Mujer comprando

Cómo afectan los colores a la hora de comprar

Las decisiones que toma un consumidor están condicionadas, en gran parte, por la estética y color que guarda el producto

by Gtresonline

Los colores dicen de nosotros mismos más de lo que, a priori, pudiéramos imaginar. Tanto es así que una rama de la psicología se dedica única y exclusivamente al estudio que trata sobre los pigmentos y su efecto en la conducta humana. Esta disciplina, conocida como la 'psicología del color', está dirigida a analizar cómo percibimos y nos comportamos ante los distintos colores, así como a descubrir qué emociones nos suscitan cada una de las tonalidades. Los valores cromáticos condicionan el estado de ánimo, pudiendo provocar estímulos, ilusión, alegría o tristeza, modifican nuestras percepciones e influyen sobre nuestras decisiones a la hora de comprar. Es decir, los colores y la apariencia visual son dos de los factores más eficaces del marketing y del arte de la persuasión y tienen como objetivo provocar un determinado impulso en el consumidor durante el proceso de compra. ¿O te imaginas volando en un avión negro? ¿O bebiendo agua en una botella marrón?

Leer: ¿Conoces la psicología de los colores? Así hablan de ti

Rojo

Coches deportivos, alimentos, bebidas energéticas, pasta, galletas, salsas… El color rojo aumenta la adrenalina, hace que el corazón lata más fuerte, se dispara la presión sanguínea, aumenta la respiración y el apetito, según estudios de Morton Walker y Gerald Faber Birren. Tal y como afirma la multinacional de bebidas estadounidense Coca-Cola, esta tonalidad desprende energía, evoca emociones fuertes y es sinónimo de felicidad. Además, el rojo genera una sensación de urgencia, por lo que es el pigmento más utilizado para teñir los carteles que anuncian rebajas, ofertas y liquidaciones.

Azul

Suele ser una de las tonalidades preferidas por las personas. Pese a ser un color 'frío', transmite confianza, seguridad, serenidad y limpieza. También incrementa la productividad y, por ello, es el más utilizado en las oficinas, empresas, bancos e instituciones. Por otro lado, se relaciona con la masculinidad y la higiene. En la alimentación, se emplea para el 'packaging' de productos light, agua o congelados, pero es poco recomendado para el resto de comestibles ya que, al existir pocos alimentos con este color, no resulta ser atractivo para el consumidor.

Mujer comprandoVER GALERÍA

Blanco

El color blanco representa la pureza y la inocencia, así como la paz y la virtud. A nivel de consumo y marketing, se asocia con la sencillez, la elegancia y la facilidad de uso. El color blanco está ganando terreno en el universo de la tecnología y se ha convertido en el tono estrella de los coches de todo el mundo.  

Verde

El verde se asocia con la naturaleza, la salud y la tranquilidad. Es la tonalidad que se emplea en los productos ecológicos y saludables, herboristería, productos slow food, cultivo biológico… Además, se asocia a la riqueza y es muy utilizado para generar un ambiente confortable y relajado en las tiendas para el consumidor.

Rosa

El rosa desprende dulzura, delicadeza, romanticismo y feminidad. Es frecuente verlo en la cosmética y ropa juvenil para chicas. También es habitual en productos relacionados con el amor y la amistad. Al igual que el amarillo, genera optimismo.

Leer: Psicología para adelgazar: ¿influyen tus emociones en tu dieta?

Negro

El negro es sinónimo de elegancia, poder, exclusividad y lujo. En la ropa evoca sofisticación, estatus y elitismo y, además de ser popular en los aparatos de electrónica, es muy empleado en productos gourmet de la alimentación, con la etiqueta de alta gama.

Más sobre: