Remedios caseros para aliviar la dermatitis

Remedios caseros para aliviar la dermatitis

La dermatitis es una de las enfermedades cutáneas más comunes que puede tratarse de manera natural, además de con tratamientos farmacológicos.

by Cristina Soria

La dermatitis es uno de los problemas de la piel más comunes y que afecta, en gran medida, durante la infancia. Las causas pueden ser muy variadas y resulta muy difícil determinar qué la produce de manera concreta. Puede aparecer como consecuencia de la contaminación, del estrés, de un exceso de higiene, por problemas digestivos, hormonales, o por algún tipo de alergia. Y uno de los principales problemas con los que nos encontramos a la hora de hacerle frente es que los tratamientos convencionales no resultan efectivos en un gran número de casos. Además, los tratamientos convencionales no son siempre eficaces. 

Hay muchos tipos de dermatitis

La dermatitis puede manifestarse de diferentes maneras, pero en todos los casos hay una alteración de la piel, acompañada de un molesto picor.  Cuando los brotes son visibles, puede afectarnos causándonos inseguridad y tristeza. Puede ser atópica, seborreica, y abarca también el eczema y la psoriasis. La dermatitis puede afectar a nuestra calidad de vida y es difícil de curar, por eso es muy importante hacerle frente tanto a nivel interno como externo.

Leer: La postura en la que duermes puede acelerar la aparición de arrugas en la piel

Cómo cuidar la piel de manera respetuosa y natural

Una piel con tendencia a sufrir dermatitis es una piel sensible que necesita ser cuidada de una forma natural, evitando en la medida de lo posible el uso de productos de higiene y belleza que resulten agresivos para ella. Busca aquellos que no contengan detergentes, parabenos o derivados del petróleo. Y en su lugar busca productos de procedencia artesanal o ecológica. Si realizas este pequeño cambio verás cómo en poco tiempo tu piel empieza a mejorar.

Aloe vera para aliviar el picor

Tener una planta de aloe vera en casa puede serte de gran ayuda frente a un brote de dermatitis. El aloe tiene propiedades bactericidas, antisépticas, regeneradoras, bactericidas e hidratantes.

Aloe vera para aliviar el picorVER GALERÍA

Solo tienes que partir un trozo de la hoja fresca y aplicar el gel del aloe directamente sobre la piel limpia. Esta planta te ayudará a aliviar los picores y a cuidar tu piel. Evita posibles infecciones utilizando un trocito de hoja nuevo cada vez.

Agua de mar y soluciones salinas

El agua de mar contiene las mismas vitaminas, sales minerales, aminoácidos y oligoelementos que se encuentran en nuestro organismo, y tiene propiedades antisépticas y antibacterianas, además de hidratantes, muy beneficiosas para nuestra piel.

Si tenemos la oportunidad de bañarnos en el mar, debemos hacerlo y luego dejar que nuestra piel se seque al sol. Si no, puedes conseguir agua de mar en herbolarios y aplicártela en la zona afectada con una gasa o toallita y dejarla secar  al aire.

Como última opción, puedes disolver sal marina pura en agua y utilizarla tanto para darte baños como para tratar zonas concretas del cuerpo.

Leer: Objetivo: prevenir el melanoma

Avena

La avena es un cereal muy recomendado por sus propiedades medicinales y sus valores nutricionales, tanto para su consumo diario como para aplicarlo sobre la piel.

AvenaVER GALERÍA

Si sufres dermatitis en varias zonas del cuerpo o en una parte importante del mismo, puedes darte un baño al que incorpores copos de avena hervidos y batidos hasta obtener una mezcla que habrás de incorporar al agua. Si quedan partes sin deshacer puedes utilizarlas para masajear tu piel por las zonas afectadas con mucha suavidad.

Infusiones de ortiga y diente de león

Ambas plantas son excelentes para tratar la dermatitis desde el interior del organismo sin alterar el equilibrio de la piel. Son depurativas y favorecen la eliminación de toxinas que pueden estar perjudicando la salud de nuestra dermis. Prueba a tomar dos o tres tazas al día, combinándolas entre sí. Puedes alternarlas con otras plantas como la cola de caballo y la zarzaparrilla.

Leer: ¿Aumentan las infecciones por hongos en verano?

Más sobre: