Claves para mejorar tu relación de pareja

by hola.com

Ahora que llega San Valentín y todo son flores y regalos, no está de más hacer balance sobre nuestra relación de pareja… o sobre nuestra no relación… ¿Te has preguntado por qué fracasan muchas relaciones mientras otras parecen haber sellado su amor de por vida? ¿Hay algún secreto que debamos conocer para alcanzar la felicidad conyugal? La psicopedagoga Arantxa Coca, autora del libro Así eres, así amas (Esfera de los libros) nos da las claves para encontrar pareja y, mejor aún, saber conservarla cuando ya la tienes.

Según la experta, hay una diversidad de factores que influyen en una relación amorosa, pero sobre todo se pueden señalar tres que, dependiendo de cómo lidiemos con la situación, van a determinar su éxito o fracaso:

  • Pasar de ser una pareja de amantes a una pareja de buenos amigos. Traduciendo, se fue la pasión (ya no hay sexo porque no hay ganas de tenerlo), pero ¡se quieren muchísimo! ¿Y cuándo pasaron de ser de un tipo de pareja a otro? Ni ellos lo saben... Pero sucede mucho cuando el proyecto de pareja da paso al de familia (o sea, vienen los hijos) y en parejas que iniciaron la relación muy de jovencitos (novios desde la adolescencia y ahora ya tienen treinta).
  • La mochila del otro pesó demasiado y aplastó el amor. Que tu pareja tiene hijos, un ex insoportable o una familia algo "pesada" ya lo sabías y lo aceptaste, pero lo que no sabías era lo que eso significaba en el día a día de una convivencia... Muchas parejas debilitan su amor por las discusiones que estos factores "externos" a ellas provocan y por mucho que se esfuerzan para que no les afecte al final se ven superadas por ellos.
  • Las expectativas de lo que se espera de la relación son muy diferentes. Se aman, pero es muy difícil convivir juntos. ¡Pero aún lo es más estar separados! Entonces deciden volver a estar juntos. ¡Pero la convivencia sigue siendo horrorosa! Entonces se separan otra vez. Pero te echo de menos y no lo supero... Y vuelven otra vez y... Luego es un misterio: o han aprendido algo (a aguantarse) y duran, o hay ruptura (generalmente muy traumática).

Los tres motivos tienen algo en común, dice la experta: probablemente podrían haberse evitado si las parejas hubieran aprendido a mejorar su comunicación, a ajustarla según sus estilos y a usarla correctamente.

- ¿Se trata entonces de una cuestión de compatibilidad-incompatibilidad de caracteres, como dice la canción de Sabina?

(Risas) ¡Es que Sabina es un genio! Pues sí, pero hay que concretar. ¿Cuál es la manifestación más clara del carácter? El uso del lenguaje o la manera como un individuo se explica e intenta hacerse entender de forma espontánea. Porque dos personas que no sepan explicar su amor, necesidades, miedos e ilusiones pueden llegar a tener un diálogo para besugos (eufemismo de bronca); aunque sus necesidades, miedos e ilusiones sean diferentes en cada uno. Así que hay que conocer el propio carácter y el carácter que tiene el otro y hacer un esfuerzo para entenderse. Y de eso trata justamente trata mi libro: de conocerse, conocer al otro y buscar vías de acercamiento en maneras de ser, pensar y hacer diferentes.

- Por tanto, el problema viene derivado de la manera en la que nos comportamos y nos comunicamos con nuestra pareja. ¿A amar se aprende? ¿Cómo?

Amar a una persona sale, salta, se te escapa del control, es una emoción que se mueve sola. Amar no se aprende, se aprende a expresarlo, a pedirlo, a darlo bien y a saberlo plasmar en cada gesto en forma de otros valores que deben acompañarlo sí o sí en una relación de pareja: respeto, sacrificio, humildad, sencillez, honestidad, autenticidad, sentido del humor y libertad.

- ¿Cómo influye nuestra personalidad en nuestras relaciones de pareja?

La personalidad es el individuo mismo, por tanto, influye en todo: puede enriquecer o para empobrecer una relación. Conocerse (atreverse a hacerlo) es el primer paso para sacar el máximo provecho a las características que cada uno tiene y para que sume y no reste en cualquier tipo de relación, más en la de pareja.

- ¿Hay algún secreto para mantener relaciones sanas y felices con nuestras parejas? ¿Se puede evitar una ruptura?

¡Sí! Hacer lo que aconsejo en el libro: ámate (cuida tu autoestima), observa cómo te comportas cuando vives con alguien, reflexiona qué necesitas de la vida y de una pareja, observa cómo lo pides o lo expresas, observa cómo quieres controlar la relación y no dejes de desear a tu pareja (o sea que practica sexo con ella, y no sólo de vez de en cuando...).

Más sobre: