portada_perros_otono

¿Cómo influye el otoño en el estado de mi mascota?

Al igual que la inmensa mayoría de personas, los animales también tienen que acostumbrarse a la nueva rutina tras el verano.

by Gtresonline

Sustituir el bañador por las prendas de abrigo, desenfundar el paraguas, cambiar las ensaladas por los tradicionales platos de cuchara, sacar el edredón del armario… Con la llegada de la nueva estación y las bajas temperaturas, además de despedirnos de las vacaciones y dar la bienvenida a la rutina, son muchos los cambios que tenemos que realizar en nuestro día a día para alcanzar el bienestar. Sin embargo, al igual que la inmensa mayoría de personas, las mascotas también son conscientes de la inauguración del otoño y de los cambios que inevitablemente se producen en el hogar familiar. Los dueños disponen de menos tiempo para compartir con los animales, que también tienen que acostumbrarse al nuevo ritmo, en muchas ocasiones frenético, de la casa.

¿Las mascotas se adaptan fácilmente al otoño?

Federico Vilaplana, presidente del Colegio de Veterinarios de Cádiz, asegura que el cambio de estación afecta más a las personas que a los propios animales. "Desde el punto de vista psicológico, no hay grandes cambios. Se adecúan igual que nosotros a los cambios que se producen con la llegada de la estación, como pueden ser el menor número de horas de luz o la bajada de las temperaturas", señala el experto, quien además es dueño de una clínica veterinaria de pequeños animales. Afortunadamente, la mayoría de las personas viven en pisos totalmente acondicionados, con calefacción, luz artificial y todo tipo de comodidades, que contribuyen a que los animales puedan aclimatarse sin grandes sacrificios a los cambios propios del otoño. 

-Leer: ¿Cuánto ejercicio necesita tu perro, según su raza?

Además, Vilaplana destaca el gran poder de adaptación de las mascotas, especialmente de los perros. "El perro se adapta a todas estas situaciones. Es un animal que tiene un gran poder de adaptación y fácilmente se acostumbra a los cambios", señala.

La nueva rutina

A pesar de que la llegada de la nueva estación y el fin de las vacaciones no suponen una gran transformación en el día a día de los animales, el regreso a la rutina de los más pequeños de la casa sí que le genera un estado de tristeza más notable. "No notan especialmente el cambio de estación. Sin embargo, cuando los niños empiezan a ir al colegio y los padres tienen que trabajar fuera de casa sí que lo notan. No entiende ese cambio de actitud por parte de los dueños, que tienen menos tiempo para jugar con ellos o están menos tiempo en casa. Pero solo lo 'sufren' durante los primeros días", explica el veterinario.

No obstante, Federico Vilaplana aconseja no tomar ningún tipo de medida especial. "No se debe hacer nada concreto para no generar una mayor tristeza en el animal. Muchas veces, si les tratamos de forma especial, lo que conseguimos es fomentar ese estado y alargar esa pequeña pena?", señala el experto, quien recomienda que es preferible dejar que nuestra mascota se adapte a la nueva situación del hogar de forma natural. 

En cuanto a la alimentación, el presidente del Colegio de Veterinarios de Cádiz considera que tampoco es necesario realizar ningún cambio. "La alimentación está marcada en función del ejercicio que el animal haga. Si en verano realizaba mucho ejercicio, habría que optar por una dieta más ligera", concluye el veterianario. 

Más sobre: