El Cañón del río Lobos, la excursión que nadie se pierde en Soria

Pocos rincones vamos a encontrar que provoquen tantas sensaciones como este paisaje tallado con paciencia infinita por la erosión y rodeado de leyendas. En su rincón más hermoso acoge una ermita medieval repleta de grabados y símbolos. Un espacio natural para disfrutar con todos los sentidos en tu próxima escapada.

Mil y una revueltas dibuja el río Lobos entre la localidad de Hontoria del Pinar y su desembocadura en el río Ucero, a los pies del castillo de esta población soriana. Median entre ambos puntos 24,6 kilómetros de riscos rojizos, cantiles que en algunos lugares superan los 100 metros de altura, infinidad de covachas y todo el repertorio de caprichosas formas en la piedra caliza con las que la naturaleza acostumbra a decorar sus rincones más selectos. Este pasillo natural ya lo descubrieron los habitantes de la Edad de Bronce, y 3000 años después, los caballeros templarios plantaron en el más maravilloso recodo del río la ermita románica de San Bartolomé. ¿Por qué eligieron este lugar? Muchas leyendas detrás, pero el misterio sigue ahí.

canon-rio-lobos-cuevasVER GALERÍA

LA VISITA

La visita al cañón debe de comenzar en Ucero, a 15 minutos de Burgo de Osma. Pero mejor haciendo un alto en el Centro de Interpretación del Parque Natural, que tiene por protagonista al cañón y su entorno prodigioso. Aparte de que sirve para tomar conciencia del alto valor ecológico que encierra, es el mejor sitio para preguntar qué se puede hacer en él y qué no, hasta dónde se puede llegar en coche y cuál es el mejor paseo atendiendo al interés, equipo o tiempo disponible. Se localiza junto al río en un sólido edificio de sillares que ha sido, a lo largo del tiempo, molino harinero, batán y fábrica de chocolate.

DOS OPCIONES

La forma más directa de plantarse en el cogollo de las hoces es conducir hasta el aparcamiento de Valdecea, el último habilitado en la pista de acceso señalizada. Desde el aparcamiento se abren dos opciones para alcanzar la ermita (1 kilómetro más allá). Las que discurren por sendas orillas del río entre bosques de ribera. La de la orilla derecha (en el sentido de la corriente), mucho más agreste y bonita exige buen calzado y caminar por una trocha. La de la izquierda es una pista de tierra por la que se puede ir hasta con silla de bebé.

camino-ermita-canon-rio-lobosVER GALERÍA

LA ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ

En no más de diez minutos se alcanza el rincón más emblemático del parque: el estrechamiento del cañón, cuyo paso parecen vigilar la ermita de San Bartolomé desde un lado, y la boca de la Cueva Grande, por el otro. Es la postal del recorrido, tanto por lo que se ve como por lo que no. Lo que se ve es un edificio de aires sencillos de finales del románico y principios del gótico con ciertos rasgos de decoración oriental, muy del gusto de los caballeros templarios. Lo que no se ve: el cúmulo de misterios, leyendas o suposiciones históricas que confluyen aquí. La creencia de que se trata de un lugar escogido por los templarios se refuerza con una atenta mirada a los canecillos de la ermita: cascos templarios; cruces, pentágonos estrellados, juglares, toneles y marcas de canteros o cabezas de lobo...

ermita-canon-rio-lobos-soriaVER GALERÍA

LOS MEJORES MIRADORES

Un estupendo remate a esta incursión lo constituye ascender hasta el alto de la Galiana por la misma carretera que lleva a San Leonardo de Yagüe para extasiarse con la contemplación, a vista de buitre, que brinda el mirador señalizado que se encuentra al final de las revueltas.

canon-rio-lobos-otonoVER GALERÍA

Otro alto de impagables panorámicas es el que ocupan las ruinas del castillo de Ucero, atribuido también a las manos del temple. Se asciende desde esta localidad por el camino circular señalizado PRC-SO-66. El circuito, de 6,5 km, además de al castillo conduce, antes de regresar al punto de partida, hasta las fuentes del Ucero y pasa junto a los restos del viejo canal romano que llevaba agua a Uxama.

HASTA EL PUENTE DE LOS SIETE OJOS

Adentrándose por las revueltas del cañón unos pocos kilómetros podemos disfrutar de algunas de sus estampas más hermosas. Desde la ermita, el paseo más típico consiste en alcanzar el puente de los Siete Ojos, a 9 km de distancia, por la Senda del Río (PR-SOBU-65), que recorre el fondo del cañón saltando en diversas ocasiones de una orilla a la otra mientras ofrece en cada revuelta hermosas vistas de sus paredes, repletas de cárcavas, oquedades y repisas desde las que es fácil observar a los buitres. Como el regreso se hace por el mismo camino, cada cual habrá de calcular sus fuerzas y tiempo disponible. Por supuesto, que sea un camino fácil y sin desniveles no implica que no se deba contar con el calzado y equipo adecuado y respetar escrupulosamente las normas del parque.

buitres-canon-rio-lobosVER GALERÍA

Y UN PLUS A LA EXCURSIÓN

El Burgo de Osma queda a tiro de piedra del discurrir del Duero. La vida de este pueblo gira en torno a su portentosa catedral gótica, que se levanta en la plaza Mayor y a su calle Mayor, con los típicos soportales y bares en los que probar «el mejor torrezno del mundo». Otros evocadores rincones y edificios son el ayuntamiento, el Hospital de San Agustín y la Universidad de Santa Catalina. La ruta podemos continuarla más allá hacia Gormaz, a 15 kilómetros, que tiene el castillo califal más grande construido en Europa por los árabes, con más de 1200 metros de murallas.

el-burgo-de-osmaVER GALERÍA

PARA DESCANSAR

En El Burgo de Osma, el Hotel II Virrey Palafox (virreypalafox.com), que ocupa un edificio histórico en el inicio de la calle Mayor. Un clásico castellano en todos los sentidos. En la misma localidad, Castilla Termal (castillatermal.com), ubicado en el edificio de la antigua Universidad Santa Catalina y cuyas habitaciones se distribuyen en torno a un espectacular patio central cubierto y porticado bajo el que se encuentran las terrazas y piscinas del spa.

A MESA PUESTA

Más que un restaurante el Virrey Palafox (virreypalafox.com) es una auténtica institución de la gastronomía soriana. Sus más cuarenta años de experiencia avalan una trayectoria. Sus Jornadas Rito-Gastronómicas de la Matanza, creadas en 1973 están declaradas fiesta de interés turístico nacional. Su extensa carta se renueva cada semana para combinar platos innovadores con los más tradicionales.

Y además sobre Soria:

Vuelta al pueblo, aun despoblados, los más bonitos de Soria

Una ruta de fin de semana por la Laguna Negra de Soria

Medinaceli, una joya de pueblo con más de dos mil años

Más sobre

Read more