Consejos de alimentación para la 'vuelta al cole'

by hola.com

La 'vuelta al cole' implica también recuperar los buenos hábitos de alimentación perdidos tras los meses de verano, sobre todo de los más pequeños. La experta en nutrición de ¡Hola! En Forma, Marta Lorenzo, nos recomienda sencillos trucos para que tus hijos lleven una alimentación saludable durante todo el año. Y recuerda que un niño sano de hoy, será un adulto sano del mañana.

En los último años, la OMS está alertando sobre el preocupante aumento de la obesidad infantil y no es para menos. Por diferentes motivos, los niños hoy en día están adquiriendo ciertos hábitos que les predisponen al aumento de peso y, con ello, a la aparición de múltiples enfermedades como hipertensión, diabetes, colesterol, etcétera. Lo peor de todo es que son hábitos y costumbres que van a ser muy difíciles de cambiar en la edad adulta; condenándoles a ser obesos el resto de su vida.

En todo esto juegan un papel imprescindible los padres, ya que son los máximos responsables de la educación de sus hijos; por supuesto también de la educación nutricional. Pero hay veces que ni ellos mismos saben qué es lo mejor y lo peor en lo que a la alimentación se refiere. Estas recomendaciones pueden servir de guía.

Consejos para evitar la obesidad infantil

  • La alimentación debe ser equilibrada, variada y sana. Debe incluir todo tipo de alimentos, verdura y fruta principalmente.
  • En caso de que el niñ@ no le guste la verdura o fruta, intentar introducir estos alimentos poco a poco y 'camuflarlos'; es decir, en tortilla, rebozados, en puré o mezclada con otros alimentos que le gusten mucho.
  • Nunca le obliguéis a comer. El niño si tiene hambre comerá (a no ser algún caso excepcional por enfermedad). Y si un niño protesta por la comida porque no le gusta, pero es nutritiva e imprescindible en su dieta, no se la cambiéis por otra comida y menos por comida rápida. Si lo haces, será su estrategia para comer siempre lo que quiere y no lo más saludable.
  • Debéis acostumbrarle a la textura de la verdura y la fruta. Un niño que no se acostumbra a comerlas, de mayor no le gustarán.
  • Cuidado con la sal. Es uno de los mayores problemas hoy en día en nuestra sociedad. El exceso de alimentos precocinados y procesados hace que se consuma el doble de sal recomendada. Intenta dar al niño el mayor número de comidas caseras posibles.
  • El exceso de azúcar es la causa de que el número de diabéticos se halla duplicado en nuestro país y se prevee que se triplique y, además, se considera uno de los motivos del aumento de obesidad infantil. Muchos más alimentos de los que creemos contienen azúcares; mirar bien el etiquetado.
  • Dar agua al niño. Acostúmbrarle a beber tanto fuera de las comidas como durante. Nada de refrescos durante la comida y mucho menos sustituyendo al agua. Nada puede compararse con los beneficios que nos aporta el agua; y mucho menos los refrescos que, además, nos aportan azúcares y calorías vacías.
  • Cuidado con los fritos y la comida rápida. Deben consumirse ocasionalmente, no todos los días.
  • Respetar los horarios. El niño debe hacer 4 o 5 comidas al día dependiendo el caso y nunca picotear.

Y por último, recuerda que el ejercicio es muy importante para prevenir la obesidad infantil.

Más sobre: