Cirugía estética: ¿Miedo a la anestesia?

El doctor Ángel Juárez nos da todas las claves sobre la sedación en las intervenciones de cirugía plástica y estética

by hola.com En cualquier tipo de intervención quirúrgica (sea o no por cuestiones estéticas), la anestesia se convierte en un paso previo fundamental. Y, sin embargo, son muchas las personas que no tienen claro en qué consiste y les falta información sobre estas técnicas de sedación. Surge el conocido ‘miedo a la anestesia’. Por ello, tal y como asegura el Dr. Ángel Juárez, Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital de la Zarzuela, es fundamental obtener una información correcta acerca de ella, para valorarla de manera objetiva.

¿Es lógico temerla tanto?
A la anestesia hay que tenerla respeto más que pavor, ya que es un proceso relativamente seguro y con un riesgo muy bajo. Pero ocurre que al recibirla perdemos la autonomía y la voluntad sobre nuestro cuerpo (anestesia general) o sobre alguna parte del mismo (local). Y eso puede resultar estresante.

¿Cuáles son las razones para confiar o desconfiar de sus causas y efectos?
-Merece una gran confianza el hecho de que el anestesiólogo asista al paciente desde el preoperatorio y que esté a su lado en toda la cirugía, garantizando la hipnosis (que el paciente esté dormido), la amnesia (que el paciente no se acuerde) y la analgesia (que el paciente no sienta dolor).
-Durante la intervención, el anestesista debe mantener y controlar: la frecuencia cardiaca, la función respiratoria, la temperatura y la reposición de los líquidos y sales minerales, que tal vez se pierdan en la intervención.
-Que sea del equipo del cirujano para que ambos estén bien compenetrados.
-Que antes de la intervención se hayan realizado una serie de pruebas diagnósticas como un análisis de sangre y un electrocardiograma, así como su valoración oportuna.

¿Cuáles son sus posibles riesgos?
La mayor complicación de la anestesia general en pacientes sanos es la inhalación o aspiración del contenido gástrico, porque provoca complicaciones pulmonares graves.
Es evitable prescribiéndole al paciente que no tome ni líquidos ni sólidos al menos ocho horas antes de cualquier intervención quirúrgica.

¿Cuáles son las diferentes alternativas que se utilizan en el caso de las intervenciones de cirugía plástica y estética?
Anestesia general
Consiste en llevar al paciente al estado de sedación total. Es decir, mantenerle “dormido” o inconsciente durante toda la intervención. La relajación muscular es completa y el paciente no recordará nada de este tiempo al despertar.
Puede aplicarse de varias maneras, por ejemplo:
-Inhalatoria o por vía respiratoria. El paciente inhala los gases anestésicos y permanece sedado hasta que se retiran.
-Intravenosa: combina los gases de la anterior con anestésicos inyectados por vena. La recuperación es más rápida que en la anterior.

Anestesia local
Evita el dolor en el área tratada. Suele inyectarse. Se utiliza en intervenciones pequeñas que abarcan áreas mínimas del cuerpo. Puede ser administrada directamente por el cirujano (sin anestesista).

Anestesia local controlada.
Se utilizan sedantes y oxígeno, para tranquilizar al paciente durante la intervención. También se denomina sedación. Es interesante en cirugías pequeñas y cortas.

Anestesia regional
Es ideal para anestesiar aquellas áreas que van a ser intervenidas. Hay sedación y suministro de oxígeno, aunque el paciente está consciente.

Anestesia epidural
Sirve para evitar la sensibilidad del paciente de cintura para arriba o para abajo.

Anestesia raquídea
Se aplica en el sitio de circulación del líquido encéfalo raquídeo. Es de cintura para abajo. Similar a la epidural pero de actuación más rápida. Actúa de una forma mucho más rápida, muy similar a la epidural y tiene sus mismos usos.

¿Cuál es conveniente utilizar en cada intervención?
Hay que estudiar a fondo el tipo de paciente (nervioso, tranquilo, etc.) y calibrar el tiempo de la intervención.
Por lo general en la cirugía de la mama, en la rinoplastia y en las grandes liposucciones, utilizamos anestesia general.
También usamos anestesia general en la cirugía abdominal y a veces epidural.
Y en las pequeñas liposucciones, blefaroplastia y lifting facial, empleamos anestesia local más sedación.

Más sobre: