Estas son las enfermedades de perros más comunes

Estas son las enfermedades de perros más comunes

Aunque los perros no se quejan como los humanos, no están a salvo de las enfermedades y problemas de salud propios de la edad.

by Cristina Soria

La personalidad de los perros siempre es positiva, y por cómo afrontan la vida podríamos llegar a pensar que son invencibles. Porque nunca se quejan de sus dolencias, siempre parecen felices y aprovechan cualquier momento para comer y dormir henchidos de gozo. Además, cuando están tranquilos podemos observarles cómo caminan y miran el mundo en calma, como si fueran conocedores de todo lo bueno que viven y de todo lo malo que olvidan.

Y, sin embargo, los perros también sufren enfermedades que se apoderan de ellos y ponen en grave peligro sus vidas y su bienestar. Alguna se adquieren y podemos luchar contra ellas de forma activa para que no lleguen a afectar a nuestra mascota, y otras son síntomas de vejez y tienen menos facilidad para ser esquivadas porque, como los humanos, los perros también son mortales.

Leer: ¿Tengo que ponerle un abrigo a mi perro si hace frío?

Gusano del corazón

El nombre de esta dolencia evoca una imagen turbadora, y en efecto lo es: se trata de un parásito llamado dirofilaria que se adquiere a raíz de la picadura de un mosquito y que al entrar en contacto con el torrente sanguíneo viaja hasta los pulmones del perro, y de ahí transita hasta su corazón.

El tratamiento de esta enfermedad es muy complejo, porque el gusano se reproduce y crece a gran velocidad y puede llegar a afectar gravemente el corazón del perro. Para luchar contra este parásito se puede aplicar la mascota un largo y tedioso tratamiento químico que trata de neutralizar al gusano, pero la manera más efectiva es recurrir a la cirugía para extraer al parásito del corazón. Sin embargo, es una intervención muy complicada, pues implica operar a corazón abierto al animal. Sin embargo, si no se pone remedio, el parásito puede acabar con la vida del perro.

Estas son las enfermedades de perros más comunesVER GALERÍA

Este contagio ocurre especialmente en los meses más calurosos y a nivel nacional hay zonas con más peligro que otras. El litoral mediterráneo es, en concreto, más propenso a albergar estos mosquitos infectados. Pero podemos luchar contra esta enfermedad gracias a los collares y pipetas antiparasitarios y a las pastillas mensuales que se recomienda que los perros ingieren mensualmente en los meses de verano.

Leer: Cuidado con los alimentos que son tóxicos para los perros

Leishmaniasis

Es la enfermedad canina más popular, porque a causa de calentamiento global las temporadas de calor se han extendido a lo largo del calendario y los protozoos responsables de esta enfermedad logran sobrevivir más tiempo. Gracias a las campañas de prevención se ha logrado minimizar su impacto, pero no por ello sigue siendo muy grave.

Esta enfermedad afecta mayoritariamente a los perros, aunque también puede darse en gatos e incluso en humanos. No se contagia de animal en animal, ni por el aire ni por la saliva, sino que como otras afecciones de los perros, es un mosquito quien lo transmite.

Los síntomas se presentan inicialmente como diarreas continuas, luego el perro empieza a manifestar problemas oculares y renales, y sangrados y problemas de piel. A nivel más superficial, si tu perro tiene la nariz muy seca, puede ser uno de los primeros avisos de que podría tener leishmaniosis.

Aun así, diagnosticar claramente esta enfermedad es muy complicado, porque a veces está centrada en una parte concreta del cuerpo, y no aparece en los análisis. También se da el caso de que hay perros con muchos anticuerpos, que luchan ferozmente contra la enfermedad, y pese a que la tienen, ésta no logra aflorar de inmediato, y se pasa mucho tiempo hasta poder ser diagnosticada con claridad.

Enfermedades de vejez

Se suele decir que los perros de razas más pequeños viven más, y en este caso la opinión popular está en lo cierto, porque las afecciones de la edad calan en menor medida en ellos por tener una complexión más esbelta. Uno de los problemas de los perros domésticos es la obesidad, que afecta en mayor medida a razas grandes, y esto produce degeneración de las articulaciones, pues con el sobrepeso se desgastan a mayor velocidad. Cuando se inflaman las articulaciones bajo este cuadro, surge la artrosis.

También los animales mayores suelen tener afecciones urinarias, como la cistitis o problemas de próstata, aunque esto último es evitable con la castración.

Leer: ¿Es necesario que mi perra tenga una camada antes de esterilizarla?

Más sobre: