diy cajas

DIY 'eco': Crea una práctica mesa auxiliar con cajas de madera recicladas

Con un poco de creatividad y las herramientas adecuadas, se puede dar una nueva utilidad a todos aquellos recipientes que ya cumplieron con su trabajo

by Gtresonline

Reciclar no solo es una moda pasajera. Se trata de dar una segunda vida a todos aquellos objetos que ya cumplieron con la función para la que fueron creados pero que todavía tienen mucho que ofrecer. Reutilizar cuesta menos que fabricar un nuevo producto y gracias a este pequeño gesto se ahorra no solo dinero, sino también energía, agua y materia prima, reduciendo además la contaminación que se produce en el proceso de fabricación. Tan solo es necesario algo de paciencia, tiempo libre y un poco de creatividad. Con los materiales más insospechados y la ayuda de las herramientas adecuadas se pueden lograr increíbles resultados con los que dar un nuevo aire al hogar sin necesidad de gastar mucho.

Lee: Ideas para decorar tu casa con objetos reciclados

Además, obtendremos la increíble satisfacción de haber creado algo útil con nuestras propias manos siendo mucho más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. En este caso, las típicas cajas de madera para contener la fruta en el mercado pueden ser de gran utilidad para crear un original mueble móvil auxiliar ideal para complementar la habitación de los más pequeños o nuestro espacio de trabajo en casa. Simplemente hay que seguir estos sencillos pasos.

Materiales:

 

  • 3 cajas de fruta de madera
  • 4 listones de madera
  • Pintura acrílica variada
  • 4 ruedas
  • Lija
  • Clavos
  • Láminas de papel decorativo adhesivo
  • Brochas
  • Un lápiz
  • Un cúter
  • Un martillo o destornillador
  • Una regla o cinta métrica

herramientas materiales cajasVER GALERÍA

Pasos:

 

  1. Lijar las cajas y los listones de madera para eliminar cualquier astilla o imperfección y dejar la superficie completamente lisa y suave
  2. Con una brocha seca, quitar cuidadosamente cualquier rastro de polvo o serrín que haya podido quedar sobre la superficie tras el lijado
  3. Pintar todas las piezas con distintos colores creando una combinación armónica. Esperar a que se sequen y aplicar una segunda capa para fijar bien la pintura
  4. Medir la base de las cajas con la regla y recortar con el cúter trozos de papel adhesivo del mismo tamaño para forrar el interior. Presionar para que quede bien fijo
  5. Con la cinta métrica, medir los listones y marcar con lápiz tres puntos equidistantes para fijar cada balda del mueble dejando un espacio en la parte inferior para las ruedas
  6. Situar las ruedas en la parte inferior de la caja que vaya a ir en la parte baja del mueble y fijarlas bien a la base con clavos y un martillo (o el mango de un destornillador)
  7. Coloca una a una las cajas en su lugar correspondiente previamente marcado en los listones y fijarlas con los clavos y la ayuda del martillo en cada uno de los lados
  8. Pintar la cabeza de los clavos del mismo color que los listones para crear un efecto uniforme

Una vez listo, lo podemos rellenar con todo tipo de utensilios para tenerlos siempre a mano y transportarlos con facilidad por cualquier estancia de la casa. Incluso, podemos utilizar más cajas para crear más baldas y ganar más espacio.

resultado mesa cajasVER GALERÍA

Más sobre: