Abdominales

Hacer abdominales no te garantiza un vientre plano

El abdomen es una de las partes del cuerpo más propensas a acumular grasa. Y parece que los abdominales no son (toda) la solución.

by Cristina Soria

Puede que estés cansada de repetir tablas y tablas de abdominales sin notar grandes avances, y sin marcar nada parecido al ansiado six-pack, también conocido como “tableta”. Y es que la mejor forma de conseguir un vientre plano no son los abdominales.

Uno de los principales errores es creer que hay ejercicios específicos para eliminar la grasa del abdomen. Cuando realizamos ejercicios que nos ayudan a perder grasa, nada indica que esta vaya a desaparecer de una única parte del cuerpo, sino que lo hará de todo él. Pero si quemas más calorías de las que consumes, forzarás a tu cuerpo a utilizar la grasa acumulada, y eso incluye la de tu abdomen.

Necesitas hacer cardio

Puede que no lo hayas incluído en tu rutina de ejercicios o que no estés haciendo el suficiente. Busca la opción más adecuada para ti: running, bicicleta elíptica, spinning…

Necesitas hacer cardioVER GALERÍA

Hay ejercicios, como la natación o el remo que combinan la quema de grasa con la tonificación muscular. Los entrenamientos por intervalos de alta intensidad (HIIT) son idóneos también para perder grasa y fortalecer la musculatura.

Leer: Razones para ir al gimnasio (y pasártelo bien)

Revisa tu alimentación

Pequeños cambios en nuestros hábitos alimenticios pueden reportarnos grandes beneficios:

  • Bebe agua para luchar contra la retención de líquidos. Infusiones como las de té verde son de gran ayuda.
  • Elimina el consumo de azúcar. Olvídate de la bollería industrial, los refrescos y snacks.
  • Cambia el pan refinado por el integral y tómalo con moderación. No hay que eliminarlo, solo comerlo en pequeñas cantidades.
  • Incluye la verdura en los primeros platos y reduce la ingesta de hidratos. Pero que no desaparezcan de tu menú, especialmente las legumbres, que son uno de los pilares de la dieta mediterránea.
  • Toma proteínas en los segundos platos para no perder masa muscular.
  • Di “sí” al aceite de oliva virgen extra.
  • De postre, fruta. Evita los zumos, que acumulan más azúcares.
  • Reduce el consumo de alcohol.

Sigue haciendo abdominales

Pero hazlos bien. Si realizas los ejercicios de manera inadecuada no solo no verás resultados, sino que además podrías lesionarte.

Leer: El último (y súper efectivo) ejercicio para tus glúteos

No tengas prisa. Realízalos a un ritmo lento para que trabajen bien.

No hace falta que subas muy arriba. Ten cuidado y no empujes tu cuello cada vez que te levantes.

Haz movimientos suaves. Nunca despegues tu espalda del suelo, ni vuelvas a él con brusquedad. Solo conseguirás hacerte daño.

Protege tus lumbares y no las despegues del suelo, a menos que estés haciendo una tabla de oblicuos (ahí sí es necesario levantar la espalda).

Cuántos debo hacer

Haz los que puedas hacer correctamente. Esta cifra varía en función de cada persona. No es una cuestión de cantidad, sino de calidad.

Leer: 6 'smoothies' para tener un vientre plano

¡Y déjalos descansar! No es necesario hacer abdominales cada día para notar sus resultados.

Paciencia y constancia

Son las palabras clave. La grasa no va a desaparecer de la noche a la mañana, ni tu abdomen estará duro como una piedra en un abrir y cerrar de ojos. Pero si mantienes una buena rutina de ejercicios y una alimentación saludable verás los resultados más pronto de lo que te imaginas.

Más sobre: