48 horas en Arles, la perla de la Provenza francesa

La puerta principal de la Camarga en el sur de Francia es una ciudad moderna, taurina y artística, con un puñado de magníficos monumentos romanos y que recuerda también el paso de dos de sus vecinos más ilustres, Vincent Van Gogh y Frederic Mistral. Es ideal para una escapada de fin de semana.

Día 1

8.30  MERCADO DE ARLES

Madruga y aprovecha el día. A las 8 de la mañana abren el sábado los 450 puestos de este mercado. Está considerado uno de los más grandes y bellos de la Provenza francesa y se extiende por los bulevares des Lices y Georges-Clemenceau a lo largo de 2,5 kilómetros. Te sorprenderán, sobre todo, los productos locales: frutas, verduras, hierbas provenzales, pescados y carnes, arroz de Camarga, coquinas de Beauduc, quesos de cabra, aceitunas… Y también, ropa, calzados, tejidos, artesanía...

arles-aereaVER GALERÍA

10.00  EL ANFITEATRO

Compra el Advantage pass (arlestourisme.com/es), que te permitirá visitar los seis monumentos principales de Arles y tres museos. Lo puedes reservar en internet por 16 €. Es el momento de plantarse en Las Arenas, el anfiteatro levantado en el año 90 d.C. a semejanza del Coliseo romano. Aquí luchaban los gladiadores y cada clase social tenía su zona acotada dentro de un conjunto que podía recibir a más de 20.000 espectadores a través de sus 180 entradas (se conservan en pie casi intactos los dos primeros niveles ). En el siglo IX, el pueblo se encerró dentro del anfiteatro para protegerse de los bárbaros y con el paso de los siglos se creó una ciudad interior con más de 200 casas, habitadas por lo que hoy se considerarían homeless, que fue demolida entre 1826 y 1830. Las Arenas pasó a ser un coso taurino, su principal uso hoy en día, y cuyo aforo es de 12.500 espectadores.

arles-anfiteatro-cosoVER GALERÍA

Arles_anfiteatroVER GALERÍA

11.00  INMERSIÓN EN EL LEGADO ROMANO

Continuamos profundizando en los monumentos romanos. A unos minutos a pie del anfiteatro se halla lo que queda del Teatro Antiguo, del que se conservan dos columnas conocidas como «las dos viudas».  Muy cerca queda el Hôtel de Ville, la sede consistorial, terminada en 1676,  en cuyo subsuelo se ven los criptopórticos, un vasto sistema de galerías abovedadas construidas para poder edificar el foro de la ciudad sobre una superficie plana y que hoy se pueden visitar.  A solo 350 metros quedan las Termas de Constantino, del siglo IV, donde son visibles algunos hipocaustos del sistema de calefacción y algunas piscinas del recinto.

arles-foro-romanoVER GALERÍA

termas-arlesVER GALERÍA

13.00 APERITIVO Y TAPAS EN L'OUVRE BOITE

En el número 22 de la rue Cloître, entrando en el patio del hotel boutique du Cloître, podemos tomar un aperitivo o un lunch ligero en su restaurante, especializado en tapas y conservas procedentes de Portugal. Sardinillas, brandada de bacalao, pimientos rellenos de pescado, pulpo en salsa de tomate con hierbas..., siempre acompañados de buen vino o cerveza.

16.00   EL CLAUSTRO Y EL PÓRTICO DE SAN TRÓFIMO

A dos minutos a pie de L’ouvre Biote se alza la catedral primada de San Trófimo, que recuerda la importancia de Arles en la Edad Media. Al formar parte de una de las cuatro vías que atraviesan Francia en dirección a Santiago de Compostela, la ciudad vio como se levantaban en ella bellos edificios, como este templo dedicado a San Trófimo, con su solemne claustro interior románico y su bellísimo tímpano de la Gran Puerta del Oeste. Este pórtico que da a la plaza de la República se salvó de las guerras de religiones y destaca por la expresividad de todas las piezas de piedra. La visita puede culminar con un paseo sobre los tejados que permite contemplar el claustro, utilizado frecuentemente para exposiciones. Los tickets para el acceso a estas se adquieren en la oficina de turismo (boulevard des Lices, 9).

ARLES-catedralVER GALERÍA

arles-catedral-claustroVER GALERÍA

17.00  EL REGALO DE PICASSO AL MUSEO RÉATTU

Vamos ahora al Museo Réattu (Grand Prieuré, 10), situado en el antiguo Gran Priorato de la Orden de Malta, que se constituyó en el siglo XIX gracias a la donación de las obras del pintor local Jacques Réattu. En 1965 se inauguró en este bellísimo edificio el primer departamento de fotografía en un museo de Bellas Artes francés, con imágenes de Lucien Clergue, amigo personal de Pablo Picasso. Este, seducido por el lugar, decidió donar al museo 57 ilustraciones en 1971, las cuales constituyeron una de las primeras colecciones públicas dedicadas al genio nacido en Málaga. También se conserva en este museo una de las cartas más hermosas que Van Gogh escribió a Gauguin, único objeto original dejado por el artista durante su estancia en Arles.

19.30 CENA Y MÚSICA EN DIRECTO JUNTO AL RÓDANO

Para cenar y pasar una velada con  música en directo a orillas del Ródano el sitio más recomendable es Patio de Camargue (Chemin de Barriol, 49). Chico, uno de los fundadores de los Gypsy Kings, lo inauguró en 1995 y su visita resulta muy divertida cuando hace buen tiempo. Casi todo asombra en este pueblo gitano con su capilla, su hacienda, sus caravanas y su show musical en el sur de Francia.

Día 2

9.00 Circuito peatonal de Van Gogh

Vincent Van Gogh ocupa  un lugar de privilegio en la historia de esta ciudad. Enamorado del cielo azul de estas tierras, el maestro holandés llegó a Arles el 20 de febrero de 1888. Le acompañaba su amigo Paul Gauguin y su objetivo era doble. Quería crear, por un lado, una escuela de artistas y, por otro, deseaba recuperarse de los problemas de salud derivados de su adicción al alcohol, especialmente al vino, que le creaban serios procesos depresivos. Van Gogh no alcanzó ninguna de sus metas. Su amigo Gauguin regresó al norte del país, él se cortó su «famosa» oreja y acabó recluido en el viejo Hôtel-dieu-Saint Esprit -una antigua casa de salud del siglo XVI y hoy un Espacio Cultural que le homenajea- antes de su ingreso en el sanatorio de Saint-Paul-le-Mausolé en Saint-Rémy. De su etapa arlesiana, que abarcó quince meses, quedaron para la historia 300 lienzos. Muchos de ellos se pueden disfrutar gracias a las reproducciones que ha colocado el ayuntamiento en los lugares donde se supone que el pintor instaló su caballete. El jardín público, el hospital, el café Van Gogh, los muelles del río Ródano o la necrópolis romana, conocida como Los Alyscamps y que sigue atrayendo a decenas de pintores como le ocurría al propio Van Gogh, forman parte de ese original circuito peatonal que se puede realizar en esta ciudad de poco más de 50.000 habitantes, curiosamente una población similar a la de su época romana.

plaza-forum-arlesVER GALERÍA

12.00 El Museo Arlaten y Frederic Mistral

La Arles moderna está vinculada también a otra figura histórica del siglo XIX: Frederic Mistral. El poeta provenzal, considerado el artífice del renacimiento de la lengua occitana, es recordado en una estatua erigida justo en frente del Café Van Gogh y también en el Museo Arlaten, consagrado al estilo de vida en la antigua Provenza. Lo fundó el propio Mistral en un antiguo colegio jesuita después de recibir el Premio Nobel de Literatura en 19045. El Museo Arlaten incluye los restos del foro romano, clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el antiguo Hotel Laval-Castellane, que data de finales de la Edad Media y está clasificado como monumento histórico.

13.30 Almuerzo en la terraza del café Van Gogh

Inmortalizado en la «Terrasse du Café le Soir» de Van Gogh (1888), este café comercial de la place du Forum es un lugar icónico para tomar un lunch a la sombra de los plátanos.

cafe-van-gogh-arlesVER GALERÍA

15.00  Glacier Arelatis, el paraíso de los helados

Una buena opción para rematar el almuerzo es acudir a la heladería Glacier Arelatis (place du Forum, 8), muy próxima al Café Van Gogh, con una propuesta de sorbetes y helados de 40 sabores diferentes. No te pierdas alguno original como el de miel de lavanda o el de castaña.

15.30 El homenaje más moderno a Vincent Van Gogh

Una visita más para el que quiera profundizar en la obra del artista holandés. La fundación Vincent Van Gogh (Rue du Dr Fanton, 35), inaugurada en 2014, le rinde homenaje explorando su impacto en el arte actual. Con ese objetivo organiza exposiciones temporales en la que se comparten lienzos e  ilustraciones del maestro con otras creaciones de arte contemporáneo. Sube a la terraza de la azotea y fíjate en el techo de cristal de colores de su tienda.

17.00 Luma, el último proyecto de Arles

¿Una ciudad del futuro? ¿el último grito de la arquitectura mundial? Acercate a ver el atrevido diseño del arquitecto estadounidense  Frank Ghery, creador del Museo Guggenheim de Bilbao, que se inspira en los acantilados de los Alpilles y en el genio artístico Van Gogh para crear un edificio-escultura ultramoderno en Arles. La sede de la Fundación Luma (Parc des Ateliers) está ubicada en los antiguos talleres de la SNCF, un solar industrial recuperado donde trabajaban 1.800 obreros a finales del siglo XIX reparando los trenes de la compañía PLM. Calcula una hora y cuarto para la visita que es gratuita.

arles-fundacion-lumaVER GALERÍA

19.00 Despedida en un dos estrellas michelín

El prestigioso chef Jean-Luc Rabanel propone al frente de su taller gastronómico, L’Atelier de Jean-Luc Rabanel (Rue des Carmes, 3), una experiencia más que una comida. El menú único se compone de 13 platos por la noche. Cocina sana, orgánica y mágica, premiada con dos estrellas michelín, desde 2006.

MUY PRÁCTICO

CUÁNDO IR

La visita a Arles es más recomendable entre abril y octubre cuando las temperaturas son más suaves y el clima resulta más agradable. Normalmente el clima de la ciudad y sus alrededores es soleado, aunque conviene tener cuidado con el mistral, un viento frío del norte que puede perturbar la visita durante la época invernal.

CÓMO LLEGAR

Air Nostrum (airnostrum.es) y Ryanair (ryanair.com/es) operan vuelos directos a Marsella desde Madrid por precios inferiores a 100 € y Vueling (vueling.com) lo hace con punto de origen en Barcelona. Desde Marsella a Arles hay 93 kilómetros que se pueden cubrir por tren (sncf.com) en 55 minutos o por carretera en poco más de una hora.

CÓMO MOVERSE

Para disfrutar de la ciudad lo mejor es callejear y perderse por sus hermosas vías y plazas. Toda la zona del casco viejo está al alcance de la mano.

DÓNDE DORMIR

El Hotel&Spa Jules César (hotel-julescesar.fr/), reformado y decorado por el diseñador Christian Lacroix, ocupa un antiguo convento carmelita ubicado en el centro de Arles. Cuenta con piscina climatizada y un spa con jacuzzi, sauna y cabinas de masaje. O en el hotel Le Calendal (lecalendal.com/en/home) estratégicamente situado entre Las Arenas y el Teatro Antiguo, dispone de 38 habitaciones con vistas al jardín y a algunos monumentos del Arles antiguo. El spa está orientado al anfiteatro romano.

COMPRAS

Muebles de madera, tejidos de algodón provenzal y cerámica artesanal.

Y TAMBIÉN EN LA PROVENZA...

Grasse, la bonita ciudad medieval que en agosto huele a jazmín

Cómo descubrir el gran cañón del Verdon, el más espectacular de Europa

Más sobre

Read more