aliados-verano

Las frutas y verduras aliadas del verano

Estos son los alimentos que no pueden faltar en tu nevera si no quieres que los efectos del verano acaben afectando a tu dieta y a tu estado de ánimo.

by hola.com

Las altas temperaturas, el cambio de ritmo, los viajes, las comidas fuera de casa, los excesos... Es una época del año en la que el cuerpo sufre un mayor desgaste. Ya sea por el calor o por el desorden alimenticio, el verano hace que, en general, tengamos menos ganas de comer y, en consecuencia, nos sintamos más débiles y cansados. Además de la común deshidratación que a menudo sufrimos la mayoría. Por eso, hay que tener en cuenta qué alimentos son los más adecuados para comer en verano y seguir una dieta equilibrada y nutritiva.

- Lee: Los alimentos clave para luchar contra la celulitis

Y estos, según la experta en nutrición y colaboradora de ¡Hola!, Marta Lorenzo, tienen todo lo necesario para ser los protagonistas cuando el calor abruma: refrescan, reducen la sensación de calor, son sabrosos y apetecibles, aportan minerales, vitaminas y antioxidantes, y además, gracias a que son hipocalóricos y a su efecto saciante, ayudan a bajar de peso.

  • Pepino. Es una de las hortalizas más refrescantes que hay, ya que contiene un alto porcentaje en agua. También destaca por ser muy diurético, propiedad importante en verano, ya que es muy fácil que se produzcan retenciones de líquidos e hinchazón por el calor. Además, es rico en fibra como la mayoría de las verduras y, por tanto, nos ayuda a evitar el estreñimiento, algo muy común en verano sobre todo si vamos de viaje. A modo de consejo: consume el pepino con aceite de oliva, limón o yogur.
  • Tomate. Todo un clásico veraniego. De hecho, se trata de un emblema de la dieta mediterránea por su alto valor nutritivo y por ser bajo en calorías. A parte de su gran aporte de vitaminas (A, C y K) y minerales (hierro y potasio), el tomate tiene pigmentos orgánicos que ayudan a proteger la vista. Son diuréticos naturales ya que evitan la retención de líquidos y proporcionan la eliminación de toxinas.

- Lee: ¿Qué les pasa a tus ojos si no los proteges correctamente del sol?

  • Sandía. Prácticamente el 93% de su composición es agua, por lo que, sin duda, puede ser el alimento ideal para las personas a las que les cuesta beber agua e hidratarse en verano. Es muy hipocalórica, así que es perfecta para dietas de adelgazamiento. Hay personas que pueden sentir sensación de pesadez o hinchazón después de ingerirla, sobre todo por la noche, por tanto se recomienda evitar consumirla a esas horas del día.
  • Zanahoria. Es muy importante consumirla en verano por varios motivos: contiene un alto valor nutricional, evita el envejecimiento, mejora la visión y, además, potencia el bronceado ayudando a la pigmentación de la piel. También contiene vitamina C, que ayuda a la producción de colágeno y con ello favorece la elasticidad de la piel.

- Lee: Alimentos para mantener un bronceado perfecto

  • Melón. Al igual que la sandía, tiene un alto porcentaje en agua, pero con un poco más de azúcar. Ejerce un mayor efecto saciante por lo que también puede resultar ideal en dietas de adelgazamiento. No es recomendable consumirlo después de las comidas ya que va a provocar una digestión más lenta o pesada, sobre todo si el melón está frío.
  • Cerezas. Es la fruta perfecta del verano, es refrescante, sabrosa y fácil de consumir en cualquier lugar y momento. Además, es rica en fibra, evitando el estreñimiento.

Más sobre: