habitos-vivirmas

Estos siete hábitos te ayudarán a vivir más

Según algunos estudios, las personas que consiguen cumplir al menos seis de estos siete sencillos pasos reducen un 76% la mortalidad cardiovascular respecto a los que solo cumplen uno o ninguno.

by hola.com

Los expertos de la Asociación Americana del Corazón aseguran que hay siete factores que garantizan nuestra salud cardiovascular y, por tanto, aumentan nuestra esperanza de vida; ya que, te recordamos, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo –especialmente, el infarto de miocardio y el infarto cerebral-. Son estos:

  • Mantener la tensión arterial por debajo de 120 mmHg la sistólica (máxima) y por debajo de 80 la diastólica (mínima). Según el Dr. Martínez-González, experto en Medicina Preventiva, y autor de ‘Salud a ciencia cierta’, recomienda medir la tensión arterial periódicamente (una vez al año si hay riesgo, o cada tres años si no lo hay). “La hipertensión es muy peligrosa y, si se detecta a tiempo, se puede corregir”.
  • Controlar el colesterol en sangre para que no supere los 200 mg/dl. Tener el colesterol alto puede derivar en graves consecuencias para nuestra salud; ya que puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Para ello, conviene realizarse análisis a partir de los 30-35 años en hombres y 35-40 en mujeres.

- Lee: El colesterol no solo daña tu corazón

  • Conseguir estar en tu peso saludable. Combatir la obesidad es uno de los parámetros más importantes para controlar nuestra salud. El peso es un dato que revela mucho sobre nuestra salud y, realmente, debemos tomárnoslo en serio. El experto recomienda que tomemos como referencia el índice de masa corporal (IMC) y nos aseguremos de que es inferior a 25; también que nos pesemos regularmente para no descuidar nuestro peso ideal.
  • Mantener la glucosa a raya. Un azúcar elevado en sangre sostenido en el tiempo puede dar lugar a que aparezcan enfermedades como la diabetes. La recomendación, según el Dr. Martínez-González, es que las personas que sufren obesidad o tienen antecedentes familiares de diabetes deben llevar un control sobre esta. Recuerda que, en ayunas, es conveniente tenerla por debajo de 100 mg/dl.
  • No fumar. No hace falta que te lo digamos: el tabaco es uno de los principales enemigos de la salud cardiovascular; por lo que conviene erradicar este hábito nefasto. Al contrario, las ventajas de dejar de fumar son muchas: reduce los niveles de presión arterial, los espasmos, las enfermedades coronarias y previene la aparición de tumores pulmonares. No fumar reduce igualmente el riesgo de cáncer y de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Los estudios revelan que los fumadores que dejan el tabaco alrededor de los 30 años tienen un 90% de posibilidades menos de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con el tabaco.

- Lee: Dejar de fumar previene el cáncer, la infertilidad e, incluso, los callos

  • Hacer ejercicio físico, al menos, durante dos horas y media a la semana. En este sentido, la Fundación Española del Corazón recomienda el ejercicio aeróbico, unido a una dieta saludable, al ser el más indicado para disminuir los niveles de colesterol (y de glucosa) en sangre, además de reducir la presión arterial.
  • Comer bien. Esto es, llevar una dieta sana, con poca sal, poco azúcar, mucha fruta y verdura, mucha fibra y mucho pescado. Según el experto, la dieta mediterránea es la idónea para cuidar del corazón. De hecho, el estudio Predimed ha demostrado que esta dieta reduce un 30% los episodios de infartos, ictus y muertes debidas a enfermedades cardiovasculares en comparación con otro tipo de dietas.

- Lee: Entrevista con el Dr. MartínezGonzález: "Para combatir la obesidad, hay que comer menos"

 

Más sobre: