Cómo sobrevivir a tu primera clase de Bikram Yoga

by hola.com

¡Hasta 42 grados de calor y una humedad ambiente que supera el 40%! Estas son las dos condiciones básicas para practicar el Bikram Yoga, un tipo de yoga que dio el salto a la fama gracias a algunas celebrities de Hollywood, como Gwyneth Paltrow o Madonna. Pero lo cierto es que, a pesar de ser un estuupendo ejercicio para quemar calorías y de los otros muchos beneficios que, según los expertos, nos reporta su práctica, la primera clase resulta difícil de olvidar... Y es que dicen que, una vez lo pruebas, o te encanta o acabas saliendo convencido de que nunca más volverás a repetir. Si aún así te has cargado de valentía y has decidido probar, aquí tienes una serie de pautas que te ayudarán a superar esos 90 minutos si eres novato. 

© Adobe Stock


- Lee: Bikram yoga, pros y contras que deberías conocer
 

  • Ropa “bajo mínimos”. Nada de mallas ni camisetas. Jonathan Martín, director de Bikram Yoga Spain, nos recomienda vestir un top de gimnasia o camiseta sin mangas e, incluso, un traje de baño. Mejor huir de la ropa demasiado holgada, que limitará nuestros movimientos y nos hace menos conscientes de nuestro cuerpo.
  • Llega con tiempo suficiente. Por lo menos 20 minutos antes de la clase, para poder prepararte con tranquilidad.
  • Mucha agua. Se recomienda beber mucha agua antes y después de la clase. Jonathan advierte de que “se pueden perder entre uno y dos litros durante la sesión y es menos probable sentirse mareado si has bebido suficiente”. Es importante llevar tu propia botella de agua. Por lo demás, olvídate del móvil, cartera, chicles, joyas, zapatos, ni bebidas gaseosas.
  • En ayunas. Es aconsejable no comer nada o, en todo caso, alimentos de fácil digestión durante una o dos horas antes de la clase para que el cuerpo no se sienta pesado.
  • Nada de maquillaje. Ni perfumes ni cremas corporales... Debido a la sudoración, estos productos sólo limitarán la práctica de los ejercicios.
  • Respira correctamente. Inhalar y exhalar por la nariz, es la mejor forma de controlar el ritmo cardíaco y tranquilizar el sistema nervioso. Controlar la respiración te hará tener una mejor práctica.
  • Y sobre todo... ¡no huyas! Son 90 minutos en los que desearás salir en más de una ocasión. Aguanta. Si lo necesitas, el experto recomienda “tomar todos los descansos necesarios, pero permaneciendo dentro de la sala”. Siéntate si no puedes más o si sientes que el calor combinado con el ejercicio intenso es poco soportable. Jonathan aconseja “sentarse durante el tiempo que consideres necesario y empezar la siguiente postura”. Para que nos habituemos es muy importante mantenerse los 90 minutos dentro de la clase.

Además...

- El yoga que más te conviene

- Las posturas de yoga que más te harán sudar

Más sobre: