gluten-salud

¿Se debe comer sin gluten cuando no eres celíaco?

¿Es cierto que los cereales engordan? ¿Si me siento hinchada tras comer un plato de pasta quiere decir que no tolero bien el gluten? ¿Los alimentos con gluten perjudican mi salud?

by JULIA GIRÓN

Sin tener problemas celíacos, cada vez más gente decide eliminar el gluten de la dieta sin necesidad, solo porque tienen la falsa creencia de que les predispone al sobrepeso o, simplemente, porque piensan que comer sin gluten es mejor para la salud. La pregunta es: ¿estamos ante un ‘postureo’ celíaco o realmente podemos obtener alguna ventaja eliminando alimentos como los cereales (principalmente, trigo, centeno, cebada y avena) de nuestra dieta?

El problema de las modas en nutrición es que acaban dándose por ciertos mensajes que no lo son, como que una pizza sin gluten es más sana o que para adelgazar hay que eliminar los hidratos de carbono. Pues ni una cosa ni la otra es cierta.

¿Cómo saber si soy celíaco?

La celiaquía es una dolencia que padece el 1% de la población española; aunque se estima que el 75% todavía no está diagnosticado, ya que los síntomas (molestias digestivas, debilidad…) no son determinantes; lo que complica el diagnóstico. Por tanto, el primer punto en el que coinciden los especialistas en nutrición es saber si realmente sufres una intolerancia al gluten; y esto implica someternos a una prueba específica: una biopsia del intestino. Si el resultado es negativo, quiere decir que no tenemos ningún problema y podemos consumir con tranquilidad cualquier tipo de cereal.

Por tanto, cualquier otro ‘síntoma’ que podamos percibir como, por ejemplo, sensación de hinchazón después de comer un plato de pasta, no debe llevarnos al error de ‘autodiagnosticarnos’ una intolerancia; ya que puede deberse a muchos factores, como la forma de cocinarlo o si es una comida demasiado pesada que mezcla muchos ingredientes.

- Lee: ¿Cómo puede ayudarte un test de intolerancia alimentaria?

Carbohidratos: la clave está en saber elegirlos

El otro gran error es eliminar el gluten de la dieta pensando que, de esta manera, conseguiremos adelgazar más fácilmente. “Lo único que podemos provocar es un mal control de la glucemia; además de que tu cuerpo se acostumbrará a no aportar hidratos de carbono y el día que lo hagamos tengamos problemas reales de digestión”, explica la experta y colaboradora de ¡Hola!, Marta Lorenzo.

Por lo demás, "es cierto que en un régimen de adelgazamiento debemos controlar el consumo de cereales, teniendo en cuenta el gasto calórico de la persona y un concepto llamado ‘sensibilidad o resistencia a la insulina’. Pero esto no quiere decir que debamos eliminarlos de la dieta; sino saber cuáles son más aconsejables o las mejores horas para tomarlos".

- Lee: 3 cosas que debes saber de los hidratos de carbono para comerlos sin miedo

  • Cuáles son los carbohidratos ‘buenos’. Los carbohidratos que cuentan con un alto contenido en fibra, como los cereales, granos y semillas completos como la quinoa, el arroz integral, los garbanzos, las lentejas... Y, por supuesto, las frutas y verduras.
  • ¿Cuándo consumir los carbohidratos? El mejor momento del día para tomar carbohidratos es por la mañana porque el metabolismo funciona con mayor rapidez en las primeras horas del día, provocando que se queme glucosa en el organismo con mayor facilidad. Sin embargo, para seguir una dieta saludable, es importante que los carbohidratos aparezcan en las tres principales comidas del día: desayuno, comida y cena.
  • ¿Cómo podemos saber si tenemos poca sensibilidad a la insulina? “Normalmente, las personas delgadas o de constitución delgada, suelen tener buena resistencia a la insulina, y con reducir las raciones de cereales al día basta para bajar de peso en caso de necesitarlo. Si, por el contrario, eres el prototipo de persona que le cuesta bajar de peso y tiene facilidad para acumular grasa en la zona abdominal, seguramente tengamos poca sensibilidad a la insulina. Esto es muy común en mujeres con problemas hormonales como los ovarios poliquísticos. En este caso, debemos controlar el índice glucémico de los alimentos y aportar los hidratos de carbono principalmente a través de la fruta y la verdura”, explica la experta en nutrición y colaboradora de ¡Hola!, Marta Lorenzo.

- Lee: Aprende cómo utilizar el índice glucémico en la dieta

“Recordar, además, que ningún profesional va a recomendar eliminar ningún alimento de la dieta si no hay evidencia científica de que exista intolerancia o alergia, por lo que no se recomienda que lo eliminemos por nuestra cuenta y riesgo. Si es cierto, que si no nos encontramos a gusto al ingerir un alimento, podemos observar si es por este y, en ese caso, podemos reducirlo”, apunta.

Si quieres saber más...

- La intolerancia a los sulfitos: qué son y cómo nos afectan

Más sobre: