Claves para elegir el psicólogo que necesitas

Claves para elegir el psicólogo que necesitas

Si has tomado la decisión de ir a terapia es posible que tengas dudas acerca de cómo acertar en la búsqueda de un psicólogo. Por eso queremos ayudarte con estos consejos.

by Crisitna Soria

No es necesario esperar a tener un problema en concreto que tratar para ir a un psicólogo, ya que son muchos los expertos que recomiendan hacer terapia simplemente para asegurarnos un mejor desarrollo personal. Pero lo cierto es que a veces no resulta nada fácil dar con el psicólogo adecuado para nuestras necesidades, independientemente del motivo que nos haya empujado a hacer terapia

Pregunta a gente de confianza

Es muy posible que en tu entorno haya amigos de confianza que vayan a terapia y a los que puedas preguntar qué tal les está yendo, si creen que les ayuda o de qué tipo son las sesiones. Por supuesto esto has de hacerlo con lo máxima delicadeza y dejando total libertad a la otra persona para que decida qué contarte. Aunque hay muchas personas que hablan de forma abierta de sus terapias, no deja de ser un acto íntimo y personal. En realidad, lo único que necesitas saber es si le está sirviendo a esa persona para mejorar su problema o su situación.

Claves para elegir el psicólogo que necesitasVER GALERÍA

Que no te dé reparo hablar con aquellos que sabes que puedes hacerlo, ya que es mucha la gente que encuentra a su psicólogo gracias a las recomendaciones de amigos cercanos. 

Leer: Psicología: ventajas e inconvenientes de realizar una terapia on line

Asegúrate de cuál es la especialización del psicólogo

Aunque parezca obvio, es muy importante que te asegures de estar en manos de un profesional licenciado, puesto que no todos los que se presentan como psicoterapeutas tienen la formación necesaria.

Además, no está de más que sepas cuál es su especialización para que coincida con lo que tú necesitas y estás buscando. Puedes preguntarle sin ningún problema puesto que tienes todo el derecho a saber en quién vas a depositar tu confianza. En ocasiones, los psicólogos trabajan en gabinetes con otros colegas de profesión que cubren distintas especialidades, y es posible que si hablas con ellos puedan indicarte con quién podrías hacer la terapia que más te conviene.

Leer: ¿Qué es el shadow coaching?

Las sesiones de terapia no siempre nos hacen sentir bien

Cuando empiezas a hacer terapia inicias un camino que en ocasiones te hará sentir mejor y aliviada. Pero también habrá ocasiones en las que al salir de una sesión no te sientas precisamente bien. En una buena terapia habrás de enfrentarte en ocasiones a emociones que pueden resultarte difíciles y desagradables, y por supuesto no es algo fácil de hacer. En el largo proceso de una terapia habrá días para todo, porque si siempre sales con una buena sensación es posible que no te esté ayudando tanto como imaginas.

Has de sentirte cómoda en la relación con tu psicólogo 

El vínculo que se crea entre un paciente y su psicólogo es sin duda muy especial y complejo: se trata de una persona que sabe cosas muy íntimas de ti, es posible que más que nadie, pero no es tu amigo ni lo será jamás: ese no es su objetivo. Sin duda es una situación en la que puedes pensar que te expones demasiado y que esto te haga sentir vulnerable. Lo importante es que al cabo de unas pocas sesiones puedas haberte liberado de tus barreras y te sientas lo suficientemente cómoda para hablar de todo aquello que necesites.

Y una vez que lo hagas, lo esperable es que tu psicólogo te responda y pueda ayudarte a ver de dónde viene aquello que te preocupa y te proponga estrategias para manejar tus pensamientos y sentimientos. Si pasado un tiempo prudencial no acabas de sentirte cómoda cambia de psicólogo. Es alguien que tiene que ayudarte a ti así eres libre de buscar y probar hasta que des con la persona adecuada para ti.

Leer: Así varía la autoestima según la edad

Más sobre: