metabolismo-altaintensidad

¿Por qué el entrenamiento de alta intensidad es el más eficaz para adelgazar?

Los entrenamientos de alta intensidad (HIIT) consisten en alternar periodos de ejercicio a máxima intensidad con pequeños periodos de descanso. Son muy efectivos para conseguir fondo y resistencia, quemar calorías y aumentar la fuerza.

by hola.com

¿Llevas un ritmo de vida que no te deja tiempo para hacer ejercicio? Entonces lo tuyo es el HIIT (High Intensity Interval Trainning) o, lo que es lo mismo, 'entrenamiento por intervalos de alta intensidad'. Básicamente, lo que te proporciona este método es más resultados en menos tiempo; ya que incluye actividades que elevan nuestra frecuencia cardiaca junto a otras que la disminuyen, de forma que se favorece la quema de calorías y se activa el metabolismo. De hecho, está más que demostrado que 12 minutos de HIIT equivalen a una hora de trabajo tradicional en el gimnasio. Eso sí: debes estar dispuesto a sudar y dar el máximo de ti mismo.

Según los expertos de Infinit Fitness, “partiendo de sesiones de entrenamiento de tan solo 5 minutos, el método puede resultar eficaz y adaptable para distintos perfiles. Tanto personas sanas que buscan perder peso o mejorar su estado forma, como individuos que sufren enfermedades cardiovasculares, obesidad o diabetes; pueden mejorar su situación gracias al HIIT. El único requisito será estar acostumbrados a entrenar regularmente".

- Lee: Qué es el metabolismo basal y cómo influye a la hora de perder peso

Para ello, se incorporan al entrenamiento ejercicios cuanto más globales mejor como las sentadillas, los burpees, las flexiones, los pick ups y las elevaciones de cadera. Otras actividades que podemos encontrar en los gimnasios y que también están pensadas como entrenamientos de alta intensidad son las clases de Bootcamp o Crossfit. Pero hay que tener cuidado a la hora de elegir la intensidad que mejor se adapte a nuestro nivel. "Por ejemplo, el Bootcamp es un HIIT que se adapta más fácilmente a todos los públicos. Así, cada persona sigue su propio ritmo y puede dosificarse como estime adecuado", afirman los entrenadores.

"No hay que olvidar que este tipo de entrenamiento también puede conllevar ciertos riesgos. Son ejercicios que implican movimientos explosivos y cierta técnica; por tanto, aumenta la posibilidad de lesión si no los realizamos correctamente. También tenemos que tener en cuenta que no son entrenamientos pensados para realizar de forma continuada por el esfuerzo que suponen a nuestro cuerpo; así lo recomendable sería entre 3 y 4 sesiones por semanas en días alternos. Así mismo, conviene dedicarle 10 minutos a una sesión de estiramiento adecuada; ya que a nivel muscular hemos ejecutado una actividad exigente y debemos estirar debidamente todas las zonas trabajadas. Acelerar el metabolismo no significa obviar las fases de entrenamiento: el calentamiento y enfriamiento deben respetarse".

Por tanto, hay tres pautas que, según los entrenadores, no podemos pasar por alto:

  • Precaución. Es un método de entrenamiento exigente y, si te pasas, puede ser incluso perjudicial. Es preferible ser moderados al principio.
  • Individualización. Dependiendo de tu situación personal habrá que ajustar las variables de entrenamiento y seleccionar los ejercicios más adecuados.
  • Progresión. Empieza suave e incrementa poco a poco la exigencia del entrenamiento. Recuerda que estamos hablando de alta intensidad, y ese debe ser el objetivo para que los resultados sean acordes.

También te interesa: Si no te gusta el HIIT, tienes que probar el LISS

Acelerando el metabolismo adelgazaremos con mayor rapidez

Dicho esto, sus beneficios son múltiples y variados: ayuda a perder grasa corporal de manera más efectiva, acelera el metabolismo basal, mejora la capacidad cardiovascular, ralentiza el envejecimiento... Estos son algunos más que nos señalan los expertos de Infinitt Fitness:

  1. La alta intensidad acelera el metabolismo, permitiendo que sigas quemando calorías hasta 24 horas después de haber finalizado el entrenamiento.
  2. Ayuda a controlar la presión arterial y el sobrepeso.
  3. Es el entrenamiento perfecto para perder grasa, pero no perder musculo. Estimula la secreción de testosterona.
  4. La práctica del HIIT mejora la sensibilidad a la insulina y aumenta el consumo de glucosa, lo que significa un beneficio enorme para personas diabéticas.
  5. Máxima efectividad empleando poco tiempo. Una rutina HIIT la realizamos en máximo media hora; lo que supone una ventaja para las agendas más apretadas.

Además, si unimos HIIT con estas cuatro claves para acelerar aún más el metabolismo tendremos el coctel perfecto.

  1. Comer más a menudo. 5 o 6 comidas al día obliga al metabolismo a estar continuamente transformando los nutrientes que recibe.
  2. Picantes y cafeína. Dos elementos que nos ayudarán mucho a potenciar esta fase.
  3. Equilibrio hormonal. Tenemos que chequear que nuestra tiroides está en perfecto estado.
  4. Proteína. Reduce los hidratos y consume más cantidad de proteínas limpias.

- Lee: ¿Por qué comer 5 veces al día es la mejor manera de adelgazar?

Más sobre: