Recomendaciones para las mamás primerizas

Útiles consejos para actuar los primeros días en casa

by hola.com
  • La madre debe saber que el llanto es la única forma que tiene el bebé de relacionarse con el mundo exterior, y casi siempre, en la mayoría de los casos, se produce por una sensación de incomodidad o por una necesidad (como puede ser el hambre).
  • No está de más recordar que el niño no debe relacionar nunca el llanto con que le cojan en brazos. De la madre depende que en un futuro el niño no se acostumbre mal y reclame la presencia de la madre de una manera constante.
  • Es conveniente que los primeros días de vida se pasen en casa. Pasada la primera semana o los primeros diez días, el niño debe comenzar a salir al exterior. Durante el invierno, es mejor sacarle en las horas centrales del día, y en los meses de verano, en las mañanas y al atardecer, cuando el sol calienta menos y el ambiente es más fresco.
  • Está comprobado que los paseos y la vida al aire libre tranquilizan y relajan al bebé, estimulan su apetito y facilitan en gran manera su sueño. De ahí que sea muy recomendable convertir el paseo con el bebé en una sana costumbre.

    La depresión posparto
    Nunca debemos olvidar esta situación, que se presenta en muchas madres días después de dar a luz, cuando vuelven a casa y tienen que responsabilizarse de los cuidados y de la crianza del bebé. La tristeza y el llanto inexplicados, la sensación de impotencia e incapacidad no es sino una actitud reactiva a la tensión acumulada durante los últimos días y semanas del embarazo. Pensar que todo va a salir bien, que el parto va a ser normal, que puede haber problemas, e incluso, si su comportamiento como madres va a ser el adecuado provoca en la primeriza gran ansiedad, que puede manifestarse de diversas formas; entre ellas, la depresión posterior.

Más sobre: