panela-azucar

La panela, ¿una alternativa más saludable que el azúcar?

¿Es mejor el azúcar integral o el azúcar sin refinar? ¿Debemos desterrar el azúcar blanco de la dieta? ¿Es la panela más saludable?

by JULIA GIRÓN

Azúcar de caña, de coco, sirope de arce, miel, panela… Es completamente comprensible que en medio de la gran batalla abierta contra el azúcar -sus altos índices de consumo son responsables de muchas enfermedades como la obesidad, la diabetes o el síndrome metabólico-, nos preguntemos qué alternativas más saludables y naturales tenemos a nuestro alcance. Sin embargo, no debemos olvidar algo que nos recuerdan los expertos: el azúcar es azúcar independientemente de que lo extraigamos de una planta o sea integral.

- Lee: ¿Cuánta cantidad de azúcar deberíamos consumir?

“La industria hace una gran exhibición de la palabra ‘integral’, asociándola al concepto de lo natural y lo saludables. Aunque los alimentos integrales son siempre preferibles a sus equivalentes refinados, en el azúcar la diferencia es insignificante. Como el consumo de azúcar debería ser reducido al mínimo, también las posibles sustancias beneficiosas contenidas en la versión integral tienen un impacto irrelevante en la alimentación general. Además, extraer azúcar de una planta y concentrarlo no tiene nada de natural, se haga con un proceso artesanal en Latinoamérica o con un proceso industrial de una empresa multinacional, habremos obtenido un producto procesado y modificado”, explican las médico-psicoterapeutas Roberta y Simona Milanese, autoras del libro ‘Alimentación: falsos mitos y engaños del marketing’.

- Lee: Edulcorantes, ¿cuál es más sano?

¿Azúcar o sustitutos?

Por este motivo, no podemos decir que la miel o la panela son más saludable que el azúcar. Como explica el científico, doctor en bioquímica y biología molecular, J.M. Mulet en su libro ¿Qué es comer sano?: “La miel, a diferencia del azúcar, puede tener una gama más amplia de sabores y de aromas en función de su origen, pero sigue siendo una solución acuosa concentrada de azúcares. Por tanto, al fin y al cabo, te estás metiendo azúcares rápidos en el cuerpo, de los que te suben la glucosa en sangre y que se podrían denominar calorías vacías”.

Es cierto que estas alternativas cuentan con vitaminas y minerales que el azúcar no tiene y, por tanto, optar por ellas en lugar del azúcar, podría ser más saludable. Sin embargo, como apunta el experto, “la cantidad vitamínica que nos aporta es ridícula frente al chute de azúcar que estamos tomando”. Por tanto, sí, sustituir el azúcar blanco por estas opciones, a priori, es más saludable; pero sabiendo que la dosis diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud es la misma que para el azúcar: no más de 25 g al día.

- Lee: Maneras sencillas de reducir el azúcar en la dieta

¿Qué es y qué nos aporta la panela?

La panela es, posiblemente, la opción preferida para los que buscan un sustituto del azúcar refinado. A diferencia de este, su único ingrediente (el jugo de la caña de azúcar) no es sometido a ningún tipo de proceso químico ni de refinamiento. Sin embargo, aunque en su elaboración no se emplean aditivos químicos, no debemos olvidar, como explicábamos, que está formada por casi un 95% de sacarosa, pero también glucosa y fructosa. Aun así, en su composición se pueden encontrar minerales esenciales como magnesio, calcio, fósforo o hierro y, en menor medida, otros como potasio o zinc. Además, contiene vitaminas A,C,D, E y, especialmente, del grupo B.

Más sobre: