Descubre por qué tu gato vive de noche y no te deja dormir

Descubre por qué tu gato vive de noche y no te deja dormir

Puede que tu gato no te deje dormir porque dedica la noche a correr de lado a lado de la casa, a saltar, a observarte mientras duermes.

by Cristina Soria

Los gatos son muy felices durmiendo, les encanta y, de hecho, desde los tres años los gatos domésticos dedican hasta 15 horas diarias a dormir. Pero suelen hacerlo de día. Y si tú no estás, con más razón, porque al saberse solos prefieren dedicar ese tiempo a descansar en espera de que regreses. Cuando por fin estás en casa, por la tarde o por la noche, ya están descansados y buscan la forma de interactuar contigo, aunque te vayas a la cama y pretendas dormir.

El instinto cazador de los gatos hace que las noches sean mucho más interesantes para pasarlas de guardia, recorriendo los recovecos de la casa en búsqueda de una presa. Puede que jamás hayan cazado de forma efectiva, los gatos domésticos ni han tenido necesidad ni probablemente hayan tenido ese ejemplo en su entorno, pero se trata de un instinto primario al que no pueden renunciar. De hecho, anatómicamente están diseñados para la caza nocturna.

Leer: Descubre si tu gato es feliz

Cuando un animal pequeño no ve y se siente despistado, un gato puede aparecen sigiloso acechándolo con su visión nocturna y darle caza. Sus ojos no son capaces de ver en la oscuridad total, pero les hace falta muy poca luz para situarse y reconocer el espacio. Con una sexta parte de la luz que el ojo humano necesita como mínimo, tu gato ya ve de sobra. Esta condición fisiológica juega a su favor para ser un cazador hábil, y aunque no existan presas y esté saciado de comida, sus instintos no se darán por enterados.

Sus instintos son importantes, pero tú lo eres más

Pese a que la parte más primaria del comportamiento de los gatos viene de serie, las rutinas de tu casa acabarán prevaleciendo en su forma de ser. Un estudio de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Messina, en Italia, ha refutado que los gatos cambian su comportamiento en función lo que ocurre en la casa en la que viven y, por lo tanto, son sensibles a las costumbres de su hogar y tratan de adaptar sus hábitos a los ritmos de sus compañeros de piso.

Descubre por qué tu gato vive de noche y no te deja dormirVER GALERÍA

Este estudio consistió en estudiar el comportamiento de 10 gatos que tenían total libertad para salir y entrar en casa a cualquier hora. Se trataba de gatos que vivían en grandes chalets con jardín propio, etc. Además, evaluaron también a los gatos que vivían en pisos de menos de 100 metros, y que de noche (o de día también) se les había prohibido completamente salir al exterior. 

Leer: Con estos trucos tu gato dejará de arañar tus muebles

Al cambiarles de hábitat se descubrió que las costumbres de cada gato se habían fraguado teniendo en cuenta en qué espacio se habían criado y qué reglas les habían impuesto. Los gatos que no podían salir de casa y que vivían en pisos pequeños, no hacían uso de su libertad nocturna y permanecían en una zona concreta pese a tener mucho espacio para explorar por la noche. Y los gatos que habían vivido con gran libertad se subían por las paredes, y el piso de 100 metros se les hacía pequeño para todo los juegos y persecuciones que pretendían hacer por las noche.

Qué puedes hacer para cambiar sus hábitos

Si no puedes dormir por el ajetreo que se trae tu gato por las noches, ahora ya sabes que no le ocurre nada, no es estrés, ni ganas de llamar la atención, ni tiene un plan para hacerte la vida imposible. Es solo su instinto y su educación. El estudio de la Universidad de Messina confirma que podemos tratar de marcar los límites para que acompase sus ritmos a los nuestros, y no por eso serán menos felices o traicionarán sus instintos.

Para que por la noche no tenga las pilas tan cargadas, puedes intentar que duerma menos de día, ofreciéndole más actividad física. Que estés presente de día ayudará, pero también que juegues con él y le mantengas activo. Esta situación no tiene que ser indefinida, sino que haciéndolo puntualmente estarás provocando un cambio en sus hábitos que luego se mantendrá pese a que no sigas ofreciéndole esta actividad diurna en un futuro.

Procura, además, que por la noche no le falten comida ni bebida y que tenga el arenero bien limpio. Porque una de las razones para que nos llame la atención por la noche puede ser que quiere que le soluciones estas cuestiones.

Leer: Motivos por los que deberías tener un gato en casa

Más sobre: