RUTA POR GUADALAJARA

Un pueblo negro, una cascada descomunal, un hayedo y mucha soledad

Las Chorreras de Despeñalagua y el hayedo de Tejera Negra, dos de las maravillas de la sierra de Ayllón, son el inicio y el fin de una ruta por el valle del Alto Sorbe. En el camino, la aldea fantasma de Umbralejo recuerda que esta es una de tierras más despobladas de España. Soledad y belleza no están reñidas.

De los llamados pueblos de arquitectura negra, Valverde de los Arroyos (a 70 kilómetros de Guadalajara) es, sin duda, el más encantador: un lugar de 90 almas con balconadas de madera cuajadas de flores, tejados de lajas de pizarra, una iglesia con sillares negros esquineros y, delante, la bolera, la fuente y el pico Ocejón de fondo. Este monte de 2048 metros es conocido en los círculos excursionistas como el «Cervino manchego». En realidad, dista mucho de ser una cumbre alpina, pero sí que exige cierta condición física, pues son tres horas de ascensión. Grande, como el esfuerzo, es la vista, donde la sierra del Ocejón entronca con la de Ayllón formando el laberinto más abrupto y solitario de España.

valverde-de-los-arroyosVER GALERÍA

CHORRERAS DE DESPEÑALAGUA

Solo lleva media hora (2,5 kilómetros) pasear por una senda casi llana desde Valverde hasta esta cascada, la mayor de las sierras de Guadalajara, donde el arroyo de la Chorrera, afluente del Sorbe, se precipita por una escarpadura rocosa del Ocejón dando tres saltos consecutivos que suman 120 metros de altura. El arroyo de la Chorrera no es, como algunos aseguran, la primera fuente del Sorbe, pero sí la más bella.

chorreras-de-despanalaguaVER GALERÍA

UMBRALEJO

Después de ver la cascada hay que sentarse a comer un cabrito asado, el plato estrella de esta serranía. Y terminado, acercarnos a ver el bonito pueblo de Umbralejo, ejemplo de arquitectura negra, que está solo nueve kilómetros más allá de Valverde, cuatro después de cruzar el río Sorbe. Abandonado en 1971, como otros de la sierra de Ayllón, fue elegido en 1984 para un programa público de recuperación de aldeas abandonadas con fines educativos. Sus casas, pulcramente restauradas, son hoy los dormitorios, los talleres y las aulas donde los escolares aprenden, trabajando en distintas actividades (apicultura, cestería, forja, construcción, reciclaje, jardinería…), la auténtica vida del campo.

UmbralejoVER GALERÍA

GALVE DE SORBE

A menos de 20 kilómetros está esta localidad en la que señorea desde un cerro el castillo de los Zúniga, del siglo XV, con una torre del homenaje tremenda llena de garitones y matacanes. El castillo no se puede visitar, pero es un buen lugar para subir y contemplar estas tierras solitarias. Como curiosidad, Galve de Sorbe es el único pueblo de Guadalajara que posee picota (la columna donde se colgaba a los ajusticiados en la Edad Media), pero no una ¡sino dos!

HAYEDO DE TEJERA NEGRA

Cantalojas, el último pueblo de la ruta, tenía más de 600 habitantes hace un siglo. Hoy, la cuarta parte. Es el sino demográfico de la comarca. Pero algo más animado a que es la puerta del hayedo de Tejera Negra, el más extenso del Sistema Central y el mayor reclamo de la sierra de Ayllón. A 2,5 kilómetros de la población, está el centro de interpretación, y ocho más adelante, el aparcamiento donde empieza la senda de Carretas (2-3 horas de duración), la más apetecible del parque natural y la que hacen casi todos los visitantes, así llamada por ser la que antaño seguían los fabriqueros con sus carros de carbón. El fuego de las carboneras se extinguió. Ahora son las hayas y las aguas saltarinas lo que mantienen viva la llama de la serranía, su esperanza y su alegría.

hayedo-tejera-negraVER GALERÍA

Y SI QUIERES MÁS…

Visita las iglesias de Villacadima, Cambisábalos y Albendiego, joyas del románico rural de Guadalajara. O descubre los pueblos de arquitectura negra, que además de Valverde de los Arroyos, pasa por Tamajón, Campillo de Ranas, Majaelrayo y El Cardoso.

albendiego-guadalajataVER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

Dónde dormir

En Valverde de los Arroyos, en El Nido de Valverde (elnidodevalverde.es), con suites rurales en una casa de arquitectura tradicional. También es restaurante. O en El Cárabo (elcarabodevalverde.com), un conjunto de cabañas rurales para dos o cuatro plazas. En Campillo de Ranas, en La Casa del Sol (casaruralcasadelsol.es), otra típica casa de arquitectura negra, rehabilitada y decorada con mimo.

Dónde comer

En Valverde de los Arroyos, en Los Cantos (tel. 627 65 48 18), donde comer cabrito asado, chuletón, solomillo y croquetas. Y en el Mesón Despeñalagua (tel. 949 30 74 49), que ofrece cocina casera con productos de la tierra, especialmente carnes de jabalí, corzo y cabrito. En Cantalojas, El Hayedo (tel. 949 30 30 41) es un restaurante sencillo frecuentado por quienes visitan el hayedo de Tejera Negra. Destacan los platos elaborados con setas.

Sigue leyendo otros reportajes relacionados:

Guadalajara en clave rural, por sus pueblos más bonitos

El castillo de Zafra, otro lugar para descubrir por Juego de Tronos

Más sobre