Cinco destinos cercanos para reencontrarnos con la naturaleza

Acantilados, preciosas playas, gargantas, valles, bosques, cumbres… De todo ello presumen todos estos lugares donde la naturaleza ha sido generosa: la Costa Brava, la Sierra de Guadarrama, la Costa da Morte, la Ribeira Sacra y los Parques Naturales de la Sierra de las Nieves y Grazalema. Apetece descubrirlos y respirar aire puro.

COSTA BRAVA

En la cima de un acantilado, rodeado de pinares y con ocho parques natu­rales a pocos kilómetros de distancia. No puede tener un enclave más excepcional el Parador de Aiguablava, pues es un lugar perfecto para desconectar del mundo y conectar con la naturaleza. Acabada su reforma integral, cuenta con un spa con vistas a la cala de Aiguablava, una zona de playa mayor y la mayoría de sus habitaciones, todas actualizadas, asomadas desde las terrazas al mar.

PARADOR-DE-AIGUABLAVAVER GALERÍA

COSTA DA MORTE (A CORUÑA)

Es verano y apetece estar cerca del mar. En Muxía, junto a la playa de Lourido, está el Parador de Costa da Morte, a cuyo alrededor quedan acantilados, preciosas playas y la impresionante cascada de Ézaro. Tras disfrutar de todo ello, no hay mejor descanso que el más nuevo de los establecimientos de la red, el número 98, que ocupa un edificio de nueva planta y arquitectura contemporánea, totalmente integrado en la ladera. Además de unas espectaculares vistas al mar, para momentos de relax, está la infinity pool de su terraza y el spa, asomados ambos al Atlántico.

parador-costa-da-morteVER GALERÍA

RIBEIRA SACRA (OURENSE)

Los ríos Miño y Sil se encuentran en ese espacio natural de increíble belleza del interior de Galicia que es el cañón del Sil, una profunda garganta de pendientes verticales en el corazón de la Ribeira Sacra. Aquí, en un antiguo monasterio del siglo VI, está el Parador de Santo Estevo, un monumental edificio con tres impresionantes claustros, habitaciones asomadas a los cañones, jardines, la terraza de su restaurante junto a un bosque de castaños y un exclusivo spa rodeado de árboles. Aquí se disfruta de la naturaleza y el silencio, como así es desde hace siglos.

PARADOR-DE-SANTO-ESTEVOVER GALERÍA

SIERRA DE GUADARRAMA (SEGOVIA)

Son los jardines y las fuentes de su Palacio Real lo que atrae a la mayor parte de los visitantes que llegan al El Real Sitio de La Granja, un pequeño pueblo de la Sierra de Guadarrama. Pero para los amantes de la naturaleza, a un paso quedan otros lugares emblemáticos de este parque nacional, como el puerto de Navacerrada, el valle de Valsaín, La Pedriza o el valle de la Fuenfría, con gran cantidad de caminos para practicar senderismo. Es el bonito entorno del Parador de La Granja, que ocupa dos edificios con historia: la llamada Casa de los Infantes, del siglo XVIII, y el Cuartel General de la Guardia de Corps. Hoy en su interior, lo que encontramos son cómodas y confortables estancias para que disfruten los huéspedes, desde habitaciones amplias y luminosas con una decoración moderna a un fantástico spa.

Parador-de-La-GranjaVER GALERÍA

SIERRA DE LAS NIEVES Y GRAZALEMA (MÁLAGA)

En el Parque Natural de la Sierra de las Nieves, el pico de La Torrecilla, los baños de aguas sulforosas de Tolox y actividades de aventura. En el de Grazalema, un paisaje de encinas, alcornoques y quejigos, la Garganta Verde, la cueva del Gato y el pico El Torreón. No hay un lugar más privilegiado para asomarse a estos dos parques naturales que el Parador de Ronda. Ubicado en un lugar estratégico, desde sus habitaciones se contempla la garganta del Tajo y el Puente Nuevo, la seña de identidad de esta encantadora ciudad malagueña.

Parador-de-RondaVER GALERÍA

Más información: parador.es

Más sobre

Read more