alimentos-medicamentos

¿Qué medicamentos causan déficit de vitaminas?

Uno de los peligros de dejar nuestra salud en manos del Doctor Google es que podemos sufrir las graves consecuencias que acarrea autodiagnosticarnos y automedicarnos sin consultar previamente a un especialista.

by hola.com

Si tenemos migraña, la garganta inflamada, fiebre alta o dolor de espalda… “Creemos que con buscar algo de información en internet ya podemos prescribirnos tal o cual fármaco. Pero lo que poca gente sabe es que el consumo y abuso de fármacos de forma crónica puede interaccionar negativamente con nuestro organismo; ya que influye en cómo este absorbe los nutrientes y vitaminas de los alimentos”, explica la nutricionista y colaboradora de ¡Hola!, Marta Lorenzo.

- Lee: Paracetamol, ibuprofeno o aspirina, ¿qué tomar para el dolor?

Y es que la relación entre alimentos y medicamentos ha sido ampliamente estudiada y se sabe que interaccionan bidireccionalmente; es decir, pueden influir el uno en el otro. ¿Cómo?

  • La influencia del medicamento en la absorción de los nutrientes en nuestro organismo puede provocar déficits nutricionales y alterar el estado nutricional de un individuo.
  • Por el contrario, el alimento o un compuesto del alimento puede influir en la eficacia del medicamento, de manera que no sabríamos como este va a actuar.

- Lee: Los riesgos de automedicarse

Aunque, como recuerda la experta en nutrición, que esta interacción se prouzca o no dependerá de otros factores como, por ejemplo:

  • Los hábitos alimentarios.
  • Características individuales de cada persona. Las personas más vulnerables pueden ser los niños, embarazadas o, sobre todo, ancianos, ya que estos últimos suelen llevar una dieta inadecuada, toman más medicamentos y suelen tener alterado el sistema de absorción y metabolización de nutrientes.
  • En caso de sufrir una patología o enfermedad importante.

Interacción alimentos y medicamentos

Como ejemplo, estos son algunos alimentos que influyen en la eficacia del medicamento y, al contrario, algunos fármacos que interaccionan en la absorción de nutrientes pudiendo llegar a producir déficits nutricionales si existe un consumo crónico.

  • Antibióticos. En concreto, aquellos antibióticos que contienen tetraciclina, se deben tomar dos horas antes o después de comer; ya que los micronutrientes como el calcio y el hierro y las vitaminas como la B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12 pueden influir en su actividad reduciendo su efecto y, a la vez, esta puede impedir la absorción de estos minerales y vitaminas produciéndose una interacción entre ambos. Por tanto, lo ideal es no tomarlo coincidiendo con las comidas para conseguir un mayor efecto del antibiótico y, a la vez, evitar posibles déficits nutricionales.
  • Anticoagulantes. En caso de tomar este tipo de medicamento, es necesario retirar de la dieta los alimentos ricos en vitamina K; ya que reduce su efecto. Por ejemplo, las verduras de hoja verde, brócoli, repollo, tomate, coles de Bruselas y espárragos.
  • Antiinflamatorios no esteroideos. Tratan el dolor, la inflamación y la fiebre. Debemos administrarlos siempre con alimentos para reducir los efectos adversos a nivel intestinal.
  • Antiácidos. Reducen la acidez estomacal, pero no debemos tomarlos con alimentos ricos en vitamina C, ya que reduciría su eficacia. Por tanto, si hemos ingerido frutas y verduras como la naranja, la fresa, el kiwi, el brócoli..., mejor tomarlos con dos horas de diferencia.
  • Antiasmáticos. Previenen o alivian el asma. Estos fármacos contienen un compuesto llamado teofilina que, si se ingiere junto con la cafeína, aumenta considerablemente su concentración pudiendo llegar a provocar intoxicación, por lo que si tomamos este medicamento controlar las cantidades de cafeína.
  • Analgésicos. Al contrario, la cafeína aumenta la velocidad de absorción de estos medicamentos prescritos para tratar el dolor general. Por tanto, si se administran conjuntamente, podemos conseguir un efecto más rápido y eficaz.
  • Antianémicos. Aumenta los niveles de hierro en el organismo. Cuidado con tomarlos con fibra, café o té; ya que inhiben la absorción del hierro.
  • Levodopa. Es un tratamiento que se utiliza para la enfermedad de Parkinson y su efecto puede verse reducido por la vitamina piridoxina. La encontramos en alimentos como el hígado, el pescado, el pollo y las patatas, entre otros.

Más: Cuidado con mezclar alcohol y medicamentos

Más sobre: