Cómo tener unas vacaciones sostenibles

Cómo tener unas vacaciones sostenibles

Salir de vacaciones no implica abandonar los gestos que realizamos a diario para cuidar el medio ambiente. Es más, es el momento idóneo para tomar conciencia de la importancia que tienen, sin importar dónde estemos.

by Cristina Soria

Cuando llegan las ansiadas vacaciones, hemos de pensar en aquellos destinos que nos sirvan para desconectar del trabajo y la rutina, y nos permitan descansar para volver al trabajo completamente renovados. Sin embargo, podemos disfrutar de nuestro tiempo de relax sin olvidarnos de cuidar el planeta en que vivimos. 

Por esta razón surge el concepto de “vacaciones sostenibles”. Con este término nos referimos a la posibilidad de tomar un período de descanso sin abandonar los cuidados del medio ambiente que mantenemos cuando estamos en casa.

Leer: 10 cosas que puedes hacer tú por la salud del planeta

Aquí te dejamos unas ideas para convertir tu época de descanso en un tiempo de vacaciones sostenibles, respetuosas con el medio ambiente.

Ante todo, actitud

En primer lugar tienes que convencerte de que realmente quieres unas vacaciones que impliquen cuidar el planeta. Piensa que si todos hacemos pequeños cambios en positivo, al final lograremos un cambio aún mayor que revierta de forma visible en el medio ambiente.

Busca los contenedores a tu alcance

Ya sea que las vacaciones elegidas transcurran en el campo o en la ciudad, un pueblo del interior, baños de mar o esquí en la montaña, un pequeño gran paso que dar es buscar los contenedores donde depositar correctamente envases, latas y bricks (amarillos); residuos de papel y cartón (azules); y vidrio (verdes).

Leer: Tu ropa también contamina (y mucho)

Cuidado con el plástico

Si has elegido la playa para pasar tus vacaciones, asegúrate de que no dejas ningún plástico o basura en la arena. Estos residuos van a parar al mar y las consecuencias sobre los ecosistemas marinos son terribles. 

Cómo tener unas vacaciones sosteniblesVER GALERÍA

Del mismo modo, cuando abandones la playa, puedes recoger los residuos que te encuentres y depositarlos en el contenedor adecuado. Ya hay muchas iniciativas de este tipo que comparten en redes la basura que recogen para concienciar a otras personas de la importancia de cuidar el entorno.

Evita el riesgo de incendio

Si tus vacaciones transcurren en la montaña, recuerda que España es el país a la cabeza de incendios forestales. La mayoría, además, están ocasionados por seres humanos. Si estás en el monte evita fumar y arrojar material combustible que pueda provocar el más mínimo incendio, como colillas o cerillas. Cada año, los incendios arrasan con miles y miles de hectáreas de nuestros bosques, afectando enormemente a la biodiversidad local.

Pedalea, es bueno para ti y para el medio ambiente

Si allá donde vas es posible, alquila una bicicleta y desplázate en ella siempre que puedas. Tu salud se beneficiará de que hagas ejercicio y evitarás contaminar el ambiente. 

Otra opción es que te informes del transporte público que tienes a mano y que lo utilices para tus desplazamientos. Es una forma estupenda de reducir la producción de dióxido de carbono.

Apoya el comercio local

Aprovecha para ver la procedencia de los productos que se consumen allá donde vayas. Conocerás mejor el lugar en el que estás veraneando y podrás colaborar con el comercio de cada zona. Dale prioridad a aquellos productos que se hayan elaborado de manera respetuosa con el medio ambiente.

Leer: ¿Cómo influye la contaminación en los casos de alergia?

Más sobre: