Yoga aplicado al coaching

El Yoga, una herramienta al servicio de 'coaching'

Esta disciplina se ha convertido en los últimos años en el gran aliado del 'coach emocional'

by Gtres

Todos hemos oído hablar del coaching como herramienta de mejora personal y crecimiento emocional en la esfera social y profesional del ser humano. No obstante, no todos conocemos en profundidad en qué consiste realmente este aprendizaje ni la forma en la que podemos integrarlo en nuestras vidas. El coaching se basa en la capacidad de actuación del individuo que trata de generar un cambio en alguna de las áreas de su vida. No se trata solo de hablar y analizar este proceso de cambio, sino que busca la actuación. Es un método que se apoya en diferentes disciplinas, mediante el cual, y con ayuda de un coach, se estimula e impulsa al paciente o alumno en su propio cambio, haciéndolo principal responsable del mismo. 

En esta realidad el yoga se ha convertido en una herramienta muy útil para diferentes tipos de coaching. Elena Mérida, Coach  emocional e instructora de meditación y mindfullnes en Bikram Yoga (Castellana, 161), relata en qué consiste esta particular simbiosis: "Se trata de fusionar la disciplina del yoga (en mi caso, practico el Browspring) con el coaching en un espacio donde se combina el autoconocimiento con la acción con el fin de ser creadores conscientes del propio crecimiento y bienestar". Este trabajo en común necesita, según la experta "de un compromiso real por parte de la persona, ya que seguir el camino del corazón se convierte en una tarea, en ocasiones, difícil debido a que existe la facilidad de perderse en condicionamientos impuestos por parte de la educación y otras experiencias vividas en el pasado".

Un entrenador personal VER GALERÍA

Ventajas del yoga en procesos de crecimiento personal

El yoga aplicado al proceso de coaching buscaría así un objetivo claro gracias a la integración del cuerpo con la mente mediante las asanas de esta disciplina: "En general se consigue tomar conciencia real de quién somos y cómo se desarrolla nuestra realidad". Un trabajo personal gracias al cual se obtienen, como asegura Elena Mérida, sensibles ventajas:

  • Creación e instalación de hábitos positivos en los aspectos físico, mental y espiritual
  • Logro de objetivos personales y profesionales con repercusiones importantes en la salud y bienestar físico y emocional
  • Mejora en el estilo de vida incrementando la concentración, la armonía y la relajación
  • Control y manejo eficaz del estrés y la ansiedad
  • Mayor aceptación, tolerancia, alegría, felicidad, paz, abundancia y certeza en todos los ámbitos de la vida 
  • Mejora la calidad del sueño
  • Proporciona todos los otros beneficios psicofísico-emocionales que la práctica constante de yoga genera como es la reconexión del ser.

Junto con el yoga existen numerosas prácticas holísticas de las que se sirve el coaching emocional para lograr sus objetivos de trabajo. Mindfulness, meditación… están cobrando una gran relevancia en muchos procesos de crecimiento personal, así como en la tarea del logro profesional y social del ser humano. 

Más sobre: