Monturque y Cabra, dos ciudades vecinas que no conoces en Córdoba

A 50 kilómetros de Córdoba, el valle de Guadalquivir tiene reservada una sorpresa mayúscula para amantes de la historia de Roma: las cisternas de Monturque, una de las obras de ingeniería más importantes de la Hispania del siglo I d. C. Un poquito más allá está Cabra, otra blanca ciudad que además es la puerta de entrada al Parque Natural de la Subbética.

Monturque invita a un viaje en el tiempo a través de sus cisternas romanas, que almacenaban agua de lluvia y, a través de una compleja red de canalización, abastecieron durante décadas a la ciudad. Están excavadas en la roca y situadas en la zona alta, en el centro del cementerio de San Rafael. Fueron descubiertas fortuitamente en el siglo XIX y tras un laborioso proceso de restauración museográfico hoy son todo un reclamo turístico de la provincia de Córdoba.

Cisternas-romanas-Monturque-2VER GALERÍA

¿CÓMO VISITAR LAS CISTERNAS ROMANAS?

Las visitas se realizan contactando con la oficina de turismo. Unas escaleras descienden a sus tres naves paralelas, dispuestas de norte a sur y divididas en cuatro estancias comunicadas entre sí por puertas y orificios que buscaban evitar el rebose de las aguas. Los paneles informativos, los medios multimedia y el sonido ficticio del agua mientras se recorre su interior permite comprender el valor de una obra única que llegó a tener una capacidad para ochocientos cincuenta mil litros.

Cisternas-romanas-MonturqueVER GALERÍA

No son las únicas cisternas romanas que posee Monturque, pero sí las más importantes y se hallan en la zona más alta de la población. Hay otras ocho más, pero tenían carácter privado. El lugar donde se hallan ya merece en sí una pausada visita: el camposanto municipal, que forma parte de la Red Europea de Cementerios.

PARA LEER: Ocho lugares que (seguro) pueden ser una sorpresa para ti en Córdoba

DESCUBRIENDO MONTURQUE

Todo en Monturque queda cerca. Al lado del cementerio está el paseo de San Mateo, una alameda arbolada con bancos tallados en piedra donde abre sus puertas el Museo Local de Historia. En el cercano mirador de Los Paseíllos se encuentra el criptopórtico romano, cuyos arranques son visibles en un ameno paseo que permite admirar una de las vistas más hermosas del entorno.

MONTURQUE-castilloVER GALERÍA

Para descubrir también, la iglesia de San Mateo y su capilla del Sagrario, obra sobresaliente del barroco cordobés, al nivel artístico de los sagrarios de las vecinas ciudades de Lucena o Priego; y el castillo medieval, en el que despunta la torre del homenaje, que vigiló en otros tiempos estos pagos fronterizos. La calle Rafael de Lara desciende hasta la plaza de la Constitución, que es el centro popular de la localidad y en cuyas tiendas podemos comprar vino de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, pues Monturque se halla en la Campiña sur cordobesa y buena parte de sus tierras están moteadas por la vid y lagares donde se elabora un vino amontillado de alta calidad.

PARA LEER: Pueblos de Córdoba por los que sentirás un flechazo

LA BULLICIOSA CABRA

Cabra es una ciudad más bulliciosa y grande que Monturque y queda a tan solo 12 kilómetros. Una y otra se miran como buenas vecinas. En Cabra el barroco lo sintetiza todo. La plaza Vieja es el punto de partida de un paseo que comienza primero en la iglesia barroca de Nuestra Señora de la Asunción y Ángeles, con aires de catedral, para continuar después por el castillo de los Condes de Cabra, ahora convento-colegio de las Escolapias, con la torre del homenaje y buena parte de los lienzos que en sus mejores días protegieron el corazón medieval de la villa.

Castillo-Palacio-de-los-Condes-de-CabraVER GALERÍA

Cabra es una ciudad para recorrer a pie y sin prisas. Desde la iglesia y el castillo parten hacia el mirador de la Paz callejas estrechas, encaladas y adornadas en sus rejas por flores que sintetizan lo mejor de la arquitectura popular de la villa en los barrios de El Cerro y la Tizona. Hay otros templos como San Juan Bautista, el más antiguo de todos, situado en la plaza de Santa María, o avenidas señoriales, como la de José Solís, que parten desde la plaza Vieja y conducen al ayuntamiento.

Para vistas, las del santuario de la Virgen de la Sierra, encaramado a una montaña y a poco menos de 10 kilómetros del barrio viejo, desde el que se alcanzan a ver hasta cinco provincias del sur.

Calle-Cuesta-de-San-Juan-CabraVER GALERÍA

Pero Cabra también es la puerta de entrada al Parque Natural de la Sierra Subbética. Uno de senderos más bellos es el que une esta localidad con el bonito pueblo blanco de Zuheros –conocido también por su cueva de los Murciélagos– a través de las orillas del río Bailón. Es un río seco en verano, pero en otoño, invierno y primavera corren por su cauce aguas limpias que se despeñan por rocosos paisajes calizos que dibujan pequeñas cascadas y remansos frente a un imponente paisaje de bosque mediterráneo y olivar.

PARA LEER: El ejemplo más perfecto de pueblo andaluz se llama Zuheros

PARA DESCANSAR

A las afueras de Cabra, en Fuente Las Piedras (hotelfuentelaspiedras.com), moderno y con encanto. Y en Monturque, El Cañuelo (apartahotelelcañuelo.com) acoge un conjunto de 6 apartamentos bien decorados y restaurante especializado en carnes a la brasa a las afueras de la localidad; en la finca hay un manantial de aguas salinas.

PARA REPONER FUERZAS

Uno de los mejores comedores de la provincia es Las Camachas (tel. 957 65 00 04), en Montilla, donde probar la cocina tradicional elaborada con exquisito mimo, acompañada de amontillados únicos. Platos típicos en el restaurante Los Faroles (tel. 957 53 57 49) de Monturque. En Cabra, La Malagueña (tel. 957 52 08 27) es un restaurante especializado en pescados malagueños al lado del ayuntamiento.

También puedes leer sobre Córdoba:

Pedaleando por un mar de olivos en Córdoba

La Mezquita Catedral, más bella a la caída de la noche

48 horas en Córdoba, pistas para enamorarse de esta ciudad a orillas del Guadalquivir

Más sobre

Read more