otitis-perros

Cómo saber si mi perro tiene otitis

La otitis es una inflamación frecuente en los oídos de nuestras mascotas. Te explicamos qué debes hacer si tu perro tiene otitis y qué debes evitar

by Nuria Safont

Si tienes un perro, probablemente, habrás tenido que lidiar en alguna ocasión con un problema muy común: la otitis. Afecta aproximadamente, al 20% de los perros en algún momento de su vida y puede estar producido por una espiga que se ha incrustado en el oído, por ácaros, bacterias e, incluso, por alergias. La otitis debe tratarla un veterinario, es decir, es importante huir de remedios caseros que podrían empeorar el problema. Te lo explicamos.

- Relacionado: Cómo saber si mi mascota tiene dolor

¿Qué es la otitis?

Se trata de una inflamación del oído. Existen varios tipos: la externa y la media o interna.

  • Externa: es la más común y afecta a la parte más externa del oído, desde el tímpano hasta el exterior.
  • Media o interna: como su nombre indica, afecta al conducto interno del oído, desde el tímpano a las estructuras internas.

"La gravedad dependerá de la causa y la cronicidad. Un cuerpo extraño puede llegar a perforar el tímpano, una otitis mal tratada puede desencadenar una otitis media que es mucho más grave", explica la veterinaria Arantxa Cascallar, de la Clínica Veterinaria Vets&company, en Madrid. 

Causas de la otitis

Una de las razones principales del desarrollo de la otitis es la propia anatomía del conducto auditivo de los perros. Este es horizontal y, debido a ello, cualquier elemento que se introduzca puede quedar atorado en el oído y producir la inflamación. Sin embargo, hay otras, que deben ser diagnosticadas por un especialista: 

  • Introducción de un cuerpo extraño (espigas, por ejemplo) o agua.
  • Parásitos como ácaros.
  • Alergias y dermatitis atópica.
  • Temperaturas extremas como un frío intenso.
  • Bacterias.
  • Hongos y levaduras.
  • Hipotiroidismo.
  • Tumores.

"En los animales más jóvenes, la causa principal son los parásitos cómo el ácaro Otodectes. A partir del año, lo son las alergias alimentarias, la infección por Malassezia, que es una levadura, y las otitis bacterianas. De ahí la importancia de hacer un buen diagnóstico. Este determinará el tratamiento", añade la experta. 

- Relacionado: Cómo prevenir el cáncer de mama en mascotas

otitis-perros-2VER GALERÍA

 

Síntomas de otitis

Mediante la observación de tu perro, podrás sospechar si sufre otitis. Por ejemplo, puedes detectarlo si:

  • Se muestra incómodo.
  • Sacude mucho la cabeza o la ladea.
  • Se rasca la oreja.
  • Restriega la cabeza en sofás, sillones, cama, etc.
  • Sus orejas están rojas, huelen mal, tiene costras o supuran pus o sangre.
  • Se muestra nervioso y no se deja tocar cuando te acercas.
  • Pierde el equilibrio (en este caso, es probable que esté afectado el oído interno y que provoque alteraciones en el sistema vestibular, lo que ocasiona pérdida de equilibrio, mareos e, incluso, náuseas y vómitos).

¿Qué hacer si tiene otitis?

Acudir al veterinario ya que hay que averiguar por qué se ha producido y tratarlo. Este, además de realizar una exploración física y ver con el otoscopio si hay algún cuerpo extraño, puede recomendar realizar un chequeo general al animal y, sobre todo, si el problema persiste. De esta manera se podrá averiguar si sufre alguna enfermedad autoinmune, alergias, dermatitis u otras afecciones relacionadas con la otitis.

"El tratamiento dependerá de la causa que la provoque. Si es un ácaro, se utilizarán  antiparasitarios. Si la causa es una alergia alimentaria, se deberá recurrir a una dieta de eliminación. Si es una levadura, utilizaremos gotas que lleven antifúngicos o limpiadores que faciliten su eliminación; y si es bacteriana con antibióticos. Si lo que tiene es una espiga hay que extraerla cuanto antes. Nunca se debe automedicar ni por supuesto introducir bastoncillos", advierte la veterinaria.

¿Qué no debe hacer el propietario?

Aunque queramos proteger a nuestro animal de compañía y creamos que debemos actuar con rapidez, debemos tener paciencia y acudir al veterinario. Él sabrá qué hacer para tratar la otitis. Por tanto, evita:

  • Intentar extraer el cuerpo extraño sin tener experiencia en ello. 
  • Echar aceite u otro tipo de producto para reblandecer el cuerpo extraño y extraerlo.
  • Limpiar el oído antes de que el veterinario haya observado  el conducto auditivo.
  • Utilizar bastoncillos, algodones, etc.
  • Utilizar productos caducados o gotas tópicas que no hayan sido prescritas por un veterinario.

¿Hay razas predispuestas?

Sí. Algunas razas de perros, debido a sus características físicas, tienen una mayor predisposición a sufrir otitis. Es el caso, por ejemplo, de las razas de perro con las orejas caídas, debido a que se favorece la acumulación de suciedad. "Determinadas razas como el Shar-pei o el Cocker tienen mayor predisposición. Asimismo, los perros que viven en el campo también tienen más riesgo de sufrir otitis por cuerpos extraños. Por otro lado, los perros de criaderos o de refugios pueden sufrir otitis parasitarias", explica la veterinaria. 

La buena higiene es esencial para prevenir problemas de otitis en nuestros animales de compañía. Si revisamos a menudo sus oídos, nos aseguramos de que estén limpios y si extraemos el pelo interno del oído periódicamente, podremos reducir el riesgo de esta inflamación.  

- Relacionado: ¿Sabías que la orina de tu gato puede darte pistas sobre su salud?

Más sobre: