¿Miedo al dentista?

Te damos una serie de consejos para que la visita a su consulta sea más agradable

by hola.com

Suponemos que forma parte del subconsciente, pero lo cierto es que la palabra dentista no suele ser demasiado agradable para nadie. Normalmente relacionamos la visita a este especialista médico con el dolor y las molestias típicas de los tratamientos. Pero hay formas de intentar mitigar ese miedo a pasar por su consulta. Los profesionales de Smiling ofrecen una serie de consejos que pueden echarte una mano para que la visita al dentista sea algo más agradable y sin tensiones, y finalices ¡con la mejor de las sonrisas!

  • Opta por un dentista que te dé absoluta confianza. El odontólogo es un profesional con amplia experiencia por lo que no debes tenerle miedo.
  • Háblale de tu miedo y recuerda que tú no eres el único que lo siente. El facultativo te ayudará a afrontarlo y vencerlo.
  • Llega a la consulta antes de la cita concertada para no añadir más estrés a la situación.
  • Antes de la realización del tratamiento pauta con tu dentista el ritmo y las pausas que necesitas.
  • Si lo necesitas, pide a tu médico que administre algún tipo de sedación para evitar molestias en la realización del tratamiento.
  • Emplea técnicas de relajación, una vez que te encuentres en la clínica dental. Respira profundamente, piensa en algo agradable o visualiza una imagen que te ayude a obtener un efecto relajante.
  • No dudes en comunicar al dentista cuando sientas dolor.
  • A algunas personas les ayuda solicitar un espejo de mano para que puedas observar lo que el odontólogo está realizando en tu boca.
  • Pide que alguien te acompañe sin con ello te vas a encontrar más seguro y tranquilo.
  • Piensa que es peor retrasar la visita al dentista. Es mejor tratar los problemas a tiempo y en cuanto se detecten, ya que a medida que pase el tiempo puede ser más doloroso. Smiling recomienda acudir cada seis meses al odontólogo para realizarse una revisión.

Más sobre: