Top 5 para un verano en familia en Barcelona

Qué ganas de volver a la playa, a las montañas y a esos pueblos que también nos han echado de menos. Y regresamos, porque, aunque este verano muchas cosas han cambiado, en ese territorio rico y diverso que son las comarcas barcelonesas podemos vivir experiencias inolvidables. Os sugerimos algunas.

EN UN CAMPING EN PRIMERA LÍNEA DE PLAYA

Despertarse con el rumor de las olas es un gran placer y qué mejor lugar que hacerlo alojándote en un camping de Costa Barcelona. En el Garraf, el Maresme y el Baix Llobregat podéis dormir en primera línea de playa en muchos de estos establecimientos ya sea en bungalós, en tienda de campaña o, si prefieres ir más por libre, en tu propia autocaravana. Roca Grossa (rocagrossa.com), en Calella; Globo Rojo (globo-rojo.com), en Canet de Mar, o Tres Estrellas (campingdelmar.com), en Gavà, con originales domos ecológicos son algunas opciones.

Camping-Roca-Grossa-en-el-MaresmeVER GALERÍA

DIVERSIÓN EN PLENA NATURALEZA

Si lo que os atrae de verdad es la montaña, el Berguedà (elbergueda.cat) es un paraíso para los que buscan naturaleza y calma. En el punto de unión del Prepirineo y el Pirineo, el Parque Natural del Cadí-Moixeró acoge cumbres emblemáticas, como el Pedraforca, reservadas a los más montañeros, pero también bosques de ribera, flora de alta montaña, abetos centenarios y una enorme biodiversidad que se descubre gracias a las salidas botánicas y de observación de fauna que organizan (parcsnaturals.gencat.cat/es/cadi).

Naturaleza-en-familiaVER GALERÍA

LA VIDA DE CAMPO MÁS AUTÉNTICA

Si además de alojaros en un entorno natural os apetece disfrutar intensamente de la vida de campo, a pocos kilómetros de la capital catalana encontraréis una amplia oferta de casas rurales (barcelonaesmoltmes.cat/es/web/planifica/cases-rurals/), muchas de ellas son explotaciones agrícolas y ganaderas en activo que invitan a sus visitantes más pequeños a participar en las tareas cotidianas. Recoger los huevos de las gallinas, dar de comer a los caballos, ordeñar las vacas o esquilar las ovejas son algunas de las propuestas familiares más enriquecedoras.

Turismo-rural-en-familiaVER GALERÍA

DEPORTE EN FAMILIA

Para los amantes de los deportes y de las experiencias intensas hay infinidad de actividades que se pueden hacer en el Maresme. Malgrat de Mar, Pineda de Mar, Calella o Santa Susanna garantizan muchas horas de deporte, juego y ejercicio físico en sus playas con bandera azul de aguas tranquilas, en sus estaciones náuticas y en sus parques. Las dos últimas, además, ostentan orgullosas las marcas turísticas «Destino de Turismo Familiar» y «Destino de Turismo Deportivo».

Estacion-nauticaVER GALERÍA

BAÑOS EN AGUA DULCE

Más allá de la playa y la piscina, las posibilidades de refrescarse al aire libre son múltiples. En el pantano de Sau, por ejemplo, hay playitas donde extender la toalla y broncearse al sol. El embalse de la Baells cuenta con un carril de natación en aguas abiertas. Y aunque para llegar al Gorg Negre hay que hacer una buena caminata, la excursión vale la pena, pues el premio es un espectacular salto de agua por donde se precipitan las aguas del río Gaià, uno de los lugares más bonitos del Parque Natural del Montseny.

Más información: Diputación de Barcelona

Piraguismo-en-el-embalse-de-la-BaellsVER GALERÍA

Y en Barcelona no te pierdas...

Ideas originales para disfrutar del mundo del vino cerca de Barcelona

Excursiones por la naturaleza y otras sorpresas entre el Mediterráneo y los Pirineos

Muchos ni te los imaginas, 13 rincones para perderte por la provincia de Barcelona

Más sobre