staffordshire bull terrier

La historia de Cooper: de rescatado por una ONG a perro policía

Después de permanecer siete meses en un refugio, ha pasado a formar parte de las fuerzas de seguridad de Reino Unido

by Gtresonline

El staffordshire bull terrier es una raza de perro originaria del Reino Unido surgida a partir del cruce de los antiguos bulldog inglés y terriers. A pesar de tener un aspecto imponente, fuerte y robusto, este animal con más de 200 años de antigüedad destaca por ser muy cariñoso con sus dueños y extremadamente afectuoso y divertido con los más pequeños. Además, es inteligente, dócil, vital, atrevido, leal y fácil de adiestrar. Unas asombrosas cualidades que ha demostrado tener Cooper, un perro de dos años que ha conseguido entrar a formar parte de las fuerzas de seguridad en el Reino Unido y que esconde una apasionante historia.

Lee: ¿Existen de verdad razas de perro potencialmente peligrosas?
 

Leer: Darwen, Haru y Pipa: de perros abandonados a terapeutas

Rescatado de las calles

Cooper es uno de los muchos animales que ha sido rescatado por una ONG, consiguiendo tener una segunda oportunidad que no ha dudado en aprovechar. El perro permaneció durante siete meses en la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA), una organización con sede en Inglaterra y Gales especializada en el rescate de animales que promueve su bienestar, donde recibió todo tipo de cuidados y manifestó contar con un talento y destreza especial. Tanto es así que, tras su salida del centro, pasó inmediatamente a entrenar con los agentes de policía del condado de Staffordshire, de donde precisamente es originaria la raza. El perro, especialmente capacitado para encontrar drogas, dinero y armas de fuego, conquistó a sus compañeros y se convirtió en un miembro más del equipo, consiguiendo ser el primero de su raza en unirse a la Policía de Staffordshire.

Leer: ¿Qué hacer si me encuentro un animal abandonado?

"Un día estaba en una perrera y ahora es todo un perro policía"

Tim Moss, el policía que se encarga de trabajar con Cooper, ha manifestado el gran vínculo que le une con el can. "Es una historia increíble: un día estaba en una perrera y ahora es todo un perro policía. Tener a Cooper es un gran privilegio. Es un perro increíble y tenemos un vínculo genial", confesó Tim a Metro. El agente ha explicado que Cooper es uno de los mejores perros de la plantilla de Staffordshire y que ha ayudado a encontrar heroína y cocaína por valor de más de 300 000 euros. Además, se ha convertido en toda una 'celebridad' en su condado, donde protagoniza visitas escolares y 'encabeza' todo tipo de actos públicos y reuniones. Tal es la popularidad que ha alcanzado la mascota que hasta cuenta con su propio perfil en Twitter, donde narra sus hazañas a casi 8 000 seguidores.

Moss ha aprovechado los logros que ha conseguido Cooper para intentar derribar los estereotipos negativos que giran en torno a su raza. El policía ha incidido en que la culpa no es del animal, sino de la educación que recibe por parte de sus dueños. "Los propietarios no siempre tienen experiencia con esta raza de perros y no saben cómo tratarlos. Esta puede ser una de las causas por las que surgen algunos de los estereotipos sobre estos animales", ha apuntado Tim Moss, quien asegura que Cooper fue recibido como una mascota y amigo para la familia y no solo como un perro de trabajo.

Leer: La enternecedora historia de Banner, la husky que rescató y 'adoptó' a unos gatitos

Más sobre: