Darwen, Haru y Pipa: de perros abandonados a terapeutas

Muchos de los perros que se utilizan en terapia asistida fueron abandonados por sus dueños. Te contamos tres historias con final feliz y además verás una campaña contra el abandono que te hará llorar.

by Nuria Safont

La cifra se ha estancado. Pero sigue habiendo abandono de perros y gatos. Y el número preocupa a los expertos: 138.000 perros y gatos fueron recogidos en 2017; en 2016, 137.782. El año 2015 se saldó con 137.831 abandonos, según el Estudio de la Fundación Affinity ‘El nunca lo haría’. “Veníamos de unos años en la que la tendencia iba a la baja, pero en los últimos tres esta se ha roto, y es un dato alarmante”, declara Isabel Buil, directora de la fundación. De hecho, España lidera el ranking de abandono. Mientras en países como Holanda han conseguido acabar con los perros callejeros, gracias a sanciones que pueden llegar a los 16.000 euros y penas de cárcel. 

- Relacionado: ¿Qué hacer si me encuentro un animal abandonado?

Una nueva vida

Un aspecto reconfortante sobre estos animales abandonados es que, algunos de ellos, tienen la oportunidad de vivir una nueva vida con una familia que les acoja o les adopte. Otros, no solo disfrutan de un entorno familiar que vela por sus cuidados y derechos. Además se han 'reinsertado' tanto en la sociedad, que incluso han encontrado trabajo: el de perro de asistencia

Es el caso de Darwen, Haru y Pipa, tres perros que fueron abandonados por sus dueños y hoy trabajan como 'terapeutas' ayudan a niños y mayores. Darwen, por ejemplo, tiene 9 años y, afortunadamente, ahora es un perro feliz. Pero antes de llegar a este estado de bienestar, fue abandonado y, posteriormente, maltrado, porque sus dueños se fueron a otro país. Cuando lo rescataron, observaron que tenía heridas cicatrizadas ya de balines.

Haru fue abandonado cuando solo era un cachorro de dos días junto a sus siete hermanos, al lado de un contenedor de basura. Gracias al compromiso de muchos amantes de los perros, toda la camada encontró un nuevo hogar y Haru ‘decidió’ que iba a dedicar su vida a ser un ‘terapeuta perruno’.

El caso de Pipa fue parecido al de su compañero de ‘profesión’. También fue encontrada en un contenedor y embarazada (aunque este detalle pasó desapercibido hasta que parió a seis cachorros). Como es pequeña, es perfecta como animal para terapia y disfruta ayudando a los demás.  

- Relacionado: Si vas a adoptar un perro, adopta un jubilado

abandono-perros-terapia-2VER GALERÍA

 

Terapia para el primer día de cole

Todos estos animales disfrutan de su nuevo cometido. Y no solo ellos. También los niños, padres de estos y los tutores. Y es que estos terapeutas tan entrañables se utilizan para situaciones tan cotidianas como ‘el primer día de cole, una tortura para muchos pequeños que, por primera vez, se separan de sus padres tras las vacaciones o bien porque empiezan la escolarización, esa jornada puede convertirse en un trauma. Llantos, patadas, rabietas y padres que se despiden de sus hijos con el corazón en un puño son escenas habituales en estos días de septiembre. Pero ¿qué pasaría si estos pequeños se encontraran en clase con un nuevo amigo de cuatro patas dispuestos a ayudarles a secarles las lágrimas con lametazos y cariño?

Esta suerte la han tenido los más de 200 alumnos de infantil y primaria del colegio Lleó XIII de Barcelona. Cuatro perros de la Fundación Affinity –Milú, Summer, Lilu y, también, Darwen- les estaban esperando en la entrada, junto a los cuidadores y profesores, para darles la bienvenida y jugar con ellos. Sin duda, una de las mejores maneras de comenzar las clases.

Esta iniciativa tiene como fin ayudar a aquellos chavales a los que enfrentarse a su primer día de clase les supone todo un reto. Los pequeños han podido compartir actividades con estos ‘terapeutas’ tan peludos y la experiencia ha sido todo un éxito. “Queremos que los niños y sus familiares puedan interactuar con los perros, acariciarlos, jugar con ellos… el objetivo es que aquellos niños que tengan más problemas para separarse de sus padres tengan un apoyo extra y otro foco de atención, y que así puedan tener una experiencia más satisfactoria el primer día en el colegio. Los perros aportan tranquilidad y bienestar pueden llegar a cambiar el estado de ánimo tanto para los niños como para los padres”, asegura Maribel Vila, responsable de Terapias de Fundación Affinity.

- Relacionado: ¿Sabías que tu mejor terapeuta puede tener cuatro patas? 

¿Por qué se abandonan?

Según esta entidad, el principal motivo de abandono son las camadas indeseadas (15,5%). De ahí que los expertos insistan en la esterilización como herramienta clave para evitar que miles de cachorros lleguen a las protectoras. El fin de la temporada de caza (12%) es otra de las causas, así como los factores económicos (12%). La llegada de las vacaciones solamente es el motivo del 1,3% de los casos que llegan a las protectoras.

A pesar de que el 80% de los animales abandonados son mestizos, se trata de un fenómeno que afecta a animales de compañía de todo tipo y no queda restringido a ninguna raza o edad. En cuanto a esta, los cachorros son los que pasan menos tiempo en un refugio antes de ser adoptados, mientras que los adultos pueden pasar hasta nueve meses.

- Relacionado: Por qué adoptar un perro sin raza

Isabel Buil insiste en que hay que romper el “mito de que un perro o gato adulto no se adaptará a una nueva familia o no se podrá educar”. Es más, “adoptarlos cuando son mayores puede ser una excelente opción, permite igualmente educarlo y crear un vínculo afectivo potente con él, y no requiere tanta dedicación como los cachorros en los primeros meses”, concluye.

Con campañas como la francesa, que puedes ver a continuación, o la que llevan a cabo numerosas entidades, fundaciones, protectoras y otras asociaciones de nuestro país logremos el abandono cero y dar a nuestros queridos peludos la oportunidad que se merecen: vivir en compañía de una familia, como animales sociables y llenos de cariño que son. 

- Relacionado: Royals, aristócratas, actores... ¡todos ellos adoran a sus mascotas!

Más sobre: