jobfulness

Cómo el ‘jobfulness’ va a ayudarte a ser más feliz en el trabajo

En una sociedad que cada vez vive más deprisa, no está de más dedicar algo de tiempo a analizar nuestros objetivos, establecer prioridades y poner en marcha esos pequeños cambios que nos harán un poquito más felices.

by JULIA GIRÓN

Seguro que no es la primera vez que oyes hablar del síndrome del bornout (o agotamiento laboral), ese mal de moda tan propio de nuestro moderno siglo XXI. Estrés, auto exigencia, afán de éxito, presión social, dificultad a la hora de conciliar… ¿Te suena? Son muchos los factores que desencadenan este problema, que hace que los afectados sean incapaces de desconectar del trabajo o sientan una profunda desmotivación por él, entre otros posibles síntomas. Algo que ha propiciado que las técnicas de relajación y mindfulness cada vez cobren más importancia como terapia para ayudarnos a encontrar aquello que verdaderamente nos llena y hace felices.

Precisamente esa es la razón de ser de los talleres de jobfulness, que ha puesto en marcha su creadora, Caroline Ladousse, quien, tras experimentar en carnes propias una crisis laboral, decidió reinventarse profesionalmente invirtiendo su tiempo en ayudar a otros. “Todos nos hemos visto reflejados en situaciones del tipo: ‘He perdido la ilusión de mi trabajo’, ‘Tengo miedo al cambio’, ‘Me siento inseguro/a’… La mayoría de las veces lo que sucede es que nos hemos desconectado de lo que de verdad queremos, necesitamos y sentimos. Por eso nos sentimos perdidos en nuestra vida profesional. Entramos en la rueda del hámster del “hacer, hacer, hacer”, donde solo importa resolver la ecuación con ‘trabajo-familia-amigos’. Siempre estamos corriendo. Pero, ¿para qué? Nos estamos agotando, ¿a qué coste?”, explica la fundadora de Cometa y el programa jobfulness, Caroline Ladousse.

- Lee: Cómo 'reprogramar' tu cerebro para cambiar tu vida

Qué es el ‘jobfulness’

“En cierta medida, el jobfulness es como aplicar el mindfulness en el trabajo: vivir tu vida laboral con conciencia plena, sabiendo para qué trabajas. No significa que cada día tenga que ser ‘color de rosa’, pero incluso cuando tienes bajones sabes que estás en el trabajo que estás porque lo has elegido, porque te corresponde y porque así puedes desarrollar la mejor versión de ti mismo”, argumenta Ladousse.

Para ello, el método de esta emprendedora francesa intercala disciplinas como el emprendimiento, el coaching, la arteterapia, la meditación, el teatro o la filosofía. “Ya sea a través de la meditación, del baile, del movimiento, de la escritura o del yoga, siempre dedicamos un tiempo para conectar con uno mismo y con nuestras sensaciones. Es fundamental para ganar claridad, despejar la mente, volver a sentir y despertar nuestra intuición”.

Así, durante las seis semanas de curso los participantes aprenden, por ejemplo, a identificar sus talentos, superar sus bloqueos y miedos, desarrollar su espíritu emprendedor, explorar nuevos caminos, etcétera.

- Lee: Consejos para ayudarte a vencer la inseguridad

- Lee: 5 ejercicios de ‘mindfulness’ que te harán más productivo en el trabajo

Emprender no tiene por qué ser la solución

“Emprender puede ser una salida para algunas personas, pero no para todos. Depende de lo que uno valora, necesita… La fantasía del emprendedor exitoso nos hace creer que todos queremos emprender, pero, a veces, el proceso de autoconocimiento nos hace darnos cuenta de que el emprendimiento no es una opción para uno mismo en ese momento. Lo importante, tanto si quieres emprender como si no, es identificar tus talentos y potenciar tus habilidades. Y, por supuesto, darte espacios para incluir el jobfulness a tu vida”.

¿Cómo? Aquí tienes algunos ‘tips’ que te harán vivir de forma más consciente y plena:

  • Ten un cuaderno al lado de tu cama. Cada mañana nada más levantarte, apunta en tu cuaderno tus sueños (incluso si no los recuerdas con claridad, basta con tus sensaciones: cómo te sientes, si te duele en algún sitio, cómo has dormido, qué pensamientos tienes…). Aquí no puedes mentirte a ti misma. Estas páginas de la mañana, recomendadas por Julia Cameron en ‘El camino del artista’, sirven para crear ‘un mapa de nuestro interior’.
  • Descárgate una aplicación de meditación (en castellano, por ejemplo tienes Bambú) y haz una meditación de mínimo cinco minutos cada mañana. El objetivo no es no pensar, ni tampoco relajarte. El objetivo es darte cuenta de tus pensamientos, de tus sensaciones y emociones. Sirve como si fuera un espejo de ti mismo.
  • Espera un momento antes de encender tu móvil. Por lo menos tus diez minutos de escritura y meditación. Date un tiempo para ti antes del aluvión de whatsapp y notificaciones.
  • Si sabes que necesitas realizar un cambio, pero no sabes por dónde empezar, comprométete a realizar una pequeña acción por día. Una acción muy concreta, que no te quite más de 10 minutos, que te aportará ideas, motivación o un foco para avanzar paso a paso.
  • Esfuérzate para ser plenamente consciente de lo que haces. Si estás trabajando, pensando en cuanto te gustaría estar fuera de esta oficina y mirando qué clases hay en el gimnasio esta tarde, te cansas más y llegas a menos. Es importante aprender a enfocarte. Para ello, pon tu teléfono en modo avión durante periodos determinados. Así reduces las distracciones.

Ya que estás aquí...

- Lee: Cómo enfrentarse a las emociones tóxicas en el trabajo

- Lee: 10 claves para trabajar y mejor la autoestima

Más sobre: