Esta son las razones por las que debes comer espárragos

Estas son las razones por las que debes comer espárragos

Los espárragos deberían ocupar un lugar importante en nuestra alimentación porque son muy saludables y combinan con todo

by Cristina Soria

Los espárragos son un perfecto complemento a casi cualquier plato porque tienen un sabor suave y combina fácilmente con alimentos salados, no solo en salteados sino en cualquier tipo de elaboración donde necesitemos potenciar la presencia de la verdura. Además, es un alimento muy nutritivo, bajo en calorías y diurético.

Su color, blanco o verde, depende de cómo se ha cultivado. Si ha germinado bajo tierra y el sol no entró en contacto con su piel, permanecerá blanco y su sabor será más suave. Si ha crecido al aire libre y por tanto ha realizado la fotosíntesis, su color final será verde. Sin embargo, nutricionalmente ambos espárragos son muy similares. Lo único que les diferencia suele ser el precio, pues los blancos acaban siendo algo más caros porque su recolección es más trabajosa.

También existe el espárrago morado, aunque en España no se conoce demasiado. Su sabor es más dulce y está producido por un pigmento propio de algunas frutas como las grosellas, frambuesas y arándanos, que se denomina “antocianina”. Este pigmento es el mismo que le da su color morado a otras verduras, como la remolacha y la berenjena.

Leer: Alimentos ecológicos que sí merece la pena comprar

Los espárragos son antioxidantes naturales que preservan tu juventud

Comer espárragos te ayudará a luchar contra el envejecimiento de tus células, además también  tienen propiedades antiinflamatorias. Esto se debe a que el espárrago es una verdura antioxidante que nos protege de los radicales libres. 

Esta son las razones por las que debes comer espárragosVER GALERÍA

Sin embargo, solo encontraremos este beneficio en los espárragos verdes, porque su poder antioxidante está relacionado con su color, ya que es el pigmento verde que adquieren con la fotosíntesis el que tiene estas propiedades, al igual que otras verduras de este color. Los espárragos morados también son antioxidantes, pero en menor medida.

Diuréticos, hipocalóricos y anticancerígenos

Son los flavonoides, quercetina y kaempferol los componentes que encontramos en los espárragos y que les hacen tan antioxidantes, pero además se ha comprobado que estas sustancias también ayudan a regular la presión arterial, y los convierten en alimentos anticanceríngenos, antiinflamatorios y antivirales.

Las pocas calorías del espárrago lo hace ideal para incluirlo en nuestra dieta diaria, porque por cada 100 gramos que ingerimos, apenas estamos recibiendo 20 calorías. El 90% de los espárragos es agua, y su alto contenido en fibra nos ayudará a disminuir nuestro peso.

Aporta altos niveles de asparagina, que es un aminoácido que se considera un diurético natural y que te ayudará a regular el sistema urinario de tu organismo. Pero también funciona para eliminar el exceso de sales, lo cual es muy útil para quienes padecen de edema, es decir, la acumulación de fluidos en ciertos tejidos corporales. Incluso su consumo es muy positivo para regular las enfermedades cardiacas relacionadas con la alta presión arterial.

Leer: La importancia de incluir frutas y verduras en la dieta… ¡mucho más que un cliché!

Si estás embarazada, será el médico quien te recomiende los espárragos.

Toda embarazada está familiarizada con el ácido fólico porque se prescribe durante las primeras semanas del embarazo. Favorece la producción de glóbulos rojos y un correcto desarrollo del ADN que posteriormente transportará la información genética. 

Este ácido está presente en la vitamina B9 que aporta el espárrago, y es un nutriente muy importante para el bebé porque, además, ayuda a protegerle  de los defectos en el tubo neural, que es la zona fetal donde se desarrolla el sistema nervioso central. Un problema en el desarrollo de este podría producir complicaciones en en el desarrollo cognitivo del bebé.

Al ingerir 100 gramos de espárragos estamos aportan a nuestro cuerpo el 37% del ácido fólico diario necesario para una embarazada.

Leer: La zanahoria: un súper alimento ideal para el verano

Más sobre: