Las mejores razas de perro si sufres depresión

Las mejores razas de perro si sufres depresión

Ciertas razas de perros son apreciadas por los terapeutas como buenos acompañantes en dueños que estén pasando por una depresión, porque su cercanía produce una relación de intimidad, escucha y empatía que difícilmente podríamos mantener con otro ser humano.

by Cristina Soria

Los perros actúan como un espejo ante nuestros sentimientos cuando permanecen a nuestro lado, nos siguen, observan y escuchan. Su mirada a veces lo dice todo, aunque ni ellos mismos entiendan lo que nos pasa. Porque, por cómo se comportan, ponemos sobre sus espaldas nuestra propia psicología al sentirnos en una intimidad muy especial cuando estamos con ellos: sentimos que no nos juzgan y que nos trata con amistad cristalina.

Además, son seres que dependen de nosotros, están a nuestro cuidado y en ocasiones son ellos los que nos dan los buenos días y nos obligan a levantarnos de la cama, salir a la calle y seguir conectados al hilo de la vida. Nos hacen sonreír y de forma casual fomentan nuestra sociabilidad con otros perros y dueños. 

Fue en los años 60 cuando las terapias para paliar la depresión empezaron a tener en cuenta que algunas razas de perro eran más propicias para combatir este trastorno, y trata de alejarse en lo posible de los métodos farmacológicos. Desde entonces los perros han formado parte de la terapia de pacientes con síndrome postraumático para acompañarlos y ayudarles a afrontar los momentos de ansiedad.

Las mejores razas de perro si sufres depresión VER GALERÍA

Todo perro que tenga un comportamiento razonable en casa puede ser hábil para ayudar a su dueño a sobrellevar un cuadro de depresión. Solo es importante que esté adiestrado en la cuestiones más elementales y que no muestre una energía incontrolada, pues en ese caso podría generar el efecto contrario. Es por esto que los perros más favorables a favorecer una terapia de depresión pueden ser perros pequeños, pues generalmente son más tranquilos y no demuestran una energía desbordante, como otras razas de perros mayores y con una necesidad de ejercitarse mayor.

Leer: El contacto físico con tu perro es muy importante

Golden retriever

Esta raza de perros ha demostrado sobradamente su templanza cuando se trata de ayudar a seres humanos. No en vano, es el perro lazarillo por excelencia, bien adiestrados los Golden Retriever se convierten en los ojos de sus dueños y cada vez que detectan una situación de peligro, se detienen y avisan al humano. 

De la misma manera, los Golden son perros muy efectivos para ayudar a personas con depresión, por su lealtad y el nivel de “escucha” que mantienen con sus dueños. Por esta razón, son utilizados para fomentar la comunicación social de los niños con autismo y para fomentar la autoestima y paliar la soledad de cuadros de depresión.

Leer: Conoce todos los tipos de retriever que existen

Bichón maltés y frisé

Son el perro doméstico por excelencia, porque no precisa de demasiado ejercicio para dar rienda a su energía, son muy tranquilos, sociables, leales y siempre mantienen una actitud cálida y cercana. Además son hipoalergénicos, por lo que son ideales para quienes sufran alergias

La virtud del bichón está en que no precisa de un adiestramiento muy exigente para adaptarse a los ritmos de un dueño. Por su propia forma de ser, son pacientes, acatan las indicaciones y se convierten en tu sombra durante los paseos sin necesidad de correa. Además, son sociables y alegres, por lo que fomentan que tú también abras tu conversación con otras personas cuando ellos se acercan a otros dueños de perros.

Yorkshire terrier

Estos perros son pequeños y demuestran una gran empatía sobre los sentimientos de sus dueños. Tienen un carácter muy tranquilo y, a diferencia de los bichones, son perros más independientes, por lo que si necesitas algo de espacio, esta raza sabrá cuándo hacer mutis y respetar tu espacio.

Desde un punto de vista práctico, los yorkshire son perros muy pequeños, que facilitan una gran movilidad y no suponen un problema a la hora de viajar, tanto en transporte público, aviones (pueden volar en cabina siempre que lleven un transportín adecuado) y llevarlos contigo a cualquier parte en un cangurito-bolso.

Leer: Tener un perro puede ayudar a tu autoestima

Más sobre: