Coimbra, la Salamanca lusitana

Jardines, tradiciones, monumentos, historia y un muy buen ambiente estudiantil se dan cita en esta ciudad portugesa, aquella que fuera su capital durante varios siglos.

Ya a los romanos les pareció una estupenda ubicación la de este lugar para asentarse y fundar Aeminium. De aquella época quedan mosaicos y el criptopórtico, resto de galerías que formaron parte del foro romano, ahora Museo Nacional de Machado de Castro (museumachadocastro.gov.pt)

PRIMERA UNIVERSIDAD DE PORTUGAL

Fue a finales del siglo XIII, con la fundación de su Universidad, cuando el destino de Coimbra cambió para siempre. Perdió su título de capital del reino, pero ganó uno más importante, se convertiría en la capital de la cultura y el conocimiento, sede de una de las Universidades más antiguas de Europa.

coimbra-Biblioteca-Juanina-capilla-y-torre-universidadVER GALERÍA

En su parte más alta, allí donde dominaba el antiguo Palacio Real, se levantó un campus alrededor de las facultades de Artes, Derecho y Medicina. El Palacio Real, que perteneció a los primeros reyes lusitanos, se transformó en Pazo de las Escuelas y ahora es, junto al resto de edificaciones universitarias, Patrimonio de la Humanidad. Dentro de los diferentes edificios universitarios que pueden y deben visitarse, hay que destacar, a parte del Palacio, la Capilla de San Miguel o el Jardín Botánico, la Torre de la Universidad, conocida como La Cabra. Merece la pena hacer pierna y subir los 185 escalones de su estrecha escalera de caracol para disfrutar de la Coimbra panorámica, con el río Mondego como testigo de su historia. Las campanadas de La Cabra sirvieron para que nadie olvidara el horario de clases. La tradición marca que los estudiantes que acuden por primera vez a la Universidad no pueden ir por la calle una vez haya sonado la primera campanada del día.

coimbra-Rio-desde-la-torreVER GALERÍA

TRADICIÓN ESTUDIANTIL

Para ver los edificios universitarios es necesario sacar una entrada conjunta (visit.uc.pt/es). Para el Palacio, la Capilla de San Miguel o la Torre no suele haber problema de horario, pero sí para visitar la Biblioteca Juanina, la joya de Coimbra. Debe su nombre al rey Juan, impulsor de la obra y es una de las bibliotecas más famosas del mundo, máximo exponente del barroco civil portugués. En su interior está prohibido tomar fotografías, y lo justifican diciendo que allí viven varios grupos de murciélagos, encargados de devorar polillas y cualquier otro intruso capacitado para destrozar las joyas literarias que en ella se custodian.

coimbra-Estudiantes-cantandoVER GALERÍA

Pero caminar por las empinadas calles de la Coimbra alta también supone viajar al mundo estudiantil de siglos pasados. Los estudiantes cantan fados luciendo orgullosos sus estandartes, capas universitarias y el uniforme que los cataloga como aprendices en una de las universidades más importantes del Viejo Mundo. Sin ningún problema se dejarán fotografiar por todo aquel que se lo pida.

DOS CATEDRALES Y MUCHOS BARES

Con nuestra bella Salamanca, comparte que ambas tienen las universidades más antiguas de Europa, pero también dos imponentes catedrales. Sé Velha, la catedral Vieja es románica con un toque islámico y aspecto de fortaleza. En su claustro románico-gótico los rosetones son todos diferentes. La catedral Nueva comenzó a levantarse sobre una iglesia jesuita a finales del XVI. Su interior es barroco y destaca su retablo dorado y el trono de plata.

coimbra-Claustro-Catedral-viejaVER GALERÍA

Con Salamanca comparte también el gran número de bares, en este caso para tomar «petiscos», donde el bacalao suele ser protagonista. En la plaza del 8 de Mayo se encuentra el bellísimo monasterio de Santa Cruz, del siglo XII, y, a su lado, el famoso Café Santa Cruz, en su origen iglesia parroquial del monasterio, ahora lugar de encuentro para todo aquel que quiera recrearse en la historia de Coimbra mientras toma un café al melancólico ritmo del fado.

coimbrarua-Ferreira-BorgesVER GALERÍA

Cruzado el arco Almedina y las viejas murallas se alcanza la parte baja de la ciudad que bulle con sus comercios, calles peatonales, restaurantes, agradables cafeterías e imponentes edificios. La plaza del Comercio enfila hacia el río y desde el Largo da Portagem se cruza el puente de Santa Clara para, desde el otro lado, volver la vista atrás. Coimbra, ahora parece la hermana sabia de Oporto.

coimbra-rua-Fernandes-ThomasVER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR

En avión a Oporto o Lisboa. Desde los aeropuertos hay trenes y autobuses a Coimbra, a la primera hay 1 hora y cuarto y a la capital lusa, 2. Renfe ofrece un tren-hotel desde Irún, y ALSA autobuses desde Madrid, Burgos y Sevilla.

DÓNDE DORMIR

Apartamentos Orpheus (orpheus-universidade-unesco-heritage-coimbra.hotelmix.es). En la calle principal y junto al Arco Almedina.

DÓNDE COMER

Quesería Kabra Velha (Fernandes Thomas, 16). Ofrece una estupenda degustación de quesos y vinos portugueses.

El Trovador (restaurantetrovador.com). Buen bacalao y cocina portuguesa junto a la catedral Vieja.

CAFÉ Y COPAS

Café Santa Cruz (cafesantacruz.com). En la plaza 8 de Mayo.

Café Académico (plaza de la República, 33). Muy animado por la noche gracias a su ambiente estudiantil.

NO TE PIERDAS...

Visitar la conservera Comur (comur.com). Una de las más antiguas y tradicionales de Portugal, ubicada en un edificio que evoca la Biblioteca Juanina en Largo da Portagem, 25.

Otras ciudades portuguesas por descubrir:

Diez villas de las más bonitas de Portugal que merecen una escapada

48 horas en Funchal, del mar a la montaña

Rincones de ensueño en torno a Setúbal

Aveiro, la Venecia portuguesa y otras sorpresas en la ría

Siete cosas de Cascais que vuelven locos a los niños

Fotos imprescindibles que tienes que hacerte en Lisboa

Diez motivos para quedarte prendado del Alentejo

Más sobre

Read more