Ejercita tu cerebro haciendo lo que te gusta

Ejercita tu cerebro haciendo lo que te gusta

La inteligencia, la memoria o la capacidad de comprender nuestras emociones también pueden ejercitarse.

by Cristina Soria

Si la falta de ejercicio físico hace que nuestros músculos se anquilosen y perdamos masa muscular ¿por qué no dedicamos tiempo a evitar que ocurra eso mismo con nuestro cerebro? Si dejamos de ejercitarlo podemos perder conexiones neuronales, disminuir nuestras capacidades cognitivas y poner en peligro nuestra salud mental para el futuro.

Según el psicólogo eslovaco, Shlomo Breznitz, estimular nuestro cerebro con retos continuos es vital para conservar sus facultades plenas durante mucho tiempo. Además,  puede hacernos descubrir nuevas habilidades mentales que no conocíamos. Porque a veces nos empeñamos en creer que no tenemos facultades intelectuales o la concentración necesaria para practicarlas, pero eso, al igual que con el resto de nuestro cuerpo, no es más que una cuestión de entrenamiento.

Sin embargo, realizar ejercicio con el cerebro es mucho más accesible y requiere menos esfuerzo que ir todo los días al gimnasio. De hecho, la forma de ejercitar tus neuronas ni siquiera es una cuestión compleja: olvida la aplicaciones del móvil, las pruebas matemáticas o los ejercicios psicotécnicos. Puedes alimentar tu cerebro haciendo solo lo que te gusta.

Leer te puede alargar la vida

Según un estudio de la Universidad de Yale, leer es uno de los ejercicios más completos para nuestro cerebro, y sin embargo un 26% de la población adulta reconoce que no ha leído ni cinco páginas de un libro a lo largo del último año. Si es tu caso, puedes fijarte este objetivo para cualquier época vacacional y luego extender esta costumbre al resto del año.

Leer te puede alargar la vidaVER GALERÍA

Este estudio tomó la muestra de 3.600 personas de más de 50 años, a las cuales se les realizó un seguimiento durante 12 años. Se establecieron tres grupos, los que no leen, los que dedican alrededor de tres horas semanales, y los que leen más de tres horas por semana. La conclusión del estudio arrojó un resultado muy llamativo. Durante los doce años que duró el estudio, en los dos grupos de lectores hubo menos fallecimientos que en grupo de no lectores. Y los que más leían vivieron una media de dos años más que los que no leyeron nada.

Leer: Cómo 'reprogramar' tu cerebro para cambiar tu vida

La meditación hará crecer la materia gris de tu cerebro

Un estudio del EOC Institute de Estados Unidos refleja que la meditación puede mejorar el desarrollo congnitivo, equilibrando ambos hemisferios. Mediante escaners realizaron pruebas en cerebros que nunca habían meditado y otros que estaba habituados a hacerlo. Esto demostró que, desde un punto de vista fisiológico, las personas que realizan meditación de forma continuada tienen un desarrollo neuronal más solvente para tomar decisiones y entender sus emociones. También desarrollan unas capacidades creativas que pueden poner en práctica en su día a día. 

La meditación hará crecer la materia gris de tu cerebroVER GALERÍA

Ya sabíamos que la meditación ejercita el orden y el tiempo en el que pensamos, cómo lo hacemos y cómo nos sentimos al respecto. Sin embargo,este estudio refleja que la meditación aumenta las regiones de masa gris, especialmente las de las zonas del cerebro que son las responsables de buscar soluciones de forma activa. Esto convierte a la meditación en una herramienta muy accesible para ejercitar la inteligencia emocional, la creatividad y, de forma colateral, la autoestima.

Leer: Las claves para mantener el cerebro en buena forma

Juega, pero sin necesidad de apps

Conocíamos que el ajedrez era bueno para la mente, pero un estudio recente publicado en la revista Nature lo ha puesto de manifiesto al encontrar una relación directa entre este juego y las habilidades mentales que potencia. Según el investigador alemán Ognjen Amidzic, de la Universidad de Konstanz, un maestro del ajedrez utiliza en mayor medida la corteza central y parietal del cerebro mientras que un aficionado esporádico emplea más el lóbulo temporal medio. Esta conclusión resulta muy interesante porque denota dos cuestiones: que el ajedrez cambia la forma de funcionar del cerebro, y que un jugador experimentado consigue poner en funcionamiento una zona del cerebro que almacena los recuerdos consolidados y, además, hacerlo en su propio beneficio,

Además, en opinión de la catedrática de Fisiología de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, Agnès Gruart, el ajedrez no solo representa un ejercicio mental que precisa de memoria y estrategia, sino que realizarlo ayuda a que podamos decidir con mayor agilidad y aplomo en situaciones de nuestra vida, de mayor o menor importancia. Además, en un contexto social, con un contrincante de carne y hueso, estaremos aprovechando aún más estos beneficios para el desarrollo de nuestro cerebro.

Leer: ¿Es posible despertarse y hablar otro idioma?

Más sobre: