline

Las lesiones son una de las grandes pesadillas de los deportistas. Unos 'monstruos' que Fernando Gago conoce a la perfección. El jugador de fútbol, que actualmente milita en el Boca Juniors de la Primera División de Argentina, ha pasado muchas horas en el terreno de juego, pero también en enfermería. Tanto es así que, durante la última final de la Copa Libertadores celebrada en el estado Santiago Bernabéu, que enfrentaba a su equipo contra el River Plate, el centrocampista y uno de los referentes del once del Boca se desplomó sobre el campo. A través de su cuenta de Twitter, el equipo argentino confirmó que Gago había sufrido una rotura del tendón de Aquiles derecho. Algo que no es ninguna novedad para el futbolista, quien precisamente decidió escribir Resiliencia, un cuento en el que explica cómo se ha enfrentado a la lesión que marcó su carrera.  

Fernando GagoVER GALERÍA

¿Por qué 'Resiliencia'?

El término 'resiliencia' ha empezado a invadir nuestras conversaciones hace relativamente poco tiempo. Sin embargo, aún son muchas las personas que desconocen este concepto, que comenzó a ser utilizado en el campo de la psicología allá por los años sesenta y hace alusión a la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas. El propio jugador y autor de la narración, que forma parte del libro Pelota de Papel 2, se encarga de definir la palabra como la "capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas".

Precisamente Fernando Gago es un experto en sobreponerse ante la adversidad. Además de la última lesión, que le mantendrá alejado del terreno de juego alrededor de cinco meses, el centrocampista ha sufrido dos veces la rotura del tendón de Aquiles izquierdo, así como la fisura del ligamento cruzado anterior, lateral interno y menisco de la rodilla derecha. En Resiliencia, el argentino explica cómo ha conseguido superar su anterior rotura del tendón de Aquiles, cuando casi se ve obligado a colgar definitivamente las botas.

Leer: Cómo la resiliencia ayuda a encontrar el sentido de la vida

Esperanza

"El panorama es desolador. La decisión del retiro está tomada", pensó el jugador tras recibir la mala noticia de su nueva lesión. Sin embargo, con la ayuda de su mujer, Gisela Dulko, y sus dos hijos, Fernando no perdió la esperanza, consiguió recuperarse y volver a ponerse la camiseta. "Meses más tarde, su equipo se consagra campeón, una vez más. Con él como capitán. De pronto, en plena vuelta olímpica, se abstrae. Poseído por una emoción que lo desborda por completo, de la mano de sus hijos atraviesa la cancha, esa que conoce de memoria. Se sienta en el círculo central y llora como un niño. El círculo se cierra. La película tiene un final feliz. El número 5 jamás pensó que ese mal momento se convertiría en una de las mejores experiencias que le tocó vivir", explica en el cuento. "Gracias a aquello, aprendió que siempre se puede salir adelante de cualquier situación extrema que aparezca en el camino, y lo preparó como nunca para lograr, una y otra vez, y todas las veces que sean necesarias, recuperarse. Para volver a ponerse de pie y enfrentar cualquier batalla, aun cuando casi nadie lo crea posible", continúa el argentino, como ejemplo de que no hay situación adversa que no pueda superarse.

Leer: Hábitos positivos que fomentan la resiliencia

Fines solidarios

El libro, que recopila 41 cuentos escritos por estrellas del balompié, como Javier Saviola, Nahuel Guzmán, Lautaro Martínez, Emmanuel Gigliotti o Fabricio Coloccini, tiene como objetivo estimular la lectura y canalizar las ganas de los futbolistas de expresarse por otros medios, además del campo, en un proyecto solidario. Los beneficios obtenidos se destinan a la Fundación Sí, en Argentina, y a Nada crece a la sombra, en Uruguay.

Leer: Cómo entrenar y aumentar tu resiliencia

Más sobre: