Las claves de un corazón sano

Un cambio de hábitos puede ayudarnos a prevenir las enfermedades cardiovasculares

by hola.com

Mañana se celebra el Día Mundial del Corazón, una jornada destinada a concienciar sobre la importancia de la prevención en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares. Y es que los expertos lo tienen claro: estas dolencias se pueden evitar. Así lo explican desde la Fundación Española del Corazón, donde apuntan que entre los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares se encuentran la presión sanguínea y el colesterol elevados, el sobrepeso y la obesidad, el tabaco o la diabetes. En general, se trata de patologías que pueden, en gran medida, prevenirse mediante una dieta saludable, el ejercicio regular y evitando el consumo de tabaco. Así, con la introducción de cambios en nuestros hábitos de vida, según la Federación Mundial del Corazón, podemos reducir el riesgo de las enfermedades cardiovasculares y de infarto.

Un esfuerzo que merece la pena, pues las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte prematura. Así, son las responsables de 17,3 millones de muertes cada año en el mundo. De hecho, según algunos estudios, en 2030 se estima que 23 millones de personas fallecerán a causa de estas patologías.

Por eso, una vez más, desde la FEC insisten en la importancia de adquirir hábitos saludables desde la infancia. Hábitos que se pueden resumir en cuatro grandes aspectos

En forma
La falta de actividad física causa el seis por ciento de las muertes en el mundo. Los expertos apuntan que 30 minutos de actividad física moderada, cinco días a la semana reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular.

La dieta, tu mejor aliada
Es fundamental controlar nuestra alimentación, uno de los pilares de un corazón sano. Según los expertos, el consumo de alimentos procesados, generalmente con alto contenido en azúcar, sal y grasas trans o saturadas, aumenta día a día. Las dietas no saludables se asocian a los diez factores de riesgo más importantes que causan la muerte.
Consejos útiles
-Parece difícil dejar de comer los alimentos que nos gustan. En lugar de evitar completamente comer dulces, cambia el chocolate u otros dulces por postres alternativos, como el mango u otras frutas.
-Presenta de forma atractiva los alimentos saludables. Elige alimentos coloridos y anima a los niños a participar en su preparación.
-Limita la ingesta de sal a menos de cinco gramos al día (aproximadamente una cucharilla).
-Ten en cuenta las raciones: usa platos más pequeños y asegúrate de servir más cantidad de fruta y verduras que de carnes o hidratos de carbono.

Adiós al tabaco
Los datos apuntan que uno de cada dos fumadores morirá a causa de una enfermedad relacionada con el tabaco. La inhalación de humo mata a más de 600.000 no fumadores cada año, incluidos niños. Dejar de fumar y evitar la exposición al humo reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares e infarto.

Mantente informado
Siguiendo los pasos recomendados anteriormente,  puedes reducir el impacto de las enfermedades cardiovasculares y del infarto, sin olvidar revisar la salud de vuestro corazón de forma regular. Es fundamental consultar a tu médico: te ayudará a llevar un control de la presión sanguínea, de los niveles de colesterol y glucosa, del peso y del IMC.




Más sobre: